Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿La visita a Estados Unidos ayuda en algo?

Queda claro que México está desaprovechando la gran oportunidad histórica de la coyuntura global, y que EU está muy poco interesado en buscar que su vecino del sur pare su deterioro sistémico.
lun 18 julio 2022 06:08 AM
amlo-biden

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador la semana pasada a Washington generó mucha expectativa, pero no muchos resultados. La visita se pactó ante la descortesía del presidente de no ir a la Cumbre de las Américas el mes pasado en Los Ángeles.

Al estar infectado con COVID el embajador, el presidente no pudo quedarse en la residencia y tuvo que estar en un hotel de Avenida Pennsylvania. Esto fue de lo más positivo de su viaje, pues le permitió tener muy cerca las porras y los hurras públicos que tanto le gustan.

Publicidad

La agenda de actividades de la visita fue bastante limitada y poco relevante, salvo la reunión con el presidente Joe Biden. El desayuno con la Vicepresidenta Kamala Harris fue intrascendente y las visitas a los memoriales de Roosevelt y King Jr meramente turísticas.

En Estados Unidos, México no está en el reflector público. Eso fue notorio con la casi nula cobertura que los medios de aquel país dieron a la visita. Esta era la oportunidad de ayudar a posicionar más a México con temas positivos, pero la oportunidad claramente fue perdida.

Solo se habla de nuestro país por problemas de migración, de inseguridad y de narcotráfico. Y en el ámbito político, solo estamos presentes para efectos de campañas electorales, generalmente a costa de nuestra imagen. El presidente no hizo esfuerzo alguno por empezar a cambiar eso con su viaje.

Pero tampoco hubo mucha oportunidad. Fue muy relevante que el gobierno de Estados Unidos no accediera a una conferencia de prensa conjunta entre ambos presidentes. Tal vez por diferenciarse de Trump, con quien sí hubo. Tal vez por no darle más reflectores a la visita. O tal vez para evitar que AMLO acaparara el micrófono como si fuera una mañanera.

Justo eso hizo en el mensaje que sí dieron juntos desde la Casa Blanca, con medios, pero sin interacción. Como era de esperarse, AMLO habló demasiado, con un mensaje completamente futil y tratando de aleccionar a Biden sobre la historia de su propio país.

La declaración conjunta sobre la visita no muestra muchos resultados ni acuerdos específicos de colaboración. Se hace referencia a programas o acciones que ya están en curso o que cada gobierno ya tiene independientemente de la visita.

Entre lo más específico se anuncia que México le comprará fertilizantes, leche en polvo y alimento para animales a Estados Unidos, para ayudar a las familias rurales y de escasos recursos. Sin embargo, no se menciona si habrá algún precio preferencial o apoyo por parte de Estados Unidos.

 
Biden ya sabía que no hablo de corrido: AMLO

También se mencionan inversiones multimillonarias para mejorar la infraestructura fronteriza. Se habla de recursos que ya estaban presupuestados en Estados Unidos y de una inversión desde México. No hubo detalles, aunque en un comunicado del gobierno mexicano se ve un poco más de claridad sobre cruces prioritarios. De darse un buen plan, esto podría ser relevante.

En materia de inflación, el Presidente de México había anunciado, con cierto regodeo, que presentaría una propuesta importantísima. Lo que se lee en la declaración conjunta son simples buenos deseos y generalidades. Ningún plan sólido ni algo concreto que realmente ayude.

Sobre el tema de moda, cadenas de suministro, se hacen referencias tanto en relación con el T-MEC como con la agenda del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN). Nuevamente, nada que permita ver un proyecto real para desarrollarlas.

La declaración aborda el tema de energías limpias, y de trabajar en mejorar el ambiente de inversión en esta materia. Pero no se tocan los temas delicados de decisiones en México que están frenando totalmente la inversión en este sector. Se evita el elefante en el cuarto.

Respecto de migración, la declaración remite a los acuerdos de la Cumbre de las Américas, a la cual no asistió AMLO. Nada concreto sobre la propuesta que tanto dijo AMLO que haría para que Estados Unidos incremente el número de visas temporales de trabajo. Solo la creación de un grupo de trabajo. Si se diera algo concreto de este grupo, sería un buen logro.

En cuanto a seguridad, como en cualquier otro encuentro bilateral, se hablan generalidades sobre combate conjunto al crimen organizado, reducción del consumo de estupefacientes y se esboza cooperación contra fentanilo, tráfico de armas y de personas. Lo de siempre, nada nuevo.

Al día siguiente, el presidente López Obrador asistió a una reunión binacional empresarial, en el marco del Diálogo entre CEOs de ambos países. Este mecanismo, llamado CEO Dialogue, funciona desde 2013.

 

AMLO rinde homenajes a Roosevelt y Martin Luther King

WhatsApp Image 2022-07-12 at 4.49.11 PM.jpeg

AMLO-Franklin Delano Roosevelt.

Tras reunirse con su homólogo Joe Biden, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el memorial a Franklin D. Roosevelt, a quien él considera uno de los mejores mandatarios que ha tenido Estados Unidos en su historia.
Foto: Presidencia de la República.
WhatsApp Image 2022-07-12 at 4.49.12 PM.jpeg

AMLO-Luther

El presidente también visitó el monumento conmemorativo nacional de Martin Luther King para rendirle un homenaje al defensor de los derechos civiles.
Foto: Presidencia de México.
WhatsApp Image 2022-07-12 at 4.49.09 PM.jpeg

AMLO Luther King

El presidente Andrés Manuel López Obrador colocó una ofrenda floral en el memorial dedicado a Martin Luther King. Estuvo acompañado por el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, así como por familiares del defensor de los derechos civiles.
Foto: Presidencia de la República.
WhatsApp Image 2022-07-12 at 4.49.10 PM.jpeg

AMLO simpatizantes

En el monumento a Martin Luther King, el presidente de México fue recibido por simpatizantes con gritos de apoyo.
Foto: Presidencia de la República.

Fue un encuentro cerrado a medios y duró casi tres horas. Empresarios de ambos países presentaron diversas propuestas para mejorar el ambiente de inversiones y para asegurar un cabal cumplimiento del T-MEC en ambos países.

Pareciera que en esta reunión se tocaron temas más sustanciosos y delicados. Se habló sobre la oportunidad histórica de atraer inversiones y cadenas de suministro, pero mencionando los problemas actuales para que esta oportunidad se haga realidad.

Los empresarios fueron claros en enfatizar que no hay condiciones de infraestructura, de seguridad y de certidumbre legal para estas inversiones. Además de expresar serias dudas sobre la capacidad de México para asegurar disponibilidad de energía, a costos competitivos, y que permita cumplir con las metas globales ambientales de las empresas.

El comunicado que emite la US Chamber of Commerce al respecto es muy claro. Señala la necesidad de erradicar en México las políticas públicas desatinadas en materia energética; así como de abordar los rechazos y retrasos sistémicos de permisos para operar en el sector.

Y se señalan problemáticas de ambos lados en el cumplimiento del tratado, como el problema con Estados Unidos en reglas de origen automotriz y diversas acciones en energía y en el ámbito fiscal en México.

Queda claro que México está desaprovechando la gran oportunidad histórico de la coyuntura global, y que Estados Unidos está muy poco interesado en buscar que su vecino del sur pare su deterioro sistémico. La visita fue, en el mejor de los casos, un diálogo de sordomudos.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad