Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#BuróParlamentario | 64 Legislatura: ¿qué esperar del último año?

Esperamos que la actual hegemonía en 64 Legislatura se mantenga. Hasta ahora, Morena solo ha dejado de aparecer en una coalición ganadora de votación plenaria.
lun 07 septiembre 2020 06:20 AM
64_Legislatura.jpeg
En lo que resta de la 64 Legislatura se prevé que Morena mantenga su hegemonía.

Tras hacer un balance del segundo año legislativo (el cual puedes consultar aquí: https://buroparlamentario.org/reportes/Buro_Reporte2020 ), presentamos los aspectos más importantes a tener en cuenta hacia el último año de la 64 Legislatura en la Cámara de Diputados.

La actual legislatura se perfila para alcanzar el máximo histórico de chapulines. Hasta el día de hoy, se registran 42 “permutaciones interpartidarias” (por decirlo de un modo más elegante), de las cuales el 37% fueron movimientos estratégicos para que un partido (el PT) pudiera presidir la Mesa Directiva. En otro 37%, los legisladores expresaron tener diferencias ideológicas con su partido. El 22% de los cambios se gestaron para dar a Morena la mayoría absoluta al inicio de la legislatura y solamente 2% fueron motivados por políticos en busca de mejores candidaturas en otros partidos.

Publicidad

Cabe destacar que quienes han cambiado de partido en la actual legislatura han sido mayoritariamente hombres (61%) que no ocupan posiciones de alta jerarquía en la asamblea como presidencias de comisión o cargos de Mesa Directiva. La legislatura que hasta ahora ha albergado más legisladores que cambiaron de partido es la 63 (con 46 cambios). En aquella legislatura (2015-2018), la principal motivación del transfuguismo fue electoral. Casi la mitad de los políticos que brincaron de bancada (principalmente provenientes el PRD) se cambiaron a Morena hacia el último año para buscar candidaturas con mayores probabilidades de triunfo en el Senado, los municipios y los congresos locales.

Esto nos hace pensar que conforme se comiencen a vislumbrar los escenarios electorales de 2021, los legisladores buscarán ubicarse en los partidos que les ofrezcan las candidaturas o posiciones de gobierno más interesantes.

Por otra parte, esperamos que la actual hegemonía en la agenda de la coalición en el gobierno se mantenga. Hasta ahora, Morena solo ha dejado de aparecer en una coalición ganadora de votación plenaria. Es decir, el partido del Ejecutivo ha perdido sólo una votación de casi 400 asuntos discutidos en el pleno.

Tal vez el episodio más reciente de contrapeso parlamentario se dio el 28 de julio de 2020, cuando al no alcanzar una mayoría calificada en la Comisión Permanente Morena no pudo convocar a un periodo extraordinario para tratar las reformas a 5 leyes relacionadas con el T-Mec.

Publicidad

Si bien es cierto que los temas votados en pleno incluyen ya ciertos posicionamientos que la oposición logra colocar desde la etapa de comisiones, la actual conformación de la Cámara le permite a la coalición Morena-PES-PT presentar reservas para que la legislación se amolde a su visión.

Más aún, si al contingente del Ejecutivo le sumamos los 13 diputados del PVEM, después de los cambios de partido registrados en días recientes, Morena tiene por primera vez en la legislatura, los 334 votos necesarios para hacer reformas constitucionales sin la necesidad de buscar apoyo en diputados de otras fuerzas políticas.

De igual modo, buena parte de la agenda de los diputados de la 4T se ha construido a partir de las declaraciones del presidente. Condición que prevemos se mantendrá e incluso se agudizará en este último año legislativo.

Aproximadamente, una semana después de que el Ejecutivo emite alguna declaración que no se encontraba planteada en su programa inicial de gobierno, se presentan a la Cámara de Diputados un promedio de cuatro iniciativas de ley que buscan incluir el objetivo de dicha declaración presidencial en el marco jurídico nacional. Es decir, sin necesidad de ser un legislador activo, el presidente ha podido colocar los temas prioritarios de su agenda en el circuito parlamentario a través de los representantes de la 4T.

Publicidad

Finalmente, este último año esperamos ver un crecimiento tanto en la promoción de iniciativas como en la aprobación de temas prioritarios para el proceso de trasformación iniciado en 2018. En cuanto al primer punto, se debe tener en cuenta que la más fuerte actividad dentro de la Cámara siempre se da hacia los últimos meses cuando los legisladores buscan establecer comunicación con los distintos actores del sistema que son cruciales para la continuidad de sus carreras políticas y los partidos buscan consolidar sus proyectos primordiales para tener argumentos electorales en los comicios por venir.

En este sentido, prevemos que se acentúe la discusión en los temas de seguridad nacional, reducción al financiamiento de partidos políticos, fuero presidencial, y la ampliación y consolidación constitucional de programas sociales.

______________________________

Nota: Sergio A. Barcena es doctor en Ciencia Política por la UNAM. Especialista en Poder Legislativo. Investigador del Tec de Monterrey y director de la asociación Buro Parlamentario.

Buró Parlamentario es una asociación civil que busca vigilar al Poder Legislativo promoviendo una ciudadanía informada, activa y participativa.

Twitter: @BuroParlamento

________________________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad