Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

FGR: dos años de autonomía, indignación y justicia diferenciada

Expertas consideran que la FGR aún mantiene practicas oscuras en la forma de resolver algunos casos, lo que genera decepción y falta de credibilidad entre los mexicanos.
jue 28 enero 2021 06:00 AM
FGR
Alejandro Gertz Manero es el primer fiscal general de la República.

A dos años de haber logrado su autonomía, la Fiscalía General de la República arrastra vicios de la PGR, ha bajado su capacidad de investigar que le ha llevado a cerrar más de 63,000 carpetas, pero también ha aplicado una justicia diferenciada y la resolución de algunos casos han generado indignación entre los mexicanos, como el más reciente relacionado con Salvador Cienfuegos, alertan expertas en materia de justicia.

En entrevista con Expansión Política, la coordinadora del programa de Justicia de la organización México Evalúa, Mara Gómez, y la cofundadora de la organización Tojil, Estefania Medina, coinciden en que la FGR mantiene prácticas oscuras en la forma de resolver algunos casos, lo que genera falta de credibilidad en esa institución de justicia.

Publicidad

“No hay ningún indicio que nos permita advertir que la institución se está transformando. Lo que vemos es que sigue con las mismas formas de operar cerradas, sin transparencia, con poca eficiencia, con las mismas prácticas de la PGR, parece que solo fue un cambio de siglas”, advierte Mara Gómez.

“Nos falta tener certeza de cómo se investigan estos casos y cómo se toman decisiones”, afirma a su vez Estefanía Medina, quien considera que la exoneración de Cienfuegos logró indignar a la sociedad mexicana y reafirmar que la justicia sigue sin tocar a las altas esferas políticas.

El 14 de diciembre de 2018, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, con lo que desapareció la PGR y nació un órgano de justicia autónomo.

En sus dos años de autonomía, a la FGR han llegado casos como el de Odebrecht, Rosario Robles, Salvador Cienfuegos, La Estafa Maestra, pero también miles de asuntos relacionados con delincuencia organizada, portación de armas, robo de hidrocarburos, desapariciones forzadas. En la mayoría, la FGR presenta un rezago, pero hay otros en que la eficacia y rapidez de la Fiscalía ha sido notoria.

Las especialistas coinciden en que, en estos dos primeros años, la FGR ha mostrado un trato diferenciado en los asuntos que tiene bajo su jurisdicción, pues mientras en delitos como desaparición forzada han pasado años sin respuesta, otros como el de Salvador Cienfuegos, investigado en Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero, quedaron resueltos en cuestión de meses.

Publicidad

Estefania Medina explica que el caso de Cienfuegos dejó cierto sabor a impunidad porque en cuestión de semanas la FGR determinó el no ejercicio de la acción penal sin realmente explorar nuevas líneas de investigación.

"Nuestra visión es que esta investigación tiene líneas que pudieran agotarse, no solo analizar lo que se envío por parte de la DEA sino incluso de aperturar líneas de investigación que se deriven del conocimiento de los hechos y generar una investigación más profunda", plantea.

Para la experta, la resolución de la FGR evitó que la sociedad mexicana pudiera acceder a la justicia y a su derecho a la verdad.

Los números hablan

En México Evalúa han seguido de cerca el actuar de la FGR y los datos son poco optimistas. Mara Gómez advierte que, si bien uno pensaría que la FGR debería estar tras grandes casos, el 56.3% de sus asuntos procesados son por portación de arma y el 18.7% de delitos contra la salud, un 59% por delito del robo de hidrocarburos, es decir, el 80% de los casos que atiende la Fiscalía son por armas, huachicol y narcomenudeo.

En su transición a Fiscalía también se ha perdido la capacidad de investigar. Mientras que en 2018 se iniciaron 112,635 investigaciones federales, para 2019 éstas bajaron a 98,285.

Publicidad

“¿Hay menos delitos? A nosotros nos parece que no, sino que hay más cifra negra y que se inician menos procedimientos federales, de un año a otro casi 15,000 menos”, plantea Mara Gómez.

Pero también ha incrementado el rezago de trabajo de la FGR. En el 2019, el 66.3%, no tenía una respuesta de la Fiscalía, para 2019 ese porcentaje pasó a 71.7%.

En estos dos años también ha incrementado la prisión preventiva oficiosa, la cual se usa de manera indiscriminada. En 2018 se utilizó en 71% de los casos, mientras en 2019, en 83.8%.

Estefania Medina afirma que de acuerdo con el último informe que presentó el fiscal Gertz Manero, hay 63,000 casos que debieron cerrarse porque prescribieron y por lo tanto se quedaron impunes. Además, hay otras 63,000 carpetas de investigación archivadas porque ya no tienen otras líneas de investigación.

“Estas deficiencias no han cambiado, la FGR sigue con las mismas prácticas que ha tenido desde hace mucho tiempo”, comenta.

Falta independencia y transparencia

Las expertas consideran que, si bien la consolidación de la FGR tomará aún tiempo, la institución necesita trabajar en ser más transparente en sus procesos y toma de decisiones, aplicar su autonomía constitucional, y en implementar el plan de persecución penal , presentado en febrero de 2020 pero hasta ahora sin aplicar.

“Esta administración tiene el encargo de lograr esta transición de cambiar de un esquema operativo de una procuraduría que teníamos a una nueva fiscalía, lo cual creo que no ha acabado de ocurrir en la realidad”, plantea Estefanía Medina.

Mara Gómez explica que al proceder del Ejecutivo, es complicado que la Fiscalía General de la República sea autónoma en los hechos, pero en la ley, ya se le otorgó esa facultad, por lo que debe hacerla valer.

"La Fiscalía en México y muchos países pertenecen al Ejecutivo, así que hay cierto grado de dependencia, pero las decisiones técnicas y jurídicas tienen que ser autónomas y eso no se ve claro", subraya.

Publicidad
Publicidad