Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carlos Ahumada, Robles y Juan Collado, tres enemigos de AMLO bajo proceso

Tras los videoescándalos de 2004, que se consideraron un ataque político contra AMLO, ahora tres de los involucrados en el plan para exhibir a colaboradores del hoy presidente se encuentran detenidos.
sáb 17 agosto 2019 03:13 PM
videoescándalos 2004.jpg
Pasado. Los videos de René Bejarano recibiendo dinero fueron uno de los escándalos políticos más importantes de 2004.

Con la detención del empresario argentino Carlos Ahumada, ya son tres los protagonistas de los llamados “videoescándalos” que son detenidos y sujetos a proceso penal por diversas acusaciones: además del empresario, los otros dos son el abogado Juan Collado, cercano a Carlos Salinas de Gortari, y la propia Rosario Robles, quien apenas el martes fue sometida a la medida de prisión preventiva en lo que se le sigue juicio en su contra por su papel en “La Estafa Maestra”.

Ahumada fue detenido la tarde de este viernes 16 de agosto en su país cuando intentaba salir del mismo, pero fue detectado por elementos de seguridad quienes dieron cumplimiento a una solicitud de captura por parte del gobierno mexicano.

Publicidad

¿Cómo fue la historia de los "videoescándalos"?

El 3 de marzo de 2004, el noticiero “El Mañanero” de Brozo hizo público un video en donde Ahumada, exdueño del club de futbol León y del Santos, entregaba 45 mil dólares en efectivo al entonces líder de la bancada de los diputados perredistas en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, René Bejarano.

Ese dinero iba a ser destinado a campañas políticas del PRD, presuntamente, a cambio de contratos en obra pública y nombramientos de funcionarios en la Ciudad de México.

La publicación de ese material audiovisual formó parte de una serie de videos conocidos como “videoescándalos”, los cuales involucraban a otros perredistas y funcionarios capitalinos, como Gustavo Ponce, entonces secretario de Finanzas del gobierno de la capital del país. El escándalo, que derivó en que Bejarano fuera enviado a prisión, salpicó a otras figuras políticas capitalinas, entre ellas, Carlos Imaz, exesposo de Claudia Sheinbaum, ahora jefa de Gobierno, quien en esos años también fue grabado en video recibiendo dinero por parte de Ahumada.

Lee también: 3 entrevistas, 25 dictámenes y 17 oficios, los datos de prueba contra Robles

Bejarano declaró, en esa ocasión, que el dinero lo recibió por órdenes de Robles, quien dirigió al PRD de 2002 a 2003, para financiar campañas del partido.

En su momento, Andrés Manuel López Obrador, entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, acusó que dichos videos fueron parte de un complot, orquestado por Carlos Salinas de Gortari y Diego Fernández de Cevallos, para afectar su imagen y sus aspiraciones por contender por la presidencia de la república en 2006.

Publicidad

Al ser detenido el 31 de marzo del 2004 en Cuba, Ahumada confesó que la difusión de los videoescándalos fue maquinada por Salinas de Gortari, Fernández de Cevallos y el abogado Juan Collado, quien hoy se encuentra en prisión preventiva por el presunto delito de lavado de dinero.

Carlos Ahumada
Esta imagen corresponde a abril de 2005, cuando Ahumada estaba detenido en México, en el Reclusorio Oriente, acusado de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Robles, entonces compañera de partido de López Obrador y exjefa de Gobierno, fue responsabilizada por esa campaña, ya que ella estuvo afuera de la habitación donde Ahumada y Salinas vieron los videos.

Ayer, la Policía Federal de Argentina capturó a Ahumada, quien tenía una ficha roja de la Interpol, en el puerto internacional Aeroparque Jorge Newbery.

Recomendamos: Juan Collado, el abogado y amigo de la clase política mexicana

Previo a la detención de Ahumada, el pasado 13 de agosto el juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal le negó un amparo, por haber sido presentado de manera extemporánea, con el que buscaba evitar que la FGR solicitara una orden de aprehensión en su contra.

Con esta detención, ya es la segunda vez que el empresario es detenido por las autoridades y privado de su libertad: en 2004 fue encarcelado a causa de un contrato por 31 millones de pesos entre su empresa Grupo Quart y la delegación Gustavo A. Madero.

Una década después, Robles, ya como secretaria de Desarrollo Social en el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, denunció que Ahumada la intentó extorsionar, quien, a su vez, ese mismo año, 2014, buscó proceder legalmente contra el PRD bajo la acusación de que se le adeudaban 200 millones de pesos.

Lee también: Collado movió 120 millones de dólares en banco de Andorra

Publicidad

Ahumada aseguró que ese dinero fue entregado al partido cuando era dirigido por Robles por lo que pidió un pago de 520 millones de pesos.

Por otra parte, el martes Robles fue enviada al penal de Santa Marta, después de que la FGR le imputó el delito de ejercicio indebido en el servicio público por haber sido responsable de un daño patrimonial de 5 mil 073 millones de pesos a la hacienda pública por los desvíos de recursos en la Sedesol y Sedatu, dependencias que encabezó el sexenio pasado.

El juez que dictaminó que Robles debía ser sometida a prisión preventiva es Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, sobrino de la diputada morenista Dolores Padierna, esposa de Bejarano.

Más información: Un delito: la acusación contra Rosario Robles

De acuerdo con el periódico Reforma, en entrevista con medios, el presidente del PAN, Marko Cortés, declaró hoy que los casos de Robles y Ahumada se tratan de una venganza y una persecución política por parte del gobierno de López Obrador.

“Esto parece ya más una serie que pudiéramos llamar ‘La venganza de Bejarano’”, señaló Cortés, según lo publicado por Reforma.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad