Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Adán Augusto López: la mano derecha de AMLO que dio nuevo peso a la Segob

A un año de asumir la Secretaría de Gobernación, al mandatario de Tabasco con licencia también se le percibe como una posibilidad seria para obtener la candidatura rumbo a las elecciones de 2024.
vie 26 agosto 2022 11:59 PM
(El Jefe del Ejecutivo Andrés Manuel López Obrador y Adán Augusto López Hernández, secretario de gobernación)
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que como secretario de Gobernación, Adán Augusto López, le "aligera" la carga.

Hasta antes del 26 de agosto de 2021, a Adán Augusto López Hernández no se le identificaba a nivel nacional; sin embargo, su nombramiento como secretario de Gobernación lo ha posicionado como la mano derecha del presidente Andrés Manuel López Obrador y perfilado como una de las “corcholatas favoritas” rumbo a las elecciones presidenciables del 2024 .

“La figura de Adán está muy discreta, pero se ha convertido en la mano derecha del presidente… (Rumbo al 2024) Tiene todas las ventajas: ser cercano al presidente, ser de su mismo estado y de ser sobre todo leal, que es lo que más se busca en la política, alguien leal al proyecto; en Adán Augusto López están representadas estas características”, refiere Mónica Montaño Reyes, profesora-investigadora en del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad de Guadalajara.

Publicidad

El 26 de agosto de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un movimiento en su gabinete. Si bien era un cambio esperado, en la Secretaría de Gobernación, sorprendió la designación: Adán Augusto López como sustituto de Olga Sánchez Cordero.

AMLO
El 26 de agosto de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrado anunció la saluda de Olga Sánchez Cordero de la Secretaría de Gobernación, y a Adán Augusto López como el nuevo encargado de la política interna.

A su paisano le encargaría la construcción de puentes y el dialogo con los gobernadores, así como la relación con los otros poderes.

“Entra Adán Augusto al relevo porque necesitamos continuar con el proceso de transformación. Y Adán me va a ayudar para hacerse cargo de todos los asuntos públicos políticos: la relación con gobernadores, la relación respetuosa con la Fiscalía General de la República, la relación -también respetuosa- con el Poder Judicial, en especial con la Suprema Corte de Justicia, y lo que se tiene que atender en el Poder Legislativo. Las nuevas iniciativas de reforma que vamos a enviar, son tres que nos hacen falta”, dijo el presidente el 31 de agosto al explicar el nombramiento de López Hernández al frente de la Segob.

En los 365 días que ha estado al frente de la dependencia, Adán Augusto López se ha convertido en la mano derecha del presidente Andrés Manuel López Obrador y desde hace varios meses se le ve como una posibilidad seria para encabezar una candidatura presidencial, nominación por la que competirá con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; con el canciller Marcelo Ebrard, y con cualquier otro morenista que busque ser el candidato de Morena a la Presidencia de la República.

“Adán Augusto López llega con el pie derecho. Salta a la vida pública porque aunque era gobernador de Tabasco, a nivel nacional era poco conocido. Se le ve como buen negociador, que era lo que hacía falta en Secretaría, pero también alguien con carácter, que conoce el sistema político. Una vez que el presidente ‘lo destapa’, todo lo que haga, suma para la construcción de una candidatura”, afirma Ivonne Acuña, politóloga y profesora de la Universidad Iberoamericana.

Adán Augusto López ha acompañado a López Obrador durante años. En la primera contienda por la presidencia de la República de su paisano, en 2006, López Hernández se encargó de coordinar la campaña presidencial en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

 

En lo personal, el hoy secretario de Gobernación también prestó servicios profesionales a López Obrador. El nacido en Paraíso, Tabasco, fue quien realizó la cesión de sus propiedades a los hijos del presidente.

Desde antes de ser incorporado al gabinete federal y ya durante su gestión al frente de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto ha sido reconocido como un funcionario de 10.

“Me está ayudando mucho, si no vendría a Villahermosa a acusarlo, pero vengo a decir que Adán me está ayudando, me está ayudando a aligerar la carga”, dijo sobre el trabajo hecho por su hombre de confianza el presidente López Obrador.

“Es callado, pero eficaz”, dice AMLO de Adán Augusto López | #EnSegundos

De la “calentura ajena” al destape

Cinco meses después de despachar desde el recinto de Bucareli, a Adán Augusto se le candidateó, pero él con 25 palabras rechazó que esa fuera su intención.

“Yo no sudo calenturas ajenas. Ya les comenté que yo tengo un compromiso con el señor presidente, que me invitó a acompañarlo en esta tarea”, dijo en una conferencia matutina.

Sin embargo, el destape oficial vino de su jefe. Al finalizar un encuentro con diputados de Morena, Partido del Trabajo y Verde Ecologista en abril pasado, el presidente López Obrador preguntó: “ Díganme si sí o no: ¿verdad que tenemos un buen secretario de Gobernación?", lo que de respuesta obtuvo gritos de sí y que empezaran a corear "¡Presidente, presidente!".

AMLO somete a consulta popularidad de Adán Augusto

 

Desde ese momento, al secretario de Gobernación se le ve como posible aspirante a la Presidencia de la República, un hecho nada excepcional, pues del puesto de secretario de Gobernación han surgido algunos candidatos a la Presidencia como sucedió con Gustavo Díaz Ordaz (PRI), Luis Echeverría (PRI), Francisco Labastida (PRI) y Santiago Creel Miranda (PAN).

“Adán fue destapado por el presidente, lo que nos habla de un mensaje que el presidente está dando de manera implícita a la militancia de Morena, que en quien confía es en esa persona… Es una carta clave que tiene el presidente para que en estos dos años pueda tener un as bajo la manga en caso de que Morena llegue a sufrir un fuerte quiebre interno y que pueda imponerse la tradición de que sea alguien muy leal al presidente el que continúe con el proyecto”, refiere Mónica Montaño.

De manera discreta, hay una estructura que trabaja en la construcción de una candidatura de Adán Augusto López Hernández. En diversos estados del país ha circulado propaganda a favor del gobernador de Tabasco con licencia, su imagen suele ir acompañada con la frase “#AdánVa”.

adan-va.jpg
Por algunos estados del país, circuló propaganda a favor del secretario de Gobernación.

En los últimos meses, se ha visto a un secretario activo en la política partidista. Acudió a las campañas de los aspirantes a gobernador de Morena, llamó a la unidad interna en Morena rumbo a los procesos electorales de 2023 y 2024 y en recientemente fue electo como congresista nacional de Morena.

 

“Yo tampoco confío en usted”

En su primer año al frente de la Secretaría de Gobernación Adán Augusto ha enfrentado diversos desafíos como establecer mesas de diálogo con el Partido Acción Nacional, las cuales terminaron por ser suspendidas sin alcanzar acuerdos; sustituir al presidente López Obrador ante su segundo contagio de coronavirus, explicar y defender iniciativas de reforma como la de la ley eléctrica.

Pero también en estos meses, el secretario de Gobernación ha enfrentado polémicas como una supuesta amenaza que denunció el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, a través del exgobernador de Chiapas, Manuel Velasco.

“¿Usted cree que con este tono de voz yo voy a amenazar a alguien? No pues no. Nosotros actuamos de distinta manera. Todo esto lo vivimos y nosotros lo sufrimos cuando estábamos en la oposición y formábamos parte del movimiento. A la gente no se le olvide que quienes compraron los votos para sacar la reforma energética fueron ellos”, dijo cuando se le consultó sobre la veracidad de la supuesta amenaza denunciada por el también exgobernador de Campeche.

En su papel como conciliador, el secretario tuvo otro capítulo que causó polémica. Al intentar dialogar con una madre de un desaparecido, el secretario le cuestionó si confiaba en él y al recibir una negativa como respuesta soltó: “Pues yo tampoco confío en usted”.

Para Ivonne Acuña, el secretario de Gobernación debe cuidar más las formas, pues ya que ha logrado ser reconocido a nivel nacional, lo que necesita es ganar simpatías.

“Se equivocó. Tiene que tener cuidado porque esos desplantes no van… Está a la defensiva, y pues se equivoca, porque lo que quiere es generar es empatía y la gente a penas lo está conociendo y este tipo de actitudes no le ayudan”, refiere.

Publicidad
Publicidad