Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Plan de Desarrollo de la CDMX: una guía para los próximos 20 años

Los dos instrumentos que definirán el rumbo de la CDMX comienzan su consulta pública con reservas por parte de organizaciones civiles y pueblos originarios.
vie 08 julio 2022 12:01 PM
La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó menos de tres meses antes de que venza el plazo legal, las propuestas para el Plan General de Desarrollo y el Programa General de Ordenamiento Territorial de la CDMX. Requerirá cambiar la ley para realizar la consulta pública.
La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó menos de tres meses antes de que venza el plazo legal, las propuestas para el Plan General de Desarrollo y el Programa General de Ordenamiento Territorial de la CDMX. Requerirá cambiar la ley para realizar la consulta pública.

A partir de este 8 de julio comienza el proceso de consulta pública del Plan General de Desarrollo de la Ciudad de México, instrumento del sistema de planeación que debe ser guía para definir el rumbo de la capital hacia los próximos 20 años.

A la par se pondrá a discusión de la ciudadanía el Programa General de Ordenamiento Territorial, el cual busca precisamente ordenar en el territorio un crecimiento que hasta ahora ha sido caótico.

Publicidad

¿Qué son el Plan de Desarrollo y el Programa de Ordenamiento?

El Plan General de Desarrollo es el instrumento a partir del cual se definirán las políticas de largo plazo en la ciudad con enfoque en lograr la cohesión social, desarrollo sustentable y mejorar la vida de sus habitantes, de acuerdo con la Constitución capitalina. Su vigencia será de 20 años.

Este incluye tener un diagnóstico de la ciudad en sus características sociales, económicas y territoriales, establecer una visión de crecimiento y desarrollo a futuro y definir las materias prioritarias para lograr dichos objetivos.

Mientras el Programa General de Ordenamiento Territorial es el instrumento que busca crear un hábitat adecuado para todas las personas y seres vivos que viven o transitan en la ciudad. Su propósito es regular el uso del territorio en todas sus dimensiones, por lo que deberá contener las normas y herramientas para ello.

Su vigencia será de 15 años y sustituirá al Programa General de Desarrollo Urbano, el Ordenamiento Ecológico y los Programas Delegacionales de Desarrollo Urbano que tiene cada una de las 16 demarcaciones.

 

Ambas propuestas presentadas por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, junto al director del Instituto de Planeación, Pablo Benlliure, serán sometidas a consulta pública.

“Este es el borrador inicial que se pone a consulta, eso no quiere decir que no pueda modificarse.

“La base sustantiva del documento que entregamos es una Ciudad de Derechos, es una ciudad que busca la construcción de la igualdad y es donde todos y todas tengan acceso al derecho a la ciudad, a una vida digna”, afirmó Sheinbaum en la presentación.

¿Cómo será el proceso de consulta?

  • 8 de julio a 8 de agosto: Se publica convocatoria y se realiza la difusión de los dos instrumentos de planeación para que sean conocidos por los ciudadanos.
  • 9 de agosto a 20 de octubre: Se realizan foros públicos y mesas de análisis organizadas tanto por el Gobierno de la ciudad como por instituciones.
  • 21 de octubre a 12 de noviembre: Se realizarán un total de 1,814 asambleas en cada una de las unidades territoriales de la ciudad, así como en los pueblos y barrios originarios, con el fin de dar un espacio a los habitantes de la ciudad para discutir y opinar sobre estos instrumentos.
 
  • 13 de noviembre a 8 de enero de 2023: Se sistematizarán las opiniones y propuestas, con el fin de considerarlas para la entrega final de los proyectos del Plan General de Desarrollo y el Programa de Ordenamiento Territorial.
  • Después del 8 de enero: Después de su consulta, se entregarán ambos documentos al Congreso capitalino, donde los diputados tendrán un máximo de seis meses para discutir y votar a favor o en contra estos instrumentos; en caso de que no lo hagan en este periodo, se tomarán como aprobados.

Lanzan consulta con retraso

La consulta de los instrumentos de planeación de la ciudad inicia tarde, pues actualmente la Ley del Sistema de Planeación del Desarrollo establece que deberían entrar en vigor el próximo 1 de octubre, cuando apenas se estarán realizando las mesas de discusión y foros públicos.

Martí Batres, secretario de Gobierno, indicó durante el anuncio de la consulta que pedirán a los diputados locales que amplíen una vez más el plazo establecido en la ley.

“Vamos a trabajar con el Congreso local para hacer los ajustes en los tiempos legales que sean necesarios para priorizar la participación ciudadana a lo largo de un semestre”, afirmó el funcionario.

 

Esta no es la primera vez que se debe extender el plazo, ya que originalmente la ley establecía que el Plan General entraría en vigor el 1 de octubre de 2020, y el Programa de Ordenamiento l el 1 de octubre de 2021.

Organizaciones urgen participación ciudadana

Después de un primer intento fallido de consulta, en donde las críticas por dar apenas una semana para su realización –del 5 al 12 de agosto de 2021– llevaron a las autoridades a dejarla sin efectos, representantes de organizaciones civiles llaman a que en esta ocasión se garantice la inclusión de la visión de los ciudadanos, instituciones académicas y de profesionistas, en las propuestas que se presenten ante el Congreso.

Si bien las nuevas propuestas del Plan General y el Programa de Ordenamiento fueron elaboradas junto a Centro Geo –afirmó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum- no hubo una convocatoria abierta desde su origen, consideró Josefina Mac Gregor, de Suma Urbana.

“Seguir la ley implica que la elaboración del Plan General de Desarrollo y el Programa de Ordenamiento Territorial que tengan la participación activa de todas las partes. No han invitado a las alcaldías, no han convocado a los Copacos (Comisiones de Participación Comunitaria) y estaban obligados para tener una retroalimentación de lo que sucede en sus colonias.

“Lo que han hecho es ofrecer una salida en donde quien esté a la cabeza del Instituto, con su grupo de gente, definirá qué será de esta ciudad en lugar de que todos definamos juntos”, señaló Mac Gregor.

Mónica Tapia, directora de Ruta Cívica, advierte que la falta del propio Instituto de Planeación, dirigido por Pablo Benlliure, quien fue funcionario del Gobierno de Sheinbaum en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, ha provocado que se responda a factores políticos y podría comprometer el proceso.

El Instituto es el responsable de la elaboración de ambos instrumentos, así como de incluir las opiniones y observaciones generadas durante la consulta pública al Plan General y Programa de Ordenamiento, para que la jefa de Gobierno los remita al Congreso local.

“No depende de ellos sino de la jefatura de Gobierno, entonces nuevamente está subordinado a las dinámicas políticas por no haberse construido como un Instituto autónomo como indicaba la Constitución”, comenta en entrevista.

Un elemento más será la consulta a pueblos y barrios originarios, pues sus representantes se han opuesto al proceso en el cual la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios les exige registrarse y cumplir con ciertos requisitos para ser reconocidos, lo que afirman viola su derecho de autoinscripción.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad