Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué México busca un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU?

La iniciativa impulsada por Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU, tiene todo el apoyo del presidente.
vie 12 julio 2019 11:20 AM
Héctor Gutiérrez Trejo
@Tedefrijol

Tras casi 10 años de ausencia, México tiene el objetivo de volverse a ocupar un espacio en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el objetivo de tener una mayor presencia internacional y mayor incidencia en el escenario internacional.

De acuerdo con fuentes de la Cancillería, el promotor de que México forme parte de ese Consejo es Juan Ramón de la Fuente, embajador del gobierno mexicano ante la ONU, y quien, según se dice, tiene todo el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la búsqueda de que el país muestre liderazgo y compromiso con la paz y la solidaridad a nivel global.

Publicidad

¿Qué se persigue?

El miércoles, la Comisión Permanente del Congreso decidió respaldar la candidatura de México para ocupar uno de los 15 espacios del Consejo de Seguridad de la ONU, aunque se destacó que, en caso de logralo, la participación del país siempe se regirá bajo los preceptos constitucionales de no intervención y respeto a la libre autodeterminación de los pueblos, y así el país se fortalecerá de cara al exterior.

Entre los países que han manifestado su respaldo de México para formar parte del Consejo de Seguridad durante el periodo 2021-2022 se encuentran los estados miembros del Grupo de países América Latina y el Caribe ante las Naciones Unidas (Grulac), así como también de diversos países integrantes de la Comunidad del Caribe (Caricom).

“Estas expresiones a favor de la candidatura de México, son las expresiones del fortalecimiento de nuestro país, como una nación pacifista, incluyente, solidaria y respetuosa del Derecho internacional, comprometido siempre con las mejores causa de la humanidad”, señala el documento aprobado por la Comisión Permanente mediante el cual se aprueba respaldar la candidatura mexicana presentada por Juan Ramón de la Fuente.

Te puede interesar: "La mañanera es propaganda": Alejandro Poiré

De lograr un espacio, esta sería la quinta ocasión en la que México ocupa un espacio en el Consejo de Seguridad.

El respaldo del partido Morena a favor de esta candidatura fue explícito.

Publicidad

¿Qué implica para México formar parte del consejo?

A diferencia de otras instancias de la ONU, que sólo pueden emitir recomendaciones a los gobiernos que forman parte de la organización, dicho Consejo puede emitir resoluciones que deben ser acatadas obligatoriamente por las distintas naciones que componen a la ONU.

Es decir, tiene un papel preponderante en el escenario de las relaciones internacionales de todos los países, ya que tiene la facultad de imponer sanciones o autorizar el uso de la fuerza.

Por lo tanto, en casos de controversias entre naciones, puede decidir si hay una guerra o no, como pasó en Irak en 2003, donde, por ejemplo, México, siendo parte del Consejo de Seguridad se opuso a la intervención militar en dicha nación de Medio Oriente.

Lee también: Renuncias de nueve funcionarios en los primeros siete meses de AMLO

Entre los casos emblemáticos en donde el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó operaciones militares para garantizar el mantenimiento de la paz fue la Guerra del Golfo, a principios de los 90, donde, para finalizar el conflicto, pidió el desarme de Irak de todo arsenal químico y nuclear, así como el retiro de sus tropas de Kuwait.

Publicidad

¿Cuál ha sido a participación de México en el Consejo?

La primera vez que México ocupó un espacio en el Consejo, fue en 1946, dos años después de la Segunda Guerra Mundial, con Luis Padilla Nervo y Rafael de la Colina: durante su tiempo en el encargo, destacó emitir un proyecto de resolución para condenar el régimen de Francisco Franco, en España, al considerarlo contrario a los ideales de la entonces recién creada ONU.

La segunda vez que México tuvo un espacio, fue de 1980 a 1981, con Porfirio Muñoz Ledo como embajador, donde, bajo la consigna de respetar la libre autodeterminación de los pueblos, se defendió la descolonización e independencia de Namibia y Zimbabwe (entonces llamada Rodesia del Sur).

Posteriormente, tras más de 30 años de ausencia, ya con la alternancia y con el PRI fuera del poder, México regresó al Consejo de Seguridad de 2002 a 2003 con Adolfo Aguilar Zinzer como embajador. Lo más destacado fue que, pese a las constantes presiones de Estados Unidos y de su presidente George Bush, México se opuso desde este organismo a la intervención armada en Irak donde supuestamente había armas de destrucción masiva listas para ser utilizadas por el régimen de Sadam Husein, lo cual fue desmentido años después.

Te recomendamos: Estas son las claves de la Ley de Austeridad Republicana aprobada por el Senado

La última vez que el país formó parte del Consejo de Seguridad fue de 2009 a 2010, con Claude Heller como embajador, quien fue nombrado presidente del Consejo y entre sus tareas estuvo buscar la solución a los conflictos entre Corea del Norte y Corea del Sur, la crisis en Gaza, así como el rechazo de Irán a cerrar su programa nuclear.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad