Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La violencia sin ceder en 2 años y medio de AMLO: suman 91,619 asesinatos

El recrudecimiento de la violencia en las últimas semanas responde a la conclusión del confinamiento por COVID-19, y a reacomodos de las células del crimen organizado, coinciden expertos en seguridad.
lun 26 julio 2021 06:00 AM
Guardia-Nacional
En la administración de López Obrador, la violencia recorre México sin reparos con la reorganización de los grupos delincuenciales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador cerró 2 años y medio con más de 91,000 homicidios dolosos y feminicidios, pero también con un recrudecimiento en la violencia que se ha reflejado en masacres y enfrentamientos entre población civil y grupos del crimen organizado en entidades como Michoacán, Zacatecas, Tamaulipas y Chiapas.

Expertos en seguridad pública advierten que el aumento en la violencia de las últimas semanas es en parte por el desconfinamiento a causa de la pandemia del coronavirus, pero también por reacomodos de los grupos criminales.

Publicidad

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), desde diciembre de 2018 y hasta el 30 de junio, en el país se registraron 89,064 homicidios dolosos y 2,555 feminicidios, que sumados alcanzan las 91,619 muertes violentas en el país.

Tras la jornada electoral del 6 de junio, la violencia se ha recrudecido en el país. Un mes antes de la jornada electoral, las fiscalías y dependencias federales reportaron el homicidio doloso de 2,370 personas en el país y un mes después esa cifra se ubicó en 2,401, es decir, hubo 31 asesinatos más.

“Ha recrudecido la violencia en las últimas semanas. Tiene que ver con el desconfinamiento, en estos meses, ahora tenemos un repunte en la violencia que ya había cedido un poco”, asegura Angélica Canjura, investigadora de la organización Causa en Común.

Publicidad

Además del incremento en el homicidio, se registraron varias masacres y al menos 7 estados enfrentan aumento de hechos violentos: Michoacán, Chiapas, Oaxaca, Zacatecas, Guerrero y Tamaulipas.

Por ejemplo, en Zacatecas, el 23 de junio, 9 personas fueron asesinadas (2 de ellas eran policías de San Luis Potosí, cuyos cuerpos fueron colgados de un puente). 2 días después, se registró , un enfrentamiento entre grupos criminales dejó como saldo 18 personas muertas y cinco días despúes se reportaron 4 muertos más.

En este estado, la violencia se recrudeció debido a un enfrentamiento entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa.

Tamaulipas tuvo una jornada violenta el 20 de junio luego de que grupos criminales asesinaron a 19 personas, de las cuales 15 eran civiles y 4 presuntos delincuentes, en distintos puntos de Reynosa.

Nueve días después, en esa entidad gobernada por Acción Nacional, un enfrentamiento entre grupos criminales en el municipio de Miguel Alemán dejó como saldo 9 personas muertas.

Michoacán es otra de las entidades en donde los últimos días se ha recrudecido la violencia. No solo se trata de Aguililla, también de comunidades como Tangamandapio, Buenavista Tomatlán y Apatzingán han sido escenarios de balaceras entre grupos criminales y bloqueos en las carreteras.

Chiapas también ha sido escenario de violencia. En el estado surgió un nuevo grupo de autodefensas denominado “Los Machetes", el cual nació para “expulsar a sicarios, narcotraficantes y al crimen organizado".

Carlos Rodríguez, especialista en seguridad y miembro del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), asegura en que el repunte de la violencia es reflejo de que la autoridad ha cedido espacios al crimen organizado, mientras se realizan "reacomodos de poder".

Publicidad

“Este mayor activismo de la delincuencia organizada se da porque aprovechan estos momentos de transición de poder, ellos están levantando la mano y ejerciendo su fuerza, lo que los hace partícipes de estos reacomodos de poder”, afirma.

El presidente López Obrador ha asegurado que aunque lo critiquen, se mantiene en que la mejor estrategia es 'abrazos, no balazos'”.

Sin embargo, en las últimas semanas ha tomado medidas. Primero decidió hacer itinerantes sus reuniones de seguridad de los lunes y llevarlas a los estados. Inició en Tabasco y este lunes se trasladó a Veracruz.

A Palacio Nacional convocó a los gobernadores electos y en funciones de Morena, a quienes les pidió atender la seguridad de manera personal, pero sobre todo focalizar acciones en los 50 municipios que concentran el 42% de los homicidios dolosos.

Y es que de esos 50 municipios, Morena es gobierno en 25 (56%), el PAN en 9 (18%), Movimiento Ciudadano en 6 (12%), el PRD en 3 (6%), el PRI en 3 (6%) y el Verde Ecologista en 1 (2%).

Focalizar las acciones de seguridad en 50 municipios no es una estrategia nueva. En el gobierno del entonces Enrique Peña Nieto también anunció que se reforzarían acciones de prevención social, fortalecimiento institucional y combate a la violencia en 50 municipios que también concentraban el 42% de los homicidios dolosos del país.

“Parecería correcto centrar los esfuerzos y recursos de la federación y municipios clave, pero no va a tener mucho impacto debido a que no tiene una estrategia clara. Parte del problema de la violencia es que no hay una estrategia clara y la estrategia de abrazos y no balazos, no funciona”, comenta Carlos Rodríguez de Casede.

El director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Francisco Rivas, advierte que las condiciones de inseguridad han empeorado con el gobierno del presidente López Obrador.

“Seguimos viendo que las condiciones desde que tenemos este Gobierno han empeorado, el homicidio ha crecido en más de un 8%, los feminicidios casi un 20%, en los primeros 30 meses de esta administración”, destacó en la presentación del reporte semestral de Incidencia delictiva 2021.

Estrategia reactiva y no preventiva

Angélica Canjura asegura que, aunque la pacificación del país puede darse a través de una estrategia de prevención, el gobierno actual ha optado por acciones de reacción.

“Solo hay reacción por parte del gobierno federal en coordinación con gobiernos estatales y Guardia Nacional, cuando ya ocurrieron actos de extrema violencia, donde la población ya se ve amenazada por grupos delictivos, es cuando podemos ver la acción de las fuerzas del Estado, antes no, no vemos estrategia de prevención”, asegura la especialista en seguridad pública.

El presidente López Obrador ha asegurado que su administración atiende el problema de la violencia desde sus causas, lo cual incluso pidió replicar a los gobernadores de Morena, quienes gobernarán a 58 millones de mexicanos, (46%) de la población.

Para Carlos Rodríguez, si bien es importante atender el problema de la inseguridad a través de las causas, la emergencia de violencia, no permite esperar porque cada día mueren por la violencia casi 100 mexicanos.

“Es bueno identificar las causas, pero es insuficiente ante actores de un nivel de violencia como los grupos del crimen organizado”, destaca.

El presidente ha asegurado que si no logra pacificar el país, uno de sus compromisos desde antes de tomar posesión, no acreditará históricamente su gobierno.

Publicidad
Publicidad