Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Día del Maestro: ¿Cómo recuperar el aprendizaje perdido en la pandemia?

Para las y los docentes de México, el desafío es la enseñanza rezagada durante las clases a distancia debido a la crisis sanitaria por COVID-19.
dom 15 mayo 2022 07:00 AM
Docentes cargan con el reto de reforzar los aprendizajes
La incertidumbre predomina en las aulas de México después de dos años de confinamiento. Parte del alumnado se quedó sin clases por falta del servicio de Internet.

El 15 de mayo de 2020 Esteban Moctezuma Barragán, entonces secretario de Educación Pública (SEP), expresó que las y los maestros son "certeza en tiempos de incertidumbre". Para entonces, las clases presenciales en México ya estaban suspendidas debido a la emergencia sanitaria por COVID-19.

Hoy, dos años después, esas declaraciones siguen teniendo un significado especial entre los docentes de México, que de los múltiples retos que enfrentan en su profesión, hay uno que más les preocupa: que sus alumnos recuperen los aprendizajes perdidos.

Publicidad

Tres docentes de primaria, secundaria y bachillerato consultados por Expansión Política dejaron ver que la incertidumbre sigue vigente. La mayoría de sus alumnos estuvo dos años tomando clases a través de un monitor —si es que tenían las posibilidades—, escuchando explicaciones entrecortadas por las fallas en la red de wi-fi y con múltiples distractores.

"En reuniones con mis compañeros docentes llegamos a la conclusión de que, en general, los alumnos presentan un año de retraso en los aprendizajes, tiempo que difícilmente se va a recuperar, (sobre todo) si se pretende terminar un programa de estudios de grado", dice Emma Chávez Palma, de 34 años, y quien imparte clases en una primaria de Ecatepec, Estado de México.

Organizaciones civiles ya habían advertido sobre las consecuencias de las clases a distancia. En enero de este año, Mexicanos Primero presentó el estudio "Equidad y Regreso sobre la presencialidad en las escuelas y aprendizaje", en el que se alertó sobre un retroceso de hasta tres ciclos escolares, sobre todo en conocimientos básicos de matemáticas y español.

El diagnóstico muestra que los estudiantes que tomaron clases a distancia empeoraron los conocimientos en 8.3% al no poder comprender un texto de cuarto grado, cuando en mayo de 2021 sí lo lograron.

"Para mis alumnos de tercer grado resultó más complicado, porque varios temas de física tuvimos que irnos pasito a pasito (...) Perdieron varias habilidades de vista, incluso el tener orden en su cuaderno (...) Ahorita que están a un mes de presentar su examen de Comipems (Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior) ves en los alumnos la incertidumbre de no contar con todos los conocimientos o habilidades necesarias", señala Tabata Cardona Cortés, de 33 años, maestra en una secundaria de la alcaldía Azcapotzalco.

La pérdida de aprendizajes se vio reflejada también en los alumnos de bachillerato. Así lo ha podido constatar José Carlos Severiano Serrano, de 47 años y quien imparte clases en el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) en la alcaldía Álvaro Obregón, Ciudad de México.

Ves en los alumnos la incertidumbre de no contar con todos los conocimientos o habilidades necesarias".
Tabata Cardona Cortés, maestra

Publicidad

"Condiciones jamás hubo —tal vez las mínimas—, pues la escuela no tenía recursos económicos para la adquisición de gel antibacterial, pago de servicios —teléfono, recolección de basura, internet—, sanitizante, pago de conserjería. Se requirió además, el apoyo de los padres de familia para limpieza profunda de la escuela; sin embargo, no todos estaban en la disposición de participar, porque no deseaban enviar a sus hijos a la escuela", cuenta Emma Chávez.

La maestra refiere que las principales autoridades encargadas de garantizar el regreso seguro, como la propia SEP, dejaron esta carga de trabajo a directivos, docentes y padres de familia. "Que fuéramos nosotros quienes busquemos soluciones, acciones y recursos económicos", expresa.

Tabata Cortés recuerda que cuando apenas se retomaban las clases presenciales, la asistencia era baja, por lo que las medidas sanitarias en ese momento eras las adecuadas, pero luego vino la presencialidad al 100% y, con ello, la temporada de calor y la relajación de las normas.

"Actualmente ya contamos con el plantel casi lleno, si a caso faltará el 2% o menos de los alumnos (en presencial), entonces es complicado mantener la sana distancia, y el calor también es un problema porque tener el cubrebocas ya les llega a molestar (a los alumnos). Aunque cada docente intenta hacer que existan las condiciones adecuadas en cada salón, es complicado", expresa la profesora.

En el caso del bachillerato, o al menos en la institución donde trabaja José Carlos Severiano, los grupos siguen entrando a las aulas de forma escalonada: "a los chicos los estoy viendo (en el salón de clases) una semana sí, una semana no, y así de manera alternada y solo la mitad del grupo", menciona.

El docente destaca que, en cuanto a la deserción escolar, fue una constante durante la emergencia sanitaria, pero en la actualidad sus alumnos se han ido reintegrando casi en su totalidad."Tengo un grupo ligeramente más pequeño que comparado con antes de la pandemia. Yo creo que estamos iguales, porque regresaron los chicos que durante la pandemia sí abandonaron los estudios", señala José Carlos.

Hasta medios de 2021, se tenía que alrededor de 5.2 millones de estudiantes dejaron las aulas por motivos asociados a la pandemia y falta de recursos, dando como resultado que uno de cada 10 estudiantes no se inscribiera en el ciclo escolar 2020-2021, de acuerdo con la última Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación (ECOVID-ED), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y publicada en marzo de 2021.

Publicidad

La 4T: una mirada humanista

En abril pasado, la SEP dio a conocer el Marco Curricular y Plan de Estudios 2022, así como los cuatro ejes transversales en materia política educativa. Este material generó incertidumbre entre padres de familia y especialistas por la posibilidad de que transmitiera una "ideología" afín al actual gobierno mexicano.

Sin embargo, para quienes imparten clases, las modificaciones en los planes y programas de estudios no es algo nuevo y tampoco lo ven como una "imposición".

"Con cada gobierno entrante viene una nueva propuesta pedagógica y nuevos conceptos. Lo cierto es que ha predominado el enfoque constructivista del aprendizaje desde los planes y programas de estudio de 2011. Asimismo, se ha venido fomentando, cada vez más, un enfoque humanista, principalmente en el modelo educativo que aún sigue en construcción, propuesto por el actual gobierno", indica Emma Chávez.

La profesora menciona que, por ejemplo, en el 2011 el enfoque central para la educación de nivel básico eran las competencias y los aprendizajes esperados; para 2017 se modificaron nuevamente los planes y programas bajo la temática de "Aprendizajes Clave"; y en 2019 surge otro plan basado en la Nueva Escuela Mexicana.

En 2022, a los docentes se les presenta un nuevo currículo "humanista", basado en la transversalidad de los contenidos y vinculados con la realidad que viven los alumnos, además de que plantea la sustitución de los grados escolares por "fases de aprendizaje".

"¿Y cuál es la realidad? Que en primaria, primero y segundo grado, todavía se trabaja con el plan del 2017. De tercero a sexto grado, se trabaja con el currículo de 2011, porque los libros de texto gratuito así también están establecidos y son nuestra guía de trabajo", enfatiza.

Publicidad

La profesora indica que otra realidad es que las autoridades educativas siguen priorizando la evaluación estandarizada y exámenes escritos para una misma población de estudiantes, lo cual es incongruente con lo postulado en los planes y programas de estudio que vienen desde 2011 a la fecha.

En este sentido, Tabata Cortés coincide en que los contenidos educativos en educación secundaria realmente no han cambiado y los estudiantes sigue adquiriendo los conocimientos básicos bajo cualquier modelo.

"En sexenios pasados en los que se redujo el contenido en asignaturas, por ejemplo de ciencias, se están cubriendo con el resto de las materias. Y cada docente tiene libre cátedra, si vemos que algún tema le falta reforzar, cada docente lo hace, y eso permite fomentar un conocimiento más claro o más amplio", dice.

Con cada gobierno entrante viene una nueva propuesta pedagógica".
Emma Chávez, docente

Avanza la basificación

Una de las exigencias constantes del magisterio hacia los gobiernos es la basificación de los trabajadores de la educación y, por supuesto, el pago completo de las nóminas. De hecho, en abril de este año, la SEP informó que asumiría el control de la nómina magisterial en los estados, un plan que aún está en la etapa de diagnóstico.

Además, el pasado 6 de mayo, reportó que en los últimos dos años se han otorgado 180,000 plazas a maestras y maestros. En un acto público, Delfina Gómez precisó que en el sexenio anterior se entregaron apenas 110,000 plazas a lo largo de cinco años.

En este sentido, José Carlos Severiano manifiesta que en la última décadas sus derechos laborales han ido mejorando: ahora tiene un contrato colectivo que le garantiza aguinaldo, vacaciones pagadas y que no lo van a despedir a los seis meses, pero en la actualidad la mitad de sus compañeros todavía no goza de estos derechos.

"Desafortunadamente el 50% de mis compañeros no tiene un contrato. Están en la incertidumbre de si van a regresar (a trabajar) o los van a correr, que no tienen días de descanso que debieran ser de manera obligatoria ellos no ellos. Sigue esta desigualdad, y sobre los sueldos mejor ni hablamos", lamenta el profesor.

Bajo este panorama de incertidumbre y retos es como las maestras y maestros de México llegan a la celebración de su día este 15 de mayo.

"Los maestros han hecho una maravillosa labor en la pandemia, y hoy se encuentran ante los retos más importantes. Están al frente de la batalla y de ellos depende la educación en México, por eso honramos su labor", expresa Paulina Amozurrutia.

Publicidad
Publicidad