Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué pasa en el PRI? Las claves del conflicto interno tras derrotas electorales

La dirigencia nacional del PRI concluye mandato en agosto de 2023, pero intentará prorrogarse, según el senador Miguel Ángel Osorio, hoy principal crítico de Alejandro “Alito” Moreno.
mié 29 junio 2022 08:12 PM
Saul Lopez
Por derrotas electorales y acusaciones de corrupción, nueva crisis del PRI.

El senador priista Miguel Ángel Osorio acusó al líder nacional de su partido, Alejandro “Alito” Moreno, de pretender expulsarlo para prolongarse en el cargo y tener incidencia en las candidaturas a diputados, a senadores y a la presidencia para las elecciones de 2024.

Pero –advirtió- él no ha pactado con Morena, ni busca minar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), y se dijo listo para defenderse: “no estamos haciendo un grupo en contra, estamos haciendo lo que creemos por nuestro partido y ya sé que lo que le viene a uno, mentiroso como él, es tratar de buscar nuestra expulsión, nos veremos en tribunales. Yo estoy por mi partido”.

Publicidad

Así respondió Osorio, exgobernador de Hidalgo y quien fuera secretario de Gobernación de Enrique Peña Nieto, hoy la voz crítica del PRI con más visibilidad, a su dirigente nacional “Alito”, quien lo acusó de hacer, acorde con la estrategia de Morena, trabajo de zapa de la alianza opositora y debilitamiento del PRI. Es “distraído y pendenciero”, le dijo.

¿Qué pasa en el PRI?

Tras la derrota electoral del 5 de junio en cinco de seis entidades que renovaron gubernatura, un grupo de siete expresidentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con Osorio Chong, pidieron al dirigente nacional priista evaluar los resultados y la estrategia opositora, que había anunciado una “moratoria” para rechazar reformas constitucionales del interés presidencial.

En el encuentro -al que acudieron 11 expresidentes- se evaluaría no sólo la derrota electoral en 10 gubernaturas que han estado a refrendo en lo que va de su dirigencia (Campeche, Colima, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Tlaxcala, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Zacatecas) -con un solo triunfo en Durango, y en alianza-, sino el escándalo de los audios que involucrarían a Moreno Cárdenas con diversos delitos.

Estos han sido difundidos en el programa semanal “Martes del Jaguar” que emite en redes la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, de Morena, quien ha dado a conocer ya cuatro grabaciones privadas del priista con sus allegados, en las que se pone de acuerdo en supuestas operaciones de lavado de dinero y financiamiento ilegal de campañas.

Por todo eso, en el cónclave de exlíderes del tricolor al menos uno de ellos -que se mantiene aún a reserva- pidió expresamente la renuncia de Moreno Cárdenas y la de la secretaria general, Carolina Viggiano.

Entre las razones se planteó la "pérdida de confianza" por procesos de exclusión en la integración de órganos, además de la afectación al PRI y a la alianza opositora si en vez de fortalecerse como partido se debe dedicar a defenderse de acusaciones.

Pero “Alito” atajó que no renunciará al cargo, pues su periodo termina el 19 de agosto de 2023 y lo ganó vía elección interna, con 2,000,000 de votos y no por decisión, como antes, de un presidente de la República.

Tras el encuentro, apenas se fueron los expresidentes de su partido, el priista realizó en otra parte de la sede partidista una reunión con líderes de las 32 entidades para ser arropado y vitoreado.

Los invitó luego a una “comida de la unidad”, y después realizó una sesión de Consejo Político Nacional que igualmente lo respaldó.

 

¿Por qué urgen la salida de “Alito” del PRI?

En nueva carta difundida el 23 de junio los exlíderes tricolores –ya sólo firmaron nueve- y Osorio Chong, le pidieron un nuevo encuentro para aterrizar los acuerdos del día 14.

Le solicitaron fijar la ruta para la “renovación incluyente” de distintos órganos de deliberación y ejecución tricolor, y para la expedición de la convocatoria “para la renovación oportuna de la dirigencia nacional”.

El objetivo -hasta entonces- era que se tuviera con tiempo suficiente la convocatoria para que se renueve la presidencia, secretaría general y Comité Ejecutivo Nacional (CEN) tricolores en agosto de 2023, como marca el periodo por el cual asumieron el cargo, pues un mes después, en septiembre de 2023, se prevé que inicie formalmente el proceso electoral federal 2023-2024.

En cuanto inicie ese proceso será la dirigencia nacional en turno la que podrá determinar si participará o no en alianzas y con quién; controlará los requisitos, tiempos y reglas para la selección de candidaturas -propias o en coalición- a 500 diputados federales, 128 senadores y presidencial.

Sin embargo, existe jurisprudencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que al resolver los casos de relevos de dirigencias nacionales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de Morena, a meses del arranque de elecciones federales, ha permitido a los dirigentes prorrogar sus mandatos en aras de que se preparen para contender en las elecciones constitucionales, sin distraerse en los procesos internos.

¿Habrá expulsión de rebeldes del PRI?

Aunque Moreno Cárdenas aseguró, tras el primer encuentro con los exlíderes, que hubo acuerdos y habría reuniones periódicas, descartó una nueva reunión privada con ellos.

A la carta donde se le solicitó este segundo encuentro, respondió públicamente: “será un gusto recibirlos y platicar con ellos” pero en la próxima reunión del Consejo Político Nacional (CPN) y en asuntos generales. Y hasta el momento no hay fecha de realización, ni se ha convocado a ese cónclave.

Sin embargo, fue este lunes 28 de junio cuando Moreno Cárdenas acusó directamente a quienes piden su salida o elección de nueva dirigencia que acordaron con Morena esa estrategia.

Y directamente se refirió a Osorio Chong. “No comparto lo que ha expresado el senador porque atenta contra la unidad interna del partido, traen la misma narrativa que trae el gobierno de la República en el caso del senador”, acusó.

 

“Es lamentable –agregó Moreno- que un compañero correligionario adopte la misma postura que tiene el gobierno de la República de dividir a la oposición, de atacar a la oposición y de pretender dividir al PRI”.

Anticipó por ello eventuales sanciones: “el Consejo Político Nacional no va a permitir, porque así se ha expresado, que nadie, ningún priista por más importante que se sienta, que permitamos que atente contra la unidad del partido, eso no lo vamos a permitir”.

En rueda de prensa el martes 28, tras anunciar su propuesta para liberar la portación de armas, se quejó de que apenas se había realizado un primer encuentro con exlíderes y le urgieran ya otro. Y de manera insistente acusó que quienes buscan su salida que buscan, como Morena, romper la alianza opositora con Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En referencia a Osorio Chong quiso minimizar sus reclamos: “no es tema para nosotros ese tema del senador. Está en todo su derecho, lamentable lo que estén haciendo, pero aquí se respetamos a todos. No me merece la más mínima opinión esa campaña que está haciendo, pero bueno espero que le vaya bien en su vida”.

Lo que sí, deslindó a la mayoría de los exdirigentes priistas de esa posición crítica, pues dio a conocer que ya se ha reunido con cinco de ellos y todo “muy, muy bien”.

“La mayoría de los expresidentes del PRI no planteó lo que salió a declarar el senador. Son 15 expresidentes del PRI vivos que son parte del CPN, son 18, dos renunciados, un expulsado y uno que está en el PRI […] El mayor de los respetos a las expresidentas y expresidentes porque él no es presidente ¿no? Él es senador”, dijo.

Los críticos, señaló, “no son la militancia” y aquí “no hay priistas de primera y de segunda, todos somos iguales”.

Además, advirtió que los priistas saben quiénes son los que hacen campaña en tierra, en los seccionales, “quiénes están en la lluvia y en el sol, pero también saben quiénes son los campeones mundiales de las plurinominales, quiénes son los reyes del trapecio”.

¿Hacen priistas el caldo gordo a Morena?

Esa postura se debió a que previamente Osorio Chong había radicalizado su postura. El viernes 24, en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, pidió al PAN y al PRD no negociar los acuerdos de una alianza para el 2024 con Moreno Cárdenas, pues a él no le tocará esa decisión.

“Vamos a seguir en el camino de pedir primero que se vaya del partido, que abra la convocatoria para la nueva dirigencia, y pedirle por supuesto al PAN y al PRD no hacer acuerdos con quien no tiene (facultades) porque termina su mandato el 19 de agosto del próximo año”.

En el mismo tono, este martes, tras la conferencia que dio en el CEN del PRI “Alito”, Osorio Chong respondió a sus críticas, ya personalizadas en él, en diversas entrevistas, y anticipó la ruta jurídica que podrían seguir para concretar el relevo en el liderazgo tricolor.

 

A Moreno Cárdenas le espetó: “¿quieres quedarte porque no tienes una autorreflexión ni autocrítica?. Está bien, quédate. Pero llama a elecciones para que ya se tenga la dirigencia que entrará en agosto del próximo año y acompañe para la toma de decisiones de la alianza del 2024″.

El exresponsable de la política interior del país se deslindó de Morena pues –dijo- él es promotor de una alianza opositora y nunca ha dialogado con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. A diferencia, dijo, del dirigente tricolor.

“No me he sentado con nadie del gobierno, y él sí. A mí nadie me puede señalar de alguna reunión y a él sí; entonces debe verse al espejo para esas acusaciones”.

El mayor impulsor de la alianza soy yo, dijo, pero “creo que para derrotar a Morena hay que llegar en alianza, en la coalición fuerte, bien diseñada y no con una dirigencia que está señalada y que entonces difícilmente va a poder tener acuerdos”.

Con las acusaciones que enfrenta Moreno “está arrastrando al PRI a su desprestigio” y además ha centralizado todas las decisiones “para hacerse un partido a modo, (pero) es un partido que no le pertenece. Nuestro partido es mucho más grande que ´Alito´”, reclamó el hidalguense.

Además de las declaraciones Osorio emprendió su defensa en redes, en donde le tundieron críticas porque supuestamente pretende dividir a la alianza opositora Va por México.

¿Qué sigue para impulsar el relevo en el PRI?

De acuerdo con Osorio Chong hay una ruta para que el presidente y la secretaria general del tricolor salgan en noviembre de este año.

Primero, por la vía de procesos internos para sancionar a “Alito”, pues ya se han presentado denuncias ante la Comisión de Justicia Partidaria del PRI en las que se señala “ineficacia, ineficiencia y lo que se le ha señalado de corrupción, de acciones al margen de la ley”, situación que desprestigia y mina a ese partido.

A esa instancia interna, en la que anticipó que probablemente no prospere porque “sabemos que tiene el control” le seguirá recurrir a los órganos electorales.

En segundo plano acudirán al Instituto Nacional Electoral (INE), mismo que tiene entre sus facultades ver que se cumplan los documentos básicos partidistas, entre ellos los relativos a la duración de los cargos.

Después, de ser el caso, se acudirá a la siguiente instancia, el TEPJF “para pedir que haya una elección y se renueve la dirigencia de manera anticipada en el marco de la ley”, de acuerdo a Osorio.

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad