Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

FGR: tres años de tratos diferenciados en la persecución del delito

Desde que se le confirió de autonomía, por la Fiscalía han pasado casos como la Estafa Maestra, Odebrecth y el de Salvador Cienfuegos; a cada uno se le ha dado trato diferenciado.
lun 11 octubre 2021 03:23 PM
fgr-delitos
Alejandro Gertz Manero fue nombrado como el primer fiscal de la FGR en enero de 2019.

A casi tres años de lograr su autonomía del Poder Ejecutivo, la Fiscalía General de la República ha causado varias polémicas por el trato diferenciado que ha dado a las investigaciones y presuntos culpables de haber cometido algún delito, como es el caso de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex; Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social, y los 31 científicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Las fotografías que compartió Lourdes Mendoza, columnista de Expansión Política, en las que se ve al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, en un restaurante de Lomas de Chapultepec, generaron críticas y molestias del presidente Andrés Manuel López Obrador y políticos opositores.

Publicidad

En su conferencia de prensa matutina, el presidente consideró como una provocación las fotografías de Lozoya Austin.

“Creo que es legal, pero es inmoral el que se den estas cosas, es una imprudencia para decir lo menos, un acto de provocación porque este señor fue director de Pemex y está como testigo protegido”, dijo este lunes.

Emilio Lozoya fue detenido en España en febrero de 2020. Fue extraditado a México y logró un acuerdo con la Fiscalía General de la República para ser testigo colaborador en las investigaciones por Odrebecht y la compra de una planta de agronitrogenados.

AMLO: "Inmoral" la salida a un restaurante de Lozoya | #EnSegundos

Trato diferenciado

En sus casi tres años de autonomía, han llegado a la FGR casos como el de Odebrecht, las acusaciones contra Salvador Cienfuegos, la Estafa Maestra y el presunto mal uso que hicieron científicos del Conacyt de recursos públicos. No obtante, también se han denunciado cientos de delitos relacionados con delincuencia organizada, desapariciones forzadas, robo de hidrocarburos y portación de armas.

Cada uno ha tenido un trato diferenciado: unos casos se investigan con celeridad, otros permanecen en análisis. Algunos acusados se les permite llevar su proceso en libertad, mientras que otros tienen que permanecer en prisión.

La cofundadora de la organización Tojil, Estefania Medina , dijo a Expansión Política que la FGR arrastra vicios de cuando era Procuraduría General de la República, como la forma en que procede con los casos.

Publicidad

“Nos falta tener certeza de cómo se investigan estos casos y cómo se toman decisiones”, dijo.

A Lozoya Austin se le otorgó el beneficio de ser testigo colaborador, figura bajo la cual le ha permitido enfrentar sus procesos legales en libertad.

A Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social, se le mantiene en prisión acusada de participar en la llamada Estafa Maestra durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Al cumplir dos años detenida, la exjefa de Gobierno de la capital afirmó que se le mantiene en prisión porque es mujer.

“El día 13 de agosto cumplo 2 años de estar recluida injustamente. El odio, la venganza y el miedo me han traído a estos cuatro muros. Estoy privada de mi libertad porque soy mujer y me llamo Rosario Robles. La prueba contundente es que soy la única en la cárcel”, escribió en redes sociales.

Otro caso que ha causado polémica es la detención de general Salvador Cienfuegos en Estados Unidos. A petición del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Fiscalía reveló las pruebas que envió Estados Unidos contra el extitular de la Sedena durante el gobierno pasado.

Una vez en México, la FGR exoneró a Salvador Cienfuegos de delitos contra la salud y lavado de dinero, por lo que determinó no ejercer acción penal.

“Del análisis correspondiente, se llegó a la conclusión de que el General Salvador Cienfuegos Zepeda nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”, informó a través de un comunicado.

Parte de ese trato diferenciado también se ha visto con los 31 investigadores del Conacyt. La FGR los acusa de presunto lavado de dinero y delincuencia organizada, por el presunto mal uso de los recursos que realizaron del erario público.

Publicidad

Las imágenes de Lozoya en un restaurante generaron diversas críticas de activistas y políticos que cuestionaron el actuar de la FGR.

La senadora de Acción Nacional Xóchitl Gálvez ironizó en que el menú del que disfrutaría Lozoya estaba integrado por corrupción, impunidad y cinismo.

Otro de los funcionarios que manifestó su molestia fue el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, quien dijo que la “impunidad siempre es una afrenta”.

Publicidad
Publicidad