Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Dulce María Sauri: trasiego de diputados

Se presume que la presidencia de la Mesa Directiva fue parte de los acuerdos entre Mario Delgado y el PRI en San Lázaro para sacar un periodo extraordinario para la Ley de Adquisiciones.
vie 11 septiembre 2020 11:59 PM
elpersonaje_10sept.jpg
Dulce María Sauri será la presidenta de la Mesa Directiva del último año de la 64 Legislatura.

El personaje de esta semana es la nueva presidenta de la Cámara Diputados, Dulce María Sauri, quien –tras la rebatinga y múltiples saltos de chapulines de todos los colores– llega a la máxima silla de San Lázaro para un año legislativo que pinta por más complejo y convulso.

Y es que más de uno está contento de que el legislador petista Fernández Noroña no haya llegado a la presidencia de la Cámara Baja. La sumisión se consolidó con tal de marginar a los radicales de la 4T y de cobrar el favorcito en la Comisión Permanente.

Publicidad

No olvidemos que se presume que la presidencia de la Mesa Directiva fue parte de los acuerdos tras bambalinas entre Delgado y el PRI en San Lázaro. Los votos de Dulce María y Rubén Moreira, fueron definitivos para que Morena y sus aliados pudieran lograr la mayoría calificada necesaria para el periodo extraordinario para aprobar la Ley de Adquisiciones que permitió al gobierno comprar medicamentos en el extranjero.

Dicha posición fracturó a la oposición en su importante tarea de hacer contrapeso al mayoriteo morenista en la Cámara Baja. Tan dejó mal parados a los diputados de “oposición” que el Bloque de Contención en el Senado votó en contra de dicha ley,

¡Aunque el escenario parecía oscuro, la yucateca vio la luz al final del túnel y en los últimos minutos alcanzó los legisladores necesarios (perredistas) y alcanzó 313 a favor, 123 en contra y 21 abstenciones después del trasiego de diputados!

Publicidad

Noroña: 0 - El resto del mundo: 1

Tradición priista (por ahora)

Dulce María Sauri, mujer de carácter y de amplia experiencia política, es una de las mujeres con más prestigio del priismo. Es la segunda ocasión que le toca estar en la oposición. La primera vez lo hizo como senadora en el 2000, pero era un priismo apenas destronado del Ejecutivo que contaba con mayoría relativa en el Senado y en la Cámara de Diputados, y ahora, con chapulines perredistas apenas llega al 10% de los 500 diputados, 50.

Sauri fue gobernadora de Yucatán interina en 1991 tras la renuncia forzada del gobernador, Víctor Manzanilla Schaffer, por desacuerdos con su antecesor Víctor Cervera Pacheco y con el gobierno del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

Al haber sido gobernadora interina, la ley no le impide a Sauri que se postule en 2024 ya que cuando estuvo en el cargo, no fue electa por elección popular, por lo que, sin duda, la Mesa Directiva en Diputados le dará un empujón en sus aspiraciones políticas en su querido estado ya sea en la alcaldía de Mérida o bien, si le tira a la grande.

Lo que sería una lástima es que se le atraviese alguien de casa, como hace tiempo lo hizo su vieja adversaria, Ivonne Ortega. O peor, que vuelva a traicionar a la oposición en aras de caer en blandito a otro cargo.

¡Bomba!

Publicidad

Socióloga a cuenta del erario

Sauri cuenta con una sólida trayectoria política y también con una trayectoria académica. Sauri Riancho es licenciada en Sociología por la Universidad Iberoamericana; Maestra y Doctora en Historia por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), institución de la que fue nombrada directora regional (Campus Peninsular) en abril de 2017.

Pero no hay que olvidar que su carrera ha estado principalmente en la política. Ha sido dos veces senadora, dos veces diputada federal, además de fungir como secretaria General y presidenta nacional del PRI en 1999 y 2000, justo en la hecatombe priista cuando perdieron la Presidencia.

Ojalá no sea un mal augurio para la ahora la presidencia de Sauri en Diputados, en una de esas, será protagonista –otra vez– de una estocada al tricolor en el 2021. La última vez, la yucateca manifestó su intención de renunciar a la presidencia del PRI en una reunión con el presidente Zedillo, al día siguiente de la derrota electoral; sin embargo, permaneció en su cargo hasta el 2002.

Tras la alternancia y también denominada transición de terciopelo, fue senadora de la República del 2000 al 2006 y formó parte de los 47 integrantes de la Cámara Alta que interpusieron una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la llamada Ley Televisa, el objetivo de echarlas para abajo porque consideraban que eran anticonstitucionales.

¡Qué tiempos de independencia y autonomía legislativa! Sería bueno ahora ver de qué lado masca la iguana y si la presidencia en Diputados será de facto o solo de jure.

¿De la negociación pactada a la sumisión consumada?

Al tiempo: que alguien nos cuente-recuerde por qué Sauri obtuvo una diputación plurinominal cuando dicen los pasillos del CEN que en las elecciones de 2018, no veía con buenos ojos al candidato presidencial José Antonio Meade, que dejó morir la campaña en su estado y que en los últimos años, no movió un solo dedo favor del tricolor.

#QuéPasóCon el registro para nuevos partidos políticos

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad