Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Jesús Orta: ¿de capaz y honesto a miembro de la delincuencia?

¿A quién hizo enojar Jesús Orta? Sería muy grave que la sociedad se equivocara con un padre de familia honesto y un buen funcionario público, solo por dar un golpe político.
vie 14 agosto 2020 11:59 PM
(Obligatorio)
El exsecretario de Seguridad Ciudadana está acusado de manejar fondos de manera irregular.

La pregunta que ronda en el ambiente es cómo pasó Jesús Orta de ser el mejor candidato para ocupar un cargo tan importante, como el de secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, a ser señalado como miembro de una red de delincuencia organizada. Parecería que la acusación es absurda en un personaje de esa trayectoria, que definitivamente no formaba parte del equipo de Osorio Chong.

Entonces, será que fallaron los filtros que debieron haber detectado las irregularidades que hoy se le imputan al ex funcionario, o simplemente no caben ese tipo de acusaciones. Extraño que, según trasciende, el uso de una partida pueda llevar a una acusación de delincuencia organizada.

Publicidad

Hoy sabemos que, en las semanas previas a la toma de posesión de la Dra. Sheinbaum, las posiciones claves del gabinete de seguridad –la SSC-CDMX y la PGJCDMX– estaban acéfalas, en medio de la indefinición, en gran medida por la falta de buenos perfiles y candidatos que conjuntaran experiencia, capacidad y, sobre todo, honestidad. Era necesario un funcionario de trayectoria probada, después de las evidentes irregularidades de la administración de Mancera, que llevaron al incremento de la delincuencia.

Orta no era ningún improvisado, su currículum y una carrera en la administración pública intachable lo avalaban; pasó de ser un perfecto desconocido en el gobierno de la ciudad, a cerrar la administración de Marcelo Ebrard como Oficial Mayor, gracias a su trabajo.

Su invitación a la policía federal por parte del Dr. Manuel Mondragón y Kalb no fue muy diferente, a los ojos del otro comisionado nacional de seguridad, Orta –a quien apenas conocía– era un tipo capaz y honesto y no dudó en integrarlo a su equipo al frente de la extinta CNS.

Mondragón escogió al mejor administrador que conoció en su paso por el gobierno de la ciudad, con una sólida formación en el Tec de Monterrey y en El Colegio de México.

Publicidad

A su salida, a Orta –por la calidad de su trabajo– se le ofrece seguir participando en otras trincheras dentro del propio círculo del sistema de seguridad pública nacional, y así llega a la Dirección General de administración del SESNSP, para más tarde incorporarse a la DGPOP de la Semarnat. Es difícil construir una carrera así de larga, con distintos equipos de trabajo, si uno no es serio, profesional y honesto.

Este último encargo es relevante en la medida que Orta renuncia a él para participar en la campaña para gobernadora de Delfina Gómez, en calidad de asesor de finanzas y políticas públicas, con miras a incorporarse a su administración como Secretario de Finanzas, en caso de que ella hubiera resultado electa. Es decir, Orta siempre fue visto en los círculos de Morena como un profesional de la administración pública eficaz, atractivo incluso para convencer al electorado de la viabilidad de un gobierno como el que pudo haber encabezado la Maestra Delfina.

Orta duró poco menos de un año al frente de la SSC-CDMX; no pudo hacer mucho en varios sentidos, aunque los índices delictivos comenzaron a mejorar, aunque seguramente le afectó la falta de tiempo, recursos, experiencia, confianza, etc.

Publicidad

Nunca, durante su desempeño en la secretaría, en el que asistía de manera diaria a las reuniones de seguridad, en donde se comparte información de primer nivel, se puso en duda la honestidad de su trabajo.

No existe nada que lo vincule a la delincuencia. Pero lo que sí dejó a su paso fue una lista de adversarios que contribuyeron a sembrar la duda y la desconfianza ante la jefa de Gobierno, que terminó por agotarlo hasta su eventual renuncia.

Así que cómo pasó Orta de ser un personaje finamente escrutado a un miembro de la delincuencia organizada. ¿A quién hizo enojar Jesús Orta? Sería muy grave que la sociedad se equivocara con un padre de familia honesto y un buen funcionario público, solo por dar un golpe político.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad