Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El GAP, una tribu de Morena que pretende arrebatar el Estado de México al PRI

Aunque asumieron un compromiso de unidad entre aspirantes a la candidatura del estado de México, nada está escrito en Morena.
lun 13 junio 2022 08:20 PM
Los aspirantes a gobernar el estado de México en 2023, de la corriente GAP de Morena.

A 28 años de su fundación, en el seno del Partido de la Revolución Democrática (PRD), la corriente hoy morenista Grupo de Acción Política (GAP) podría ser la protagonista que le arrebate al Revolucionario Institucional (PRI) su bastión, el Estado de México.

Pero son las tres figuras visibles del GAP las que se disputan la candidatura: Higinio Martínez, líder y fundador de esa corriente, Horacio Duarte, su segundo en la entidad, y Delfina Gómez, a quien ambos formaron políticamente.

Publicidad

Los tres han sido presidentes municipales de Texcoco, y tanto Horacio Duarte como Delfina Gómez fueron encabezados en su momento por Martínez.

Los tres somos “inseparables amigos”, dijo Martínez en su primer informe legislativo, el 18 de julio de 2019, en que arrancó tareas para lograr el cambio en el Estado de México, es decir, su postulación.

Pero ahora las cosas podrían cambiar una vez que se defina la candidatura de Morena al gobierno del estado, a disputarse el 4 de junio de 2023, y la decisión podría generar visos de división interna, misma que se buscó cancelar con el acto multitudinario en Toluca, el domingo 12.

Los orígenes

En 1993, el PRD tenía apenas cinco años de vida y era una fuerza novedosa que permeó en las zonas rurales y marginadas del Estado de México.

Fue una fuerte movilización poselectoral en Texcoco, siendo Higinio Martínez entonces candidato a alcalde, lo que reunificó a las corrientes de izquierda del oriente del estado, principalmente a los liderazgos provenientes del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT) –al que pertenecía el entonces perredista– y de la Unidad Izquierda Comunista (UIC).

Con Higinio a la cabeza, los perredistas tomaron durante ocho semanas el palacio municipal, en rechazo a un nuevo gobierno municipal del PRI, pues la diferencia de votos entre ambos fue de apenas 526 sufragios.

Resultado de las protestas se integró el primer cogobierno municipal en el estado, con un alcalde del PRI pero, fruto de las negociaciones, con un secretario del Ayuntamiento del PRD, y fue el compañero de luchas de Martínez, Horacio Duarte, quien asumió esa segunda posición en el municipio.

Resultado de esas luchas, entre 1994 y 1995 surgió el GAP, que fue el impulso que llevó a Higinio Martínez a la dirigencia estatal del PRD, en 1995.

Al año siguiente consiguió para el PRD cifras históricas de alcaldías, regidurías y escaños en el congreso local. Y desde ahí y desde entonces ha podido controlar las candidaturas a diputados federales, locales y alcaldes, acrecentar su grupo político en perfiles y financieramente, lo que ha extendido su poder en el tiempo.

 

Así, aunque Martínez Miranda –para 1999 senador– perdió las elecciones a gobernador frente al priísta Arturo Montiel, en realidad creció políticamente, pues en el 2000 se integró al gabinete del entonces jefe de gobierno de la Ciudad, López Obrador, como coordinador de Asuntos Metropolitanos.

¿Será candidato el más cercano a AMLO?

De los tres contendientes por la candidatura sólo Delfina Gómez y Horacio Duarte se mantienen dentro del círculo más cercano de López Obrador, en tanto que Martínez, quien ha tenido relación cercana con él desde hace casi 27 años, se encuentra hoy distanciado.

La maestra Delfina Gómez ha sido de las integrantes del gabinete que más elogios ha recibido del presidente, por su origen humilde.

De ser una profesora de primaria, gracias a sus vínculos políticos fue alcaldesa de Texcoco –desde donde investigaciones del INE confirmaron que financió al GAP– y es senadora con licencia desde 2018, en que fue designada coordinadora de los Programas de Desarrollo en el Estado de México y luego, en febrero de 2021, nombrada titular de la Secretaria de Educación.

Otro de sus logros ha sido estar cerca de derrotar al PRI en el Estado de México, pues en 2017 fue la candidata de Morena y se quedó a 2.87% de votos de distancia, (168, 833) del hoy gobernador Alfredo Del Mazo.

Las encuestas de salida de Morena indican que Delfina ha ganado: Horacio Duarte

El abogado de AMLO

Horacio Duarte Olivares, en tanto, presume su cercanía con López Obrador, pues fue representante de Morena en el Instituto Nacional Electoral (INE) durante su liderazgo y en el triunfo de 2018, además de haber sido su defensa jurídica durante el desafuero al que fue sometido en 2005.

“Y el mayor orgullo, haber sido el representante de Morena en el INE y recibir el documento que acreditó el triunfo de nuestro movimiento en el 2018”.

 

Duarte ha sido, además, líder de Morena en el Edomex, fue alcalde de Texcoco en 2000 y al inicio del gobierno de López Obrador fue subsecretario del Empleo en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) pero desde el 1 de mayo de 2020 es el administrador general de Aduanas, del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La relación con López Obrador es evidente, si se considera que fue uno de los encargados de redactar la iniciativa de reforma electoral presentada por el Ejecutivo el mes pasado, responsabilidad que López Obrador no dio a ninguno de los cientos de diputados y senadores morenistas, ni a la representación de ese partido ante el INE.

Diferencias con AMLO y ruptura

Mientras, Higinio Martínez, quien por segunda ocasión es senador mexiquese, ha sido coordinador de la campaña de López Obrador en el estado en sus tres campañas presidenciales, fue parte de su gabinete ampliado cuando fue jefe de gobierno de la ciudad, pero al inicio de su gobierno en 2018 marcó su distancia en dos temas, que desde entonces lo mantienen marginado del Ejecutivo.

Él mismo habló de estos diferendos hace casi dos años, el 18 de julio de 2019, en su primer informe legislativo como senador, en que se cumplían 23 años (hoy son casi 26) de convivir con López Obrador.

“Y de estar en las buenas y en las malas y en las pésimas […] Ese mismo tiempo me da el derecho, me lo he ganado, de disentir respetuosa y fraternalmente…nunca me he avergonzado de lo que pienso”.

“Por eso mi posición (de rechazo) sobre la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco no se ha modificado. La expresé públicamente. Seguro estoy que con el nuevo gobierno todos los peros que le pusimos a ese proyecto se corregirían. No fue así. Se canceló el proyecto en Texcoco y se cambió a Santa Lucía, municipio de Tecámac. Decidí entonces, respetar la decisión”.

La segunda diferencia fue sobre los dineros:

“Expresé mi postura sobre la posición del ejecutivo federal de pedirnos a las entidades del centro y norte del país que aguantemos hoy, porque le toca al sureste de la nación un mayor impulso…. (pero) mi estado necesita la misma atención que el sur, el norte y todo el centro del país. Todos hijos, todos entenados. Fuera de estos diferendos, tengan la certeza que seguiré trabajando para que la cuarta transformación se cristalice”.

Publicidad
Publicidad