Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Robo de bicicletas al alza en la CDMX; hasta 5 casos al día

Te detallamos las formas más comunes de robo, zonas peligrosas, lugares de venta de unidades robadas y las cifras de este delito.
dom 07 julio 2019 07:00 AM
Bicis robadas
Hurto. El delito de robo de vehículo con pedales se multiplica conforme el uso de la bici se generaliza.

En la oscuridad de la noche, unos motociclistas acechan a los ciclistas en los alrededores del bar Malavida, en la colonia Doctores de la Ciudad de México, el lugar es frecuentado por personas que comparten el gusto por moverse en bici en la Ciudad.

Carlos tuvo la mala suerte de ser asaltado por estos motociclistas; lo siguieron sobre calle Doctor Olvera hasta dos cuadras antes de cruzar Calzada de Tlalpan. Ahí se le emparejaron y le apuntaron con un arma. Carlos intentó evadirlos. Se metió en una calle en sentido contrario y pedaleó fuerte hasta que sintió un golpe; el par de delincuentes lo atropelló. Ya en el suelo, lo golpearon hasta que perdió el conocimiento. Al despertar, la bicicleta de bambú con valor cercano a los 20 mil pesos ya no estaba.

Publicidad

Delito en crecimiento

La historia de este robo de bicicleta se suma a los miles de hurtos de estos vehículos en la capital del país, un delito que, lamentablemente, va a la alza.

Según la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), existen 7,482 carpetas de investigación iniciadas por el delito de robo de “vehículo de pedales” de 2012 al 22 de mayo de 2019, de acuerdo con datos obtenidos vía Transparencia en poder de Expansión Política.

El problema va en aumento, según cifras del propio gobierno. El oficio número 110/01058/19-05 muestra que, en 2012, se registraron 594 denuncias, para el año 2018 el número se disparó a 1,651 y, en los primeros cinco meses de este año, las cifra llega a 715 denuncias. Es decir, un promedio de cinco hurtos al día desde que inició la administración de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.

Sin embargo, estos datos no retratan la realidad, pues la llamada cifra negra de robos es mucho mayor, porque en la mayoría de los casos las víctimas no acuden al MP y sólo denuncian los robos en redes sociales.

Cárcel para ladrones de mascotas | #QueAlguienMeExplique

Publicidad

Las víctimas se organizan

Por el hurto de su bicicleta, el 18 de mayo pasado, Citlali Coral acudió ante el Ministerio Público de la alcaldía Iztacalco. Le preguntaron las características de su bici, lugar dónde la dejó, hora del robo y su valor. Contó que la dejó estacionada afuera del Metrobús Goma y detalló que le había costado 900 pesos. El personal se burló de ella: “Se pierden bicis de miles de pesos y nadie viene”. Ella dijo que no importaba, insistió que se levantara la denuncia. La citaron al día siguiente con un investigador.

Él fue más amable; le preguntó más detalles y levantó su denuncia. Le dio pocas esperanzas de recuperarla, pues explicó que muchas veces las repintan o modifican para que no las reconozcan. También le detalló el modus operandi de los ladrones:

Trabajan en grupo. Un primer ladrón se acerca a las bicis encadenadas y realiza un corte a los candados sin dejarlos totalmente rotos. Enseguida pasa otro y termina de romperlos. Al final, pasa una chica, en muchos casos una mujer que aparenta ser la dueña y es quien se llevaba la bici. Todos usan gorras y siempre miraban hacia abajo.

Esta forma de robo la conocen Iván Hernández y Javier Arellano, administradores de la página de Facebook Robo de Bicicletas y Auxilio Vial MX, ellos explican que existen otros modus operandi.

El relatado, cuando están ancladas, es de los más comunes, otro es cuando tiran al ciclista mientras va rodando y aprovechan la caída para llevarse la bicicleta. También se dan robos a mano armada, generalmente sucede en un semáforo, desde otro vehículo encañonan a los ciclistas y los obligan a entregar sus bicis.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las nuevas policías de la CDMX? Conoce su imagen y funciones

Publicidad

A Sandra Chávez le ocurrió en la Agricola Oriental: "De repente se me cerró una motoneta. En ese momento no me dejó avanzar y dije 'ya valió'. Me baje de la bici, el tipo de atrás me empujó. El de la motoneta se esperó para que el otro avanzara y me veía como intimidándome, para que no hiciera nada, que no gritara. En cuanto se fueron, me eché a correr, estaba a unas cuadras de la casa de mi amiga. Le hablamos a una patrulla, pero por una bici no se mueven”, cuenta.

Otra forma es el engaño del ‘venezolano’. De un año a la fecha se ha identificado a una persona con acento sudamericano, la gente dice que es venezolano. Él “trabaja” en las ciclopistas o diversas calles del Centro, la Cuauhtémoc, Roma, Condesa, Narvarte y Del Valle.

“Va vestido como ciclista, se acerca a quien trae bicicleta y dice que se le ponchó la llanta, pregunta por un taller. Luego les dice ‘¿me dejas probar tu bici?’. En ese momento se la lleva. La última vez que se le vió, realizó un robo a mano armada en Avenida Revolución. Aunque cuentan que son diversas personas con el mismo modus operandi”, explica Arellano, uno de los administradores de la página de Facebook.

Hernández recuerda que antes de boom de la bicicleta, hace más de cinco años, los ladrones eran selectivos: “Se llevaban bicis de más valor. Ahora, se llevan cualquiera, aunque sea baratita, no hay distinción”.

Cuenta que los ladrones también se meten a robar en estacionamientos públicos que cuentan con vigilancia, lo mismo que a las casas, departamentos y condominios.

Javier Hidalgo, diputado federal de Morena y activista en pro de la bicicleta, señala que el robo de bicis en la Ciudad va en aumento. Destaca que en los últimos 10 años este robo se ha triplicado ante el boom de usuarios de bicicleta. Considera que este problema frena el impulso del uso de este vehículo como alternativa de transporte.

Lee también: ¿Quién es Ana Karen, la joven plagiada en Polanco?

Ante la cantidad de robos y falta de información por parte de las autoridades capitalinas, los afectados, y quienes comparten el gusto por rodar en la Ciudad, han creado grupos de Facebook y Mapas de Google.

El Mapa No dejes tu bici aquí. Lugares con mayor índice de robo, en la aplicación Google Maps , muestra algunos puntos con alta concentración de robos.

Destacan los biciestacionamientos de Forum Buenavista y Metro Periférico Oriente, el estacionamiento de Bellas Artes; centros comerciales en la Cuauhtémoc, Coyoacán, Benito Juárez y las colonias Condesa, Roma, entre otros.

Ante este delito, el diputado morenista Javier Hidalgo –quien fue víctima de robo de bici en 2015– señala que en otros países han aplicado estrategias para frenar los robos.

“Hay ladrones de bicicletas que podrían ser fácilmente aprendidos con algún pequeño truco, como el que usaron en San Francisco y colocar bicis que se desarman a pocos metros… otra es hacer biciestacionamientos masivos que permitan su uso seguro”, comenta.

Otra de las propuestas es crear una plataforma similar a la del Registro Público de Vehículos (REPUVE), donde aparecen los datos de automóviles y motocicletas con reporte de robo. En ese registro similar se pueden dar de alta los números de serie de las bicis robadas.

Recomendamos: Agresión a reporteros vuelve a poner en la mira a vigilancia de CU

¿Se puede recuperar una bici robada?

La mayor parte de las bicis robadas se comercializan en internet a precios de remate; en promedio en un 50% menor al valor de mercado. También se ofertan en tianguis populares y casas de empeño de la CDMX y del Estado de México, en muchos casos, en zonas cercanas a los lugares en donde se presentan los robos. Otras bicis son modificadas o desarmadas para su comercio en piezas.

A Citlali le recomendaron en redes sociales ir a los tianguis cercanos de donde le robaron su bici. Acudió al tianguis de Apatlaco; encontró varios puestos con venta de bicicletas usadas y en uno se llevó una sorpresa.

“Tenían tres bicis, se veían usadas y estaba la mía. Los vendedores eran dos tipos, les dije que era mía y que me la habían robado. Enseñé una foto y dijeron: ‘Nosotros pagamos 400 por ella. No la vendieron’. Luego recordé la denuncia y les dije: ‘¿quieres que llame una patrulla y que me apoye?'. Me dijeron ‘sabes qué, llévatela’”.

Iván Hernández explica que el mercado negro de bicicletas se ubica principalmente en los tianguis:

“Uno las puede encontrar, dependiendo de donde te la roben, en el tianguis más cercano, o el ratero más vivo la va a dejar hasta el otro lado de la ciudad; segundo es Marketplace, de Facebook; (también) Segunda mano, Vivanuncios y Mercadolibre y, en tercer lugar son las casas de empeño (aledañas a la zona), regularmente ahí las llevan”.

Los principales tianguis de la CDMX donde se venden estos vehículos son: La Raza, Santa Cruz Meyehualco, El Salado, La bola, Portales, San Felipe, Vicente Guerrero, Apatlaco, La Búfalo y otros más de “chacharas”.

Te puede interesar: Sheinbaum va por penas más duras para quien robe celulares

Auncios y suerte

Días después de presentar su denuncia, Carlos buscó bicicletas por internet, vio el anuncio de una bici parecida a la suya en 3,500 pesos (80% menos de su valor de mercado), indagó más y reconoció como la suya. Abrió un perfil falso y acordó la entrega en el Metro San Antonio Abad.

Acudió a la cita con policías de investigación. Los policías rodearon al vendedor. Le preguntaron que sí lo reconocía. Dijo que no, porque no era el sujeto que lo atacó. El vendedor argumentó que le habían dado la bicicleta porque le debían mil 200 pesos.

Carlos recuperó su bicicleta pero su gusto no fue completo: días después, se enteró que la persona que lo atacó y lesionó cuando le robaron la bicicleta fue detenida; sin embargo también se enteró que salió libre.

Tags

Ciudad de México PGJCDMX Inseguridad Bicicletas
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad