Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Juez dicta prisión preventiva en el Reclusorio Norte a Murillo Karam

El juez determinó esta medida cautelar para el exprocurador acusado de los delitos contra la administración de la justicia, tortura y de “disfrazar” la “verdad histórica”.
sáb 20 agosto 2022 09:39 AM
Murillo-Karam-detenido-FGR-verdad-historica
Los fiscales federales acusaron al exprocurador Jesús Murillo Karam de delitos contra la administración de la justicia y tortura.

Tras 12 horas de audiencia, el juez Marco Antonio Fuerte Tapia determinó dictar la medida cautelar de prisión preventiva justificada contra el exprocurador general de la República, Jesús Murillo Karam , por los delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia, en el caso “Ayotzinapa”, misma que deberá cumplir en el Reclusorio Norte.

El juez citó para el próximo 24 de agosto a las 8:00 horas a una audiencia en la que se dará a conocer si se vincula o no a proceso al exprocurador.

Publicidad

El juez consideró que hay delitos como tortura y desaparición forzada que no pueden ser retroactivos, ya que los señalamientos de la FGR hacia Murillo Karam, respecto al caso Ayotzinapa, ocurrieran antes que se promulgaran las leyes al respecto en 2017 y 2019.

No obstante consideró que existe el riesgo de la sustracción de la justicia partiendo de dos bases: la primera es la trascendencia de la investigación por ser un hecho conocido en todo el país, la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, es decir que es una investigación de “primer nivel” y la segunda es el perfil de Jesús Murillo Karam, porque ha ocupado cargos de alto nivel, desde la gubernatura de un estado (Hidalgo), la PGR, entre otros, lo que le permitió tener contactos que pudieran apoyarle a sustraerse de la justicia.

Otro elemento que consideró el juez para no conceder el arraigo domiciliario como lo solicitó la defensa, es que no hay certeza del sitio donde se le pueda ubicar, al contar con cinco domicilios.

Por tanto, el juez federal consideró que, ni la edad, ni los padecimientos que sufre desde hace más de 25 años, son impedimento para que cumpla su prisión preventiva. Ordenó a las autoridades del reclusorio norte a mantener la custodia y salud de Murillo Karam.

 

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó esta medida al considerar que existe riesgo de evasión de la justicia, ya que cuenta con cinco domicilios: tres en Hidalgo, uno en la Ciudad de México, otro en Acapulco, Guerrero, además de que sus recursos económicos ascienden a los 85 millones de pesos, y tiene relaciones personales, así como posibilidades para salir del país, por lo que pidieron al juez que tome en consideración estos temas.

"Señor juez, verlo salir de esta sala (a Murillo Karam) significa que no lo podamos volver a ver y se vea comprometida la justicia a las víctimas”, dijo la representante de la FGR.

murillo_karam_audiencia.png
La audiencia duró alrededor de 12 horas. El exprocurador manifestó "andar mal" y decretaron receso en una ocasión para revisarlo.

La defensa de Murillo Karam había solicitado al juez la medida cautelar de firma periódica y entregar el pasaporte para evitar que el exprocurador salga del país, además pidió que en caso que decrete la presión preventiva, sea cumplida en su domicilio, lo que no sucedió.

Los abogados argumentaron que el exprocurador no ha salido del país, pese a que existe una orden de aprehensión en contra de otro implicado en el caso (Tomas Zeron de Lucio, el director en jefe de la Agencia de Inteligencia Criminal).

“Nuestro cliente es respetuoso de las instituciones y su entrega a las autoridades ministeriales es para dejar en claro a su familia y sobre todo a la sociedad que él (Murillo Karam) es el más interesado en aclarar este asunto”, dijo la defensa del exprocurador.

Dentro de las justificaciones para evitar la presión preventiva, la defensa del exprocurador llamó a un médico internista que atiende a Murillo Karam desde hace 28 años. En su declaración, el médico Alberto Jonguitud Falcon dijo que Murillo Karam padece de hipertensión desde hace 25 años, EPOC por tabaquismo intenso desde 15 años e insuficiencia vascular cerebral desde hace 8 años, por tanto requiere de tratamientos y medicamentos permanentes.

De hecho, el exprocurador intentó tomar la palabra durante las más de 12 horas de audiencia, pero al ser negado por su equipo legal solo dijo: “ando tan mal que no le doy confianza a mi defensa”.

 

Las acusaciones contra el exprocurador

La FGR acusó al exprocurador Jesús Murillo Karam de “fraguar”, “urdir”, “crear”, “montar” y “disfrazar” la llamada “verdad histórica” que se dio a conocer en el caso de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

“Con la verdad histórica, usted (Murillo Karam) de manera dolosa truncó, frustró y descartó otras líneas de investigación e impidió que los familiares de los estudiantes desaparecidos accedieran a la información y a la justicia”, acusó la FGR.

Durante la relatoría de los hechos en la audiencia inicial, los agentes citaron la conferencia del 27 de octubre de 2014, en donde el entonces procurador dio a conocer la detención de cuatro presuntos integrantes de Guerreros Unidos y giró instrucciones a Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de conducir la investigación. No obstante, la fiscalía señaló que era “materialmente imposible” porque la declaración de las personas se dio el mismo día, pero a partir de las 22:30 horas.

La fiscalía también aseguró que el 28 de octubre, Tomás Zerón excarceló a uno de los detenidos, Agustín García, alias "El Chereje", para trasladarlo a Guerreo en helicóptero, pero posteriormente declaró que en el traslado sufrió tortura física y psicológica.

La Fiscalía General de la República acusó al exprocurador de delitos contra la administración de la justicia por "alterar y perturbar" los hechos e indicios mediante las instrucciones que le daba a Tomás Zerón de Lucio, ya que señaló que giraba órdenes al extitular de la AIC de las que él tenía conocimiento y sabía cómo se llevaban a cabo.

Además, los agentes señalaron que Murillo Karam intentó desestimar las exigencias de los padres de los normalistas, previo a un encuentro que iban a tener con el presidente Enrique Peña Nieto en ese año.

“Con sus acciones al fraguar la verdad histórica, (Murillo Karam) buscó mejorar en 2014 la percepción ciudadana como titular de la PGR y desvalorar la exigencia legítima de los padres de los normalistas desaparecidos, previo al encuentro que tendrían con el presidente Enrique Peña Nieto“, dijo la representación de la FGR.

 

Murillo Karam en el Reclusorio Norte

Tras su detención este viernes en las Lomas de Chapultepec, el exfuncionario en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, fue puesto a disposición del Ministerio Público en instalaciones de la FGR de Tacubaya, donde permaneció por más de 12 horas.

A la 6:47 horas de este sábado, Murillo Karam fue trasladado hacia el Centro de Justicia federal en el Reclusorio Norte, después de más de media hora de recorrido en un convoy conformado por cuatro camionetas de la Secretaría de Marina y motocicletas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

La camioneta Jeep gris donde fue trasladado el también exgobernador de Hidalgo, ingresó primero a la aduana del complejo penitenciario, para después de unos minutos, ingresarlo directamente al Centro de Justicia federal donde se lleva a cabo la audiencia inicial que comenzó poco antes de las 10:00 horas.

Transcurridos 15 minutos del comienzo de la audiencia, el juez Mauricio Antonio Fuerte Tapia concedió un receso de una hora para que la defensa del imputado conozca y revise la carpeta de investigación que proporcionó la Fiscalía General de la República dentro de la causa penal 307/2022.

En la audiencia, Jesús Murillo Karam, se acompañó de tres defensores particulares; Elba Marina Vazquez, Antonio y José Javier López. El exfuncionario permaneció en todo momento con su chamarra negra y un cubrebocas blanco, solo tomó la palabra ante el micrófono para identificarse ante el juez y aceptar que sus abogados estuvieran presentes en la audiencia.

En la sala dos del Centro de Justicia Federal del Reclusorio Norte, además estuvieron presentes representantes de la FGR, del centro Miguel Agustín Pro Juárez y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. En una sala contigua, estuvieron presentes dos personas identificadas con las iniciales MSG y HHR, familiares de estudiantes normalistas desaparecidos en septiembre de 2014, a quienes se les protegió la identidad con distorsión de voz y la cámara desenfocada.

A la audiencia, también llegaron abogados del Centro Prodh en representación de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La detención de Jesús Murillo Karam ocurrió un día después del la presentación del informe de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, en el que se confirmó que la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Rural Isidro Burgos fue un crimen de Estado que involucró a autoridades federales, locales y miembros del crimen organizado.

En este informe, el gobierno federal dio a conocer a los padres que no hay indicios de que los jóvenes estén con vida, al señalar que "todos los testimonios y evidencias acreditan que estos fueron arteramente ultimados y desaparecidos".

Esto último, es la única coincidencia con la "verdad histórica" de Murillo Karam,quien llevó las investigaciones durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, y que hoy es llevado ante un juez por el caso.

Publicidad
Publicidad