Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

50,000 muertos por COVID

La cifra se confirmó esta semana; sin embargo, es un hecho que México ha rebasado los 50,000 decesos por coronavirus COVID-19 en poco más de cinco meses de la epidemia.
mié 05 agosto 2020 11:59 PM
Persona fallecida por COVID-19
México rompió su pico de defunciones este 20 de mayo, al registrar 224 decesos en 24 horas, con lo que ese día acumuló 6,090 muertes de enfermos de COVID-19.

Es un hecho que México ya rebasó la barrera de los 50,000 muertos por COVID-19. La cifra oficial reportada por los funcionarios de la Secretaría de Salud este jueves 6 de agosto fue de 50,517 decesos; sin embargo, los fallecimientos que se han suscitado en las últimas tres semanas, es decir, del 14 de julio al 3 de agosto no se han terminado de registrar y, de continuar la tendencia, la cifra será mayor a la reportada como casos confirmados.

¿Cómo es que hay diferencia? La diferencia está en que no sólo hay casos confirmados, sino también sospechosos. El propio subsecretario Hugo López-Gatell ha explicado que la cifra de muertos que se reporta en el corte diario no significa que los decesos se hayan presentado en las últimas 24 horas, sino que sucedieron en los días previos y se van agregando con hasta tres a cuatro semanas de demora, cuando se van confirmando que padecieron la enfermedad.

Publicidad

Esa explicación se dio luego de que el 3 de junio se reportó un total de 11,729 decesos, aunque lo relevante fue la diferencia de 1,092 muertes en 24 horas si se tomaban los 10,637 decesos del día previo, el 2 de junio.

Se aclaró, el 4 de junio, que en ese momento se tenían 12,545 decesos y que la cifra se incrementaría en los siguientes días cuando las “1,033 muertes sospechosas” se confirmaran como parte de los casos de COVID.

Este proceso de agregar fallecimientos de fechas anteriores se mantiene actualmente, aunque el dato de los decesos sospechosos ya no se presenta, pues fue eliminado de la conferencia diaria desde el 6 de julio, cuando se incluyeron datos estatales en sustitución del avance nacional.

La cantidad de muertos se fue incrementando, primero, de forma imperceptible, desde que se reportó la primera muerte por COVID el 18 de marzo , y luego de manera acelerada. Cabe resaltar que el primer deceso no se dio a conocer en la conferencia diaria, sino a través de un mensaje de Twitter a las 22:46 horas.

Por ser el primer fallecimiento, se detalló que la persona fue un hombre de 41 años que presentó padecimientos de COVID-19 desde el 9 de marzo y que la enfermedad se complicó porque el paciente también padecía diabetes, desde entonces todo se convirtió en números.

Publicidad

¿Cómo se llegó a los 50,000 decesos, según el reporte oficial?

El registro diario de datos permite ver que el 23 de abril se superaron los 1,000 decesos , exactamente se reportaron 1,069. Es decir, entre el primer fallecimiento y los 1,069 decesos debieron pasar 45 días. A partir de entonces, los periodos de duplicación han sido extraños y fuera de toda lógica. Por ejemplo, pasar de 1,000 a 2,000 tomó sólo nueve días, pues el 2 de mayo llegamos a 2,061 decesos.

Once días después, el miércoles 13 de mayo, se tenía otra duplicación, al sumar 4,220 decesos. La cifra de 8,134 muertos, otra duplicación, se alcanzó el 26 de mayo. Para el 31 de junio, fecha en que terminó el confinamiento y empezó la llamada etapa de “nueva normalidad” se tenían 9,930 decesos, no era una duplicación, pero fue un momento relevante en el registro.

Siguiendo la fórmula de observar la duplicación de decesos para medir el avance de la epidemia, es importante ver que de los 8,000 pasamos a los 16,000 fallecimientos el viernes 12 de junio, cuando se reportaron 16,448 decesos; es decir, una nueva duplicidad en 16 días.

La cifra de 32,796 decesos se alcanzó el 8 de julio; ahora, la duplicación se dio en 26 días. De esa fecha a los 48,869 decesos han pasado otros 26 días.

Publicidad

El propio subsecretario ha reconocido que existe un subregistro de datos, pues los estados no reportan todos los casos. Incluso, mencionó que cuando se da un fallecimiento en una persona hospitalizada ya no es prioritario para el personal médico confirmar si el paciente padecía o no COVID, sino que se continua atendiendo pacientes.

El diario The New York Times publicó en su portada del 24 de mayo una lista de nombres con la cabeza a ocho columnas “U.S. Deaths nears 100,000, an incalculable loss”. El diario homenajeó a los 100,000 muertos en Estados Unidos con una lista de 1,000 nombres. Calificó el hecho como una pérdida incalculable.

Estados Unidos suma ahora 156,806 fallecimientos confirmados por COVID. La población estadounidense es de 328 millones, casi el triple de la mexicana, y para el diario más influyente de ese país el llegar a los 100,000 decesos fue un momento simbólico.

Para México, cruzar la cifra de 50,000 decesos generó un momento propicio para agudizar las críticas y las defensas sobre el desempeño de la administración del presidente López Obrador, algo lamentable, pues lo realmente productivo sería no olvidar que cada deceso representa una pérdida irreparable y que cada decisión que se tome a partir de ahora impactará a los próximos miles de personas que se contagien y lleguen a morir como los 50,000 fallecimientos que ya se han presentado en México.

¿Por qué México necesita una vacuna propia contra el Covid? | #AsíLoVemos

______________________

Nota del editor: el autor es jefe de información en Expansión Política.

Las opiniones en este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad