Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sembrando Vida con más de 900 mdp por aclarar, detecta la ASF

El programa emblema del gobierno y que es exportado a Centroamérica suma dos años consecutivos de anomalías; en 2020 la ASF detectó recursos sin acreditar y a beneficiarios fuera de las reglas.
lun 21 febrero 2022 11:59 PM
Sembrando Vida 2
De acuerdo con la revisión de la ASF de la Cuenta Pública 2020, la Secretaría de Bienestar entregó recursos sin acreditar.

El programa estrella del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Sembrando Vida, volvió a registrar anomalías en su segundo año de implementación que derivaron en más de 901 millones de pesos por aclarar, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En la tercera entrega de la revisión de la Cuenta Pública 2020, correspondiente al segundo año de la actual administración, el ente auditor detalla que se ejercieron recursos sin acreditarse con documentación justificativa y comprobatoria, se hicieron "entregas en efectivo" y se otorgaron apoyos a personas cuyas edades no corresponden a productores agrarios activos.

Publicidad

Si bien la auditoria realizada al 94.9% de los más de 25,000 millones de pesos destinados al programa en 2020, señaló que el presupuesto asignado al “Programa Sembrando Vida” se ejerció y registró conforme a los montos aprobados y de acuerdo con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia, se encontraron diversas irregularidades.

La revisión del programa encontró que se otorgaron apoyos económicos ordinarios modalidad "entrega directa en efectivo" a 18,538 personas por un total de 243.8 mdp sin acreditar con la documentación comprobatoria, que éstos fueron entregados a los beneficiarios del programa.

Con la misma modalidad, el órgano auditor detectó que se dieron apoyos económicos adicionales a 19,743 sujetos de derecho por un total de 565.5 mdp sin que se acreditara con la documentación comprobatoria presentada por los beneficiarios que sustente la aplicación de los recursos del programa en los bienes y servicios autorizados.

En el informe también se señala que la Secretaría de Bienestar, actualmente a cargo de Ariadna Montiel, reportó 81 millones de pesos como ejercidos en la Cuenta Pública, sin acreditar que se destinaron para el otorgamiento de apoyos económicos a los sujetos de derecho, o en su caso, su reintegro a la Tesorería de la Federación.

La dependencia otorgó apoyos económicos ordinarios a 12 personas por un monto total de 412,000 pesos, sin acreditar que los beneficiarios forman parte de la población objetivo, pues su edad es de 97 años, de acuerdo con su CURP, lo que no corresponde a productores agrarios activos.

 

Además, la Secretaría de Bienestar también repartió 10.2 mdp en la modalidad "dispersión a través de abono en cuenta", a 767 beneficiarios sin acreditar la procedencia de su entrega por el cumplimiento de las actividades de su plan de trabajo.

En materia de operación, la Auditoría Superior expuso que en el Reglamento Interior y en el Manual de Organización General de la Secretaría de Bienestar vigentes en el ejercicio 2020, no se establecen las funciones y atribuciones para la operación y ejecución del “Programa Sembrando Vida”, ni en los manuales de Organización y de Procedimientos de la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, como unidad administrativa responsable de la operación y ejecución.

Los resultados de la auditoría realizada derivaron en 13 recomendaciones, una promoción del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, dos solicitudes de aclaración, seis promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y tres pliegos de observaciones.

Un programa cuestionado

No es la primera vez que se detectan anomalías en la implementación del programa. En la revisión de la Cuenta Pública 2019, se encontraron más de 1,832 millones de pesos sin aclarar, además de carencias en su diseño.

De acuerdo con el Índice de Desempeño de Programas Públicos Federales (INDEP) 2021, elaborado por la organización no gubernamental Gestión Social y Cooperación (GESOC), el programa cuenta con una baja calidad de diseño y bajo cumplimiento de metas, así como bajos niveles de cobertura de su población potencialmente beneficiaria.

 

Sembrando Vida es un programa del Gobierno federal, cuyo objetivo principal es combatir la pobreza rural y para ello, se les otorgan mensualmente 5,000 pesos a los beneficiarios y hasta el año pasado, se les retenían 500 pesos para un fondo de ahorro.

Expansión Política y CONNECTAS publicaron una investigación en octubre pasado en la que se revela la opacidad y discrecionalidad con la que opera el programa . Se documentaron denuncias por malos manejos que se investigan con lentitud y, por ahora, con nulos resultados, mientras que a los sembradores los amonestan con facilidad y, en algunos casos, los expulsan.

Esto aunado a la opacidad con la que se guardan más de 4,200 millones de pesos en ahorros de los más de 426,000 beneficiarios del programa, los cuales han sido cambiados de cuentas sin notificar a los campesinos, como tampoco sobre los rendimientos que su aportación obligatoria les dejará.

Sembrando Vida: los expulsados por alzar la voz

Publicidad
Publicidad