Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"La mañanera es propaganda": Alejandro Poiré

Para el encargado de la comunicación en materia de seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, las conferencias del presidente son un riesgo a futuro.
vie 12 julio 2019 06:30 AM
(Obligatorio)
Sexenio calderonista. Alejandro Poiré fue el encargado de la información que se proporcionaba en materia de seguridad y combate a la delincuencia.

Alejandro Poiré, además de secretario de Gobernación, ocupó diferentes puestos durante el gobierno de Felipe Calderón, como director general de Análisis Político de la Oficina de la Presidencia y subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos. Pero durante un tiempo fue secretario técnico del Consejo y del Gabinete de Seguridad Nacional.

Debido a esto último, Poiré era el encargado de comunicar las acciones de la que era una de las áreas más importante de esa administración al ser el vocero de la Estrategia Nacional de Seguridad.

Publicidad

Para el hoy decano de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey, las “mañaneras” de López Obrador son la principal forma de comunicación del gobierno actual, a pesar de que no se trate de un ejercicio real de rendición de cuentas, "sino de un método para fijar una agenda política y hacer propaganda gubernamental".

“En otros sexenios se trataba de ofrecer información muy puntual, precisa, sistemática y, desde luego, estar abiertos a cuestionamientos”, señala.

Recomendamos: La mañanera borró la estrategia

Durante las conferencias matutinas, opina, casi no se presentan datos concretos o información fidedigna y corroborable, ni mecanismos concretos de funcionamiento de la política pública.

“En el equipo del presidente López Obrador están confiados en que su estrategia funciona y una parte del propósito político es tenerlo todo el tiempo en los medios de comunicación”, expone. “Sin embargo, no es lo que mejor funciona y eso probablemente después sea costoso”.

Publicidad

Si con el desgaste natural del sexenio baja la popularidad del presidente, al ser él quien está a cargo de toda la comunicación, parecerá el único responsable ante la sociedad, advierte.

“Evidentemente, las responsabilidades estarán también en si sus secretarios de estado hicieron bien la chamba o si estuvo bien planteada la ley o no, pero ahorita el gobierno está personificado por el presidente y eso es un riesgo innecesario en términos políticos”.

El exfuncionario ejemplifica que en el caso del funcionamiento de las nuevas refinerías o la política energética, la mayoría de los mensajes han estado a cargo del presidente.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad