Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Enfrían 'Martes del Jaguar' contra Alito Moreno, pero reconocen horas de audios

Hasta ahora, se han difundido 11 fragmentos de conversaciones que acumulan menos de 20 minutos y según la mandataria de Morena se acumularían nueve irregularidades legales.
vie 15 julio 2022 06:00 AM
layda alito
La mandataria de Campeche aseguró que Moreno se burla del INE.

En dos meses, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, ha difundido en su programa El Martes del Jaguar menos de 20 minutos de supuestas conversaciones de Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, hoy líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y que develarían, según ella, el enriquecimiento ilícito de su antecesor en el cargo, además de presuntos delitos electorales y fiscales.

Pero según el líder de Morena en Campeche, Erik Reyes, hay suficientes grabaciones para emitir cada martes hasta el 2024 y aún sobrarían, ya que rebasan las 60 horas de grabaciones.

Publicidad

El martes pasado la mandataria adelantó una posible pausa en la emisión de audios “para no lastimar la carpeta de investigación” sobre los presuntos delitos, algunos de los cuales ella misma ha denunciado ante la Fiscalía General del estado.

Los audios de conversaciones que el líder priísta habría sostenido con su equipo cercano, amigos y legisladores de su partido, y que éste reconoció como su voz, pero de contenido manipulado, forman el expediente de Alito difundido en el programa Martes del Jaguar, que conduce Sansores semanalmente.

Según Sansores con estos audios se mostrarían mecanismos de lavado de dinero, financiamiento ilegal de campañas, rebase de tope de gastos de proselitismo, contratación de “campañas negras” electorales, “extorsión” a empresarios, compra ilegal de espacios en televisión, delitos fiscales, maltrato a proveedores, e intención de prolongarse en el cargo como dirigente nacional del PRI para incidir en las candidaturas presidencial y al Congreso en 2024.

El Martes del Jaguar es un programa producido por el gobierno del estado de Campeche y creado en 2021, al asumir el cargo la morenista. En él, la gobernadora y Juan Herrera, quien aparece como co-conductor, exponen temas de la entidad, avances de gobierno, todo salpicado con comentarios, música y entrevistas.

Este comenzó a ser la plataforma de difusión de la campaña de Sansores contra Moreno Cárdenas el 3 de mayo pasado, con un primer audio. La mandataria explicó que eran varios y se los entregaron a su co-conductor “y seguramente gente de su propio equipo ¿Porque quién más podría tener eso?….va a salir: no es mi voz”, anticipó desde entonces.

En esa primera emisión se escuchó un diálogo de quien presuntamente es Moreno Cárdenas con otra persona, en la que se habla de un pago por 2.5 millones de dólares al publicista español Antonio Solá para realizar “campañas negras” en la elección de 2021 y a favor de Christian Castro Bello –sobrino de “Alito”- quien fue el candidato del PRI y fue derrotado por Sansores.

De resultar cierta esa información en ese proceso electoral se habría rebasado el tope de campaña y, además, esos gastos no fueron reportados por el PRI ante los órganos electorales.

“¡Hijo de su mamá!, no puede ser…. cuánto le pagaban a Solá”, exclamó Sansores en esa primera emisión de denuncia, misma que publicitó en Twitter con la frase: “Este audio habla del juego sucio durante las elecciones, y lo negaban. Para hacer daño, para hacer campañas de desprestigio, pagaron en dólares. ¡No se vale!”.

Moreno Cárdenas no reaccionó. A la semana siguiente, el 10 de mayo, siguió la difusión de otro segmento en el que quien se identifica como la voz de “Alito” con lenguaje soez se refiere a proveedores –presuntamente de la campaña del PRI- y exige demandarles gorras y retrasar los pagos.

“¡Qué respeto puede despertar alguien que no respeta a nadie! Ahora se dicen perseguidos políticos, pero la realidad es que le robaron todo al pueblo campechano y hasta les quedaron a deber a proveedores”, escribió a mandataria en Twitter, cuando apenas empezaban a generar interés “los audios de Alito”.

 

El martes 17 de mayo, Sansores Sanromán comenzó a difundir los indicios de posibles delitos en los que –según afirma- ha incurrido Moreno Cárdenas, pues involucró supuestas aportaciones privadas a campañas del PRI.

En el sistema electoral mexicano los partidos y campañas sólo reciben financiamiento público, y una mínima cantidad de dinero privado pero de aportaciones de militantes y simpatizantes, pero está prohibido y es delito la recepción de recursos de empresas o personas morales con actividad empresarial.

En ese audio supuestamente Moreno Cárdenas afirma que la empresa Cinépolis entregó 25 millones de pesos al PRI para financiar campañas electorales en Michoacán aunque comenta con su interlocutor “pero ese hijo de su re….es para que de 300” pues posee 3,000 salas de cine en el mundo, dice.

“¡Les roba a los pobres y también les saca a los ricos! Tiene llenos los bolsillos y aún así dice que el dinero es muy poco.... ¡No tiene vergüenza!, expresó Sansores en mensaje de Twitter en el que publicó la grabación.

Tras la difusión de ese audio Moreno se dijo víctima de espionaje pero además aseguró que su voz fue manipulada, en tanto que la empresa exhibidora de cine rechazó haber dado aportaciones a ese u otro partido político.

En tanto, el Instituto Nacional Electoral (INE) abrió una investigación sobre el caso, que ha llevado a más de 30 diligencias, según reportó a principios de julio.

El siguiente Martes del Jaguar, el 24 de mayo, fue uno de los más escandalosos y que obligaron a Moreno a salir públicamente a denunciar espionaje y a desmentir el contenido de las grabaciones, “vilmente editadas”.

“Qué terrible y doloroso, esta frase no se olvida: 'A los periodistas no hay que matarlos a balazos (...); hay que matarlos de hambre'. Grábenselo, compañeros periodistas, para que se den cuenta del verdadero valor que tienen para él”, escribió la mandataria en Twitter al subrayar la frase atribuida al priista.

“Namás te voy a dar un dato: a los periodistas no hay que matarlos a balazos, papá, hay que matarlos de hambre”, se escucha decir presuntamente al priista.

Después de esa emisión también se centró el interés en la forma en que se obtuvieron las grabaciones y la legalidad de su difusión. En tanto, el líder reaccionó presentando una propuesta para proteger a periodistas.

Al día siguiente, 25 de mayo, el dirigente nacional del PRI publicó un mensaje en Twitter en el que acusó al Fiscal del estado de Campeche, Renato Sales Heredia, de robar software con valor de 807 millones de pesos adquirido cuando fue Comisionado Federal de Seguridad en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Para justificar su dicho publicó en sus redes sociales parte de una denuncia supuestamente presentada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre esa sustracción.

Además acusó el falseamiento de su voz: “cinco semanas de audios “publicados” (hechos) por el gobierno y los que faltarán. Inventaron complots, inventaron delitos y ahora audios”, acusó el priista.

Pero ya para entonces el interés periodístico se volcó en la próxima emisión de Sansores, que fue el 31 de mayo. Ese día la gobernadora divulgó dos audios en los que aparentemente “Alito” habla de estratagemas para evadir al fisco y obtener los recursos de vuelta, además de apropiación de terrenos. Por eso tituló los audios como “clases de lavado de dinero”.

En la grabación el supuesto Alito acuerda con una persona de su confianza qué transacciones hacer con las propiedades a su nombre y cómo hacer para obtener de regreso el dinero, vía la cuenta bancaria de su mamá, Yolanda Cárdenas.

“Se lo van a pagar a mi mamá y mi mamá me lo pone en mi cuenta”, se oye la presunta voz del líder del tricolor.

En esa emisión, la mandataria dijo que está dispuesta a enfrentar acusaciones por supuesto espionaje, pues dijo que dado que ella no es la responsable de las escuchas ilegales, sino sólo de la divulgación de los audios, a lo sumo podrían aplicársele multa o jornadas de trabajo.

La reacción del dirigente nacional del PRI fue difundir en conferencia de prensa y en sus redes sociales un diálogo "en clave" entre él y el legislador Manuel Velasco, líder de los senadores del Partido Verde (PVEM) quien según su dicho le pasa "el recado", una supuesta amenaza del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, de que se irían “con todo” en su contra si el PRI rechazaba la reforma eléctrica.

Por eso atribuyó la campaña en su contra al voto del PRI en contra de esa reforma.

 

En la siguiente emisión del programa de Sansores, el 7 de junio, le dedicó a “Alito” una corona de flores y música de mariachi, que entonó la canción “cerró sus ojitos Alito”.

“Cayendo el muerto, soltando el llanto.…con los audios se enfermó, qué poco aguante. Le sacaron más terrenos, qué elegante….Como dijo el pueblo sabio murió, murió, murió” cantó el mariachi acompañado por Sansores.

También se le dedicaron Las Golondrinas para despedir al priìsta. “Cavó su derrota y lo despedimos”, escribió Sansores en Twitter.

Esto fue interpretado por Moreno Cárdenas como una amenaza de muerte contra él y toda su familia, por lo que emprendió su defensa jurídica. El 9 de junio solicitó un primer amparo para que la gobernadora dejara de difundir audios.

Pero el juez Gabriel Regis López, con sede en la Ciudad de México, se declaró incompetente pues las presuntas irregularidades denunciadas por el dirigente se cometieron en Campeche, por lo que remitió el caso al juez federal Eduardo Gasca de la Peña, del juzgado segundo de distrito en ese estado. Este, sin embargo, se declaró incompetente.

En la emisión siguiente, el 14 de junio, la mandataria estatal reveló otro audio, en el que Moreno presuntamente compromete ayuda a un proveedor de medicinas, en acuerdo que involucra al diputado priísta Javier Cacique.

“Al final del día y con los gobers que ganen yo te ayudo” y menciona “nos va a ir a toda madre. Si tú me dices a mí: Oye medicamento, aquí. Oye, despensas, aquí”, habría ofrecido Moreno.

Layda Sansores promocionó este audio con el mensaje “Aquí podemos ver que hasta los diputados federales están en el negocio... Es evidente que la corrupción la vivían a flor de piel; lo han hecho y lo siguen haciendo”.

El 24 de junio, Moreno Cárdenas promovió una segunda demanda de amparo, ahora directamente ante el juzgado en Campeche, pero el mismo juez Gasca la remitió a su homólogo Regis López, quien previamente ya se había declarado incompetente.

La continuación de las “clases de lavado de dinero” según la gobernadora, se difundieron el martes 28 de junio y fueron 2 audios.

En la conversación él y una persona de su equipo acuerdan cómo pagar dinero a Televisa pero evadir la fiscalización electoral.

Moreno cuestiona el que se le haya pagado en efectivo a “Bauer” supuesto directivo de la televisora, pero su interlocutor le advierte que es mejor pagar en efectivo, para no dejar rastro que fiscalice la autoridad. “¿Pero un rastro de qué?”, cuestiona la voz que se presume es del líder del PRI.

En Twitter, Sansores acusó a “Alito”: “utilizó dinero que rebasaban los gastos de campaña; esos diputados que tiene el PRI son producto del fraude de este dinero mal habido”.

Como parte de su estrategia de defensa Moreno Cárdenas anunció que promovería una reforma para que las familias tengan facilidades para poseer armas en su casa, para defensa ante la delincuencia.

El 29 de junio, al día siguiente, el priista promovió otra solicitud de amparo, ahora ante el juez Javier Páez Díaz, radicado en Aguascalientes, quien también se declaró incompetente.

Un día antes del siguiente programa, el lunes 4 de julio la Fiscalía General del Estado acudió a catear la residencia del priista, ubicada en el fraccionamiento Lomas del Castillo, cerca de la zona costera y Sansores divulgó en sus redes sociales parte del operativo, donde se ingresó con uso de la fuerza.

Incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó los modos en su mañanera del día siguiente.

Pero en la noche de ese martes 5 de julio, en El Martes del Jaguar, Sansores y el fiscal Renato Sales justificaron el ingreso pues presuntamente hubo resistencia reiterada al cateo.

En la sección dedicada al líder del tricolor y que la gobernadora llamó “Alito-delito”, ésta divulgó supuestas conversaciones de Moreno con José Murat, exgobernador de Oaxaca, donde entre groserías hablan de presionar y someter a empresarios, vía reformas legales.

 

Con la Ley Minera los que van a “ir a llorar” son los de Grupo México, Carlos Slim y María Asunción Aramburuzabala, dice presuntamente Murat.

En la grabación se alcanza a escuchar referencia a empresarios como Germán Larrea, Alberto Bailléres y los dueños de GICSA, entre otros. Hay, dice la voz presuntamente de “Alito”, que “apretarlos, que se caguen”.

En la grabación el supuesto líder hace referencia a sus aliados de Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) y comenta que habló con el entonces consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, a quien le dijo que el gobierno puede meter a la cárcel a sus aliados pero que con él no se metan.

Fue en ese programa donde la polémica, sin embargo, estuvo en dos asuntos: la difusión de un video grabado con un dron, para exhibir las dimensiones de la residencia de Moreno en Campeche, conformada por 17 terrenos y donde “la casa del perro tiene aire acondicionado …(era) hasta más grande que la de Claudia Sheinbaum”, dice Sansores.

Además ahí la gobernadora alertó que diputadas priistas habían enviado a su dirigente fotografías donde posaban desnudas.

“Cuidado diputadas, ¿eh?, porque algunas de ustedes mandaron fotos. Se las mandan a ‘Alito’, y ‘Alito’ con eso las tiene, y creen que él las va a cuidar y que va a proteger esas fotos. No…él no tiene escrúpulos…hemos cuidado mucho esas fotos para que no salgan a la luz”, aseveró.

La alerta coincidió con la gira internacional que durante casi una semana realizó “Alito” para denunciar la supuesta persecución política y amenazas de muerte de que es objeto, por lo que la gobernadora bromeó con que ya había huido del país.

Mientras, un bloque de diputadas acudió el martes 12 de julio ante la Fiscalía General de la República (FGR) a denunciar a Sansores por “calumnias” y violencia política ejercida en su contra.

Se defiende Layda

La que parece ser la última de la serie de audios de Moreno Cárdenas al menos sobre presuntos delitos se emitió el martes 12 de julio pues anunció “yo pienso que deberíamos pararle un poco con los audios para no lastimar esta carpeta de investigación” abierta por las denuncias por enriquecimiento ilícito.

Pero enseguida expuso otra grabación, en la que la voz que se atribuye a “Alito” se refiere a los expresidentes del PRI y exgobernadores que han solicitado su salida anticipada -por el escándalo de presunta corrupción y por la debacle electoral- y a los que recibió sólo una vez, pese al compromiso de sostener reuniones periódicas.

“Yo, primero Dios, si me da vida seguiré aquí en el PRI hasta 2024, o sea a mí me va a tocar decidir la lista porque todos esos pendejos que andan ahí afuera: no, que si no hay resultados… se van a la v… yo fui electo 4 años, yo me quedo aquí, me vale madre lo que digan“, se oye decir presuntamente a Alito.

Publicidad
Publicidad