Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Amnistía, HRW y CNDH reclaman a gobierno de AMLO trato a migrantes

Human Right Watch solicitó a EU que deje de devolver a solicitantes de asilo a México, pues en este territorio, alertó, se exponen a secuestros, violaciones y explotación.
mar 02 julio 2019 09:16 PM
migrantes-en-cifras.jpg
Con documentos en mano, migrantes centroamericanos y extracontinentales esperan durante horas acceder a la estación migratoria en Chiapas en busca de regularizar su situación.

Mientras esperan a que el gobierno de Estados Unidos acepte sus solicitudes de asilo, los migrantes y activistas que los apoyan están expuestos al hostigamiento, la intimidación, la inseguridad, la explotación y condiciones de hacinamiento, alertaron las organizaciones Human Rights Watch (HRW), Amnistía Internacional (AI) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En un informe publicado este martes, HRW indicó que los de solicitantes de asilo procedentes de Centroamérica, Cuba y África –entre ellos 4,780 niños y niñas– enfrentan "condiciones potencialmente peligrosas e insostenibles" después de que las autoridades estadounidenses los envían de regreso a México.

Amnistía Internacional , en tanto, lamentó que el gobierno de Donald Trump haya emprendido una nueva campaña de hostigamiento e intimidación contra los migrantes y sus defensores únicamente por cuestiones políticas, pues planea reelegirse en los comicios de 2020, y acusó que incluso las autoridades mexicanas colaboran de ello.

Por su parte, la CNDH sostuvo que las estaciones de migración mantienen “privados de su libertad” a los solicitantes de asilo, pues, dijo, las condiciones de hacinamiento “no pueden" ser consideradas "un trato digno”.

Las críticas a estas políticas migratorias –que se endurecieron desde junio pasado, a raíz de los acuerdos alcanzados entre México y Estados Unidos– se dan un día después del “informe” del presidente Andrés Manuel López Obrador y de que los cuerpos de los migrantres Óscar y Valeria , ahogados en el Río Bravo, llegaran a El Salvador.

Recomendamos: Los 'focos rojos' en derechos humanos que persisten en el gobierno de AMLO

Expuestos a la explotación

En abril pasado, Kimberlyn, una solicitante de asilo originaria de Honduras de 23 años, y su hija de cinco años, fueron secuestradas por un taxista en Ciudad Juárez, Chihuahua, luego de ser devueltas por las autoridades estadounidenses. Fueron liberadas horas después de que su familia pagó un rescate de 800 dólares (15,240 pesos).

Lo anterior fue constatado por Human Rights, que en su informe "No podemos ayudarlos aquí: EU envía de regreso a México a solicitantes de asilo" evidenció los peligros a los que son expuestos los migrantes una vez que son devueltos a la fronteriza Ciudad Juárez, entre ellos secuestro, agresión sexual, violación y explotación.

Publicidad

La organización indicó que la situación de los solicitantes de asilo enviados de regreso se ve agravada por la falta de albergue y la escasez extrema de recursos, además de que el gobierno mexicano no les ha proporcionado las visas de trabajo que prometió.

Por otra parte, los agentes de la Patrulla Fronteriza de EU también se niegan a devolver documentos de identificación personal a los solicitantes de asilo, de acuerdo con HRW.

"Sin identificación, (los migrantes) no pueden trasladarse para solicitar asilo, buscar lugares más seguros dentro de México ni regresar a su país de origen, lo que los deja atrapados en ciudades peligrosas", explicó.

Esta es la razón por la que Human Rigths pidió al gobierno de Donald Trump que deje de enviar a los solicitantes de asilo de regreso a México, con la "peligrosa fantasía" de que aquí tendrán trabajo, albergue y oportunidad justa ante los tribunales.

Hasta el pasado 24 de junio, más de 15,000 solicitantes de asilo, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, habían sido devueltos a Ciudad Juárez, Tijuana y Mexicali, según la organización internacional.

También puedes leer: Violencia, pobreza y cambio climático, causas de la migración en Centroamérica

Publicidad

"Salvar vidas no es delito"

El informe de Amnistía Internacional evidenció cómo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia (DOJ) han hecho un uso indebido del sistema de justicia penal para disuadir y criminalizar a los defensores de los migrantes.

El gobierno de Trump debe poner fin de inmediato a su uso indebido, por motivos políticos, del sistema de justicia penal para detener a defensores de migrantes.
Amnistía Internacional

En lo que va de este año, las autoridades estadounidenses han procesado penalmente a nueve voluntarios humanitarios de la organización No More Deaths por su prestación de ayuda humanitaria a migrantes y solicitantes de asilo.

Además, de acuerdo con AI, 10 defensores de migrantes fueron incluidos en una lista de vigilancia del DH como parte de una dudosa "investigación criminal sobre el contrabando de personas".

"En algunos casos, las autoridades estadounidenses y mexicanas han colaborado en las restricciones ilegales contra los defensores de los derechos humanos en su frontera compartida", afirmó la organización.

Este lunes, Amnistía refirió que la política inicial de puertas abiertas del gobierno mexicano es contraria a la decisión de enviar a elementos de la Guardia Nacional a las fronteras para contener el flujo migratorio, lo que es una señal de que esta administración "está enfocada en el tema desde una perspectiva de seguridad".

Conoce más: FGR libera a Irineo Mújica y Cristóbal Sánchez, defensores de migrantes

T

rato digno para migrantes

Este martes, Édgar Corzo Sosa, Quinto Visitador de la CNDH, señaló ante senadores que, al confinar a los migrates a centros que no cuentan con condiciones humanitarias, se incurre en el delito de privación de la libertad.

“Los detienen y los llevan a las estaciones migratorias, son privaciones de libertad, por más eufemismos que se le llamen. Están alojados, da igual, hay privación de la libertad “, sentenció el visitador durante el foro “México ante la Migración: Retos y Perspectivas".

Corzo Sosa indicó que la sobrepoblación y el hacinamiento en las estaciones migratorias no se puede considerar como un "trato digno", y que la devolución de cientos de solicitantes de asilo, que México no tenía contemplada, agravará la situación.

Asimismo, solicitó mejorar los protocolos de la Guardia Nacional en materia migratoria para evitar, dijo, más violaciones a derechos humanos.

Te puede interesar: "México se quedó sin margen de acción ante la migración": analistas

Miles de personas protestaron este mismo día en distintas ciudades de Estados Unidos para exigir el cierre de los "inhumanos" centros de detención de migrantes y cancelar la entrega de fondos al gobierno del presidente Trump, con lo que busca, acusaron, continuar con sus "duras políticas".

En tanto, medios locales reportaron que elementos de la Guardia Nacional y personal del Instituto Nacional de Migración (INM) iniciaron este martes "redadas" en hoteles de Chiapas para localizar a migrantes.

Por su parte, el gobierno de México informó que puso en marcha un programa temporal de "retorno voluntario", apegado a los protocolos internacionales, y cuyo primer autobús salió de Chihuahua con 69 personas originarias de Guatemala, El Salvador y Honduras.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad