Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"México se quedó sin margen de acción ante la migración": analistas

Dos especialistas aseguran que el plazo de 45 días es muy corto para que haya grandes avances y que sólo servirán para empezar a atender el fenómeno de la migración.
mar 11 junio 2019 05:30 AM
Migrantes
Migrantes. Para contener el flujo de migrantes, México prevé enviar a 6,000 elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión Política).– México está ante una situación difícil con el despliegue de elementos de la Guardia Nacional al sur del país para frenar a los migrantes provenientes de países centroamericanos y con el posible incremento de personas en espera de asilo en Estados Unidos por la frontera norte.

Así lo reconocieron Cecilia Imaz, académica de la UNAM, y Carlos Cordero, coordinador de la licenciatura en Relaciones Internacionales del ITESO, al consultarles sobre el acuerdo que firmaron México y Estados Unidos para frenar los aranceles a los productos mexicanos que en 45 días tendrá una primera evaluación .

Para los expertos es una situación compleja. Por un lado, México tiene que asumir la responsabilidad de proteger a los migrantes y, por el otro, tratar de que tengan una migración segura y ordenada. Tanto en el norte como en el sur.

Publicidad

“Se viene una etapa muy difícil y confrontada hasta que se entienda que México deja ser el paso y trampolín. Y aquellos que quieran quedarse se pueden quedar y acomodar varios miles”, dice Imaz.

Recomendamos: Así han aumentado las "detenciones" de migrantes en México

En los últimos años, México ha visto un crecimiento en la llegada de migrantes por el sur del país y un estancamiento de otros tantos que al no poder arribar a su destino final: Estados Unidos, han estado quedándose en las ciudades fronterizas del norte.

De acuerdo con cifras del gobierno federal, hasta abril de este año se han devuelto a su país de origen a 36,593 migrantes provenientes de Centroamérica, siendo los de Guatemala y Honduras los de mayor cantidad. Mientras que se han presentado ante las autoridades a 45,543 extranjeros de la misma región.

Por su parte, Carlos Cordero considera que 45 días es muy poco tiempo y la situación no es sencilla. “Estamos atravesando una situación de violencia exacerbada en nuestro país, genera menos condiciones para poder ofrecer asilo y refugio a los migrantes centroamericanos”, dice.

Publicidad

El acuerdo firmado el viernes pasado por los equipos de México, comandado por Marcelo Ebrard, y de Estados Unidos, plantea un reforzamiento de la ley mexicana para reducir la migración irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional con 6,000 elementos en la frontera sur.

Conoce más: México dará asilo a migrantes y desplegará a la Guardia Nacional

Además, se extenderá la instrumentación de la sección 235(b)(2)(C), esto significa que aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para solicitar asilo serán retornados sin demora a México, donde podrían esperar la resolución de sus solicitudes de asilo.

Cecilia Imaz explica que esto implica que los migrantes deberán demostrar con evidencia que su vida corre peligro.

Adicionalmente, destaca que los procesos son largos, lo que ocasionarían un “cuello de botella”, aunado a que sólo a muy pocos les dan asilo.

En conferencia de prensa, el canciller Marcelo Ebrard detalló que en 45 días se hará una primera evaluación para ver si las medidas están dando resultados y si no es así, empezará una evaluación para catalogar a México como “tercer país seguro”.

Te puede interesar: Trump pasó de la amenaza, a la celebración y a otra amenaza

Por su parte, el presidente Donald Trump volvió a advertir, en un tuit como es su estilo, que si no hay resultados en estos 45 días volverá a tratar de imponer aranceles para productos mexicanos.

Publicidad

¿México cedió ante la amenaza?

Los expertos coinciden en que este acuerdo es aceptable, tomando en cuenta que las implicaciones de aranceles en el país podrían tener daños considerables en el país, pero reconocen que nada es definitivo con Trump, quien en cualquier momento puede cambiar de parecer.

“México tiene que asumir el compromiso. Si no, las consecuencias iban a ser devastadoras. Trump está en un plan de ‘Terminator’ que está devastando el mundo (…) ante eso qué más podía hacer México”, dice la académica de la UNAM.

OPINIÓN: No es tiempo de regateos ni de regodeos

Además coinciden que estas son acciones con las que México ya se había comprometido en otros tratados internacionales para garantizar una migración ordenada y segura, no obstante reconocen que el país sí puede estar buscando apoyo de otras naciones –no solo de Centroamérica– para enfrentar la situación.

“México en todas las negociaciones con EU va a perder, no tenemos margen de acción. Cuando vamos con EU, siempre nos va a marcar el ritmo y la debilidad de México es que no está teniendo política internacional más activa”, dice Carlos Cordero.

Para el académico del ITESO, el G-20 era precisamente una oportunidad para que Andrés Manuel López Obrador hiciera un pronunciamiento más firme, pero perderá la oportunidad al no ir.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad