Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Política, dinero y Pío López Obrador

Pío López Obrador -a pesar de reconocer que sí recibió dinero y que se destinó al “movimiento transformador del país”- ha buscado frenar cualquier tipo de investigación en su contra.
jue 21 julio 2022 06:03 AM
pio lopez obrador en entrevista con Mariel Ibarra de Expansión
“Estoy absolutamente seguro y cierto que jamás he cometido un delito. Es más una falta, pero no un delito”, afirma Pío López Obrador.

La relación entre dinero y política es inevitable, sin embargo, debemos buscar que ésta sea sana y transparente. Para ello, en México contamos con reglas claras y bastas que regulan desde la manera en que se otorga el financiamiento a los partidos políticos, hasta la forma en que deben rendir cuentas respecto de sus ingresos y gastos.

Recordemos que los partidos políticos tienen derecho a recibir financiamiento público para sus actividades diarias, para las campañas electorales y para otras actividades específicas tales como editoriales y capacitación; además, pueden acceder de manera limitada al financiamiento privado, solo en un equivalente al 10% de lo que reciben por financiamiento público.

Todos los ingresos que tienen y los gastos que realizan deben ser reportados ante la autoridad electoral, el INE, quien a través de la Unidad Técnica de Fiscalización hace revisiones y auditorias para corroborar que se están cumpliendo las reglas de ingresos – montos y fuentes – y gastos, o sea, el destino que se le da al dinero.

Publicidad

Como siempre, los partidos políticos y sus actores constantemente están buscando la manera de burlar estas reglas. Se sabe que el financiamiento paralelo que recibe la política es constante y que en su mayoría proviene de fuentes ilícitas, tales como recursos públicos, del extranjero e incluso del crimen organizado o sector empresarial. Lo que hace tan difícil el control de este flujo de dinero es que casi siempre se hace en efectivo.

En la historia reciente se han dado importantes casos en los que se investiga sobre el uso de recursos ilícitos en la política. Los más destacados han sido 'Pemexgate' y 'Amigos de Fox', en los cuales, tras las elecciones presidenciales de 2000, el entonces IFE llevó a cabo investigaciones exhaustivas a fin de detectar el uso de recursos públicos en la campaña del PRI, en el primero caso, y la financiación paralela de la campaña del PAN con recursos provenientes del extranjero, en el segundo caso. Estas conductas ameritaron sanciones millonarias para ambas fuerzas políticas.

También han habido otros casos como son 'Monexgate', derivado de las elecciones de 2012 y el del Fideicomiso “Por los demás”, creado por Morena a partir del sismo de 2017. Sin embargo, en estos casos, a pesar de las irregularidades detectadas, las autoridades electorales – administrativa y jurisdiccional – han concluido que no hubo faltas a la legislación electoral.

Desde hace poco más de dos años estamos ante otro caso que podría ser de la relevancia de los de 'Pemexgate' y 'Amigos de Fox', pues a través de videos se dio a conocer públicamente que el hermano del presidente recibió dinero en efectivo destinado a la actividad política y proselitista de su partido político, esto generó diferentes tipos de denuncias, tanto en la vía penal como en la administrativa electoral.

Sin embargo, a través de diferentes recursos legales, Pío López Obrador -a pesar de reconocer que sí recibió dinero y que se destinó al “movimiento transformador del país”- ha buscado frenar cualquier tipo de investigación en su contra. Primero acudió a la justicia electoral para evitar que el INE iniciara un procedimiento en materia de fiscalización en el que se investigara el origen y destino de esos recursos, al no tener éxito, también buscó ampararse respecto de los procesos penales.

#Exclusiva | Pío López Obrador: “Solo me ha ayudado mi pequeña y verdadera familia"

A pesar de las denuncias, las investigaciones – en lo electoral y lo penal – no han avanzado, la Fiscalía General de la República se ha negado a colaborar con el INE y tampoco ha dado a conocer los hallazgos en la propia. Lo importante de que se indague es conocer de dónde vienen los recursos y cuál fue su destino, pues esto es lo que va a configurar las conductas ilícitas, y es ahí donde claramente no se ha permitido avance alguno.

 

Este no es el único caso que se conoce en el que actores o actoras políticas de Morena recibieron recursos de fuentes desconocidas para financiarse, recordemos el video en el que una excandidata en Veracruz aceptaba dinero en efectivo. Además, en los últimos ejercicios de fiscalización electoral, Morena ha sido el partido más sancionado por diversas irregularidades, lo cual deja ver la poca transparencia y rendición de cuentas en el manejo de sus finanzas.

Terminar con el uso de recursos ilícitos en la política es uno de los grandes pendientes y retos de la democracia mexicana, para ello lo primero que se necesita es que la autoridad competente pueda realizar investigaciones exhaustivas y rigurosas, pues sin estas es imposible detectar financiamientos irregulares; además es necesario que exista una constante exigencia de transparencia, máxima publicidad y rendición de cuentas.

Hasta ahora parece que en algunos casos las autoridades han sido sumamente exigentes en este tema, basta recordar a México Libre, que por unas cuantas aportaciones de “personas desconocidas” se les negó el registro al considerar que no hubo pulcritud presupuestal ni máxima transparencia, mientras que, como vimos, en casos como el de Pío López Obrador, parece que se les protege, pues no han permitido siquiera que se investiguen los hechos.

_________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad