Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Por honor y disciplina, difícil que Cienfuegos revele nombres de más implicados

El historiador Marcelino Juárez afirma que bajo ningún escenario se prevé que el general busque algún beneficio con la justicia estadounidense a cambio de señalar cómplices.
sáb 07 noviembre 2020 11:59 PM
Salvador-Cienfuegos
El código de honor entre militantes es un elemento que recomiendan tomar en cuenta en el caso Cienfuegos.

Aunque se prevé que en las imputaciones de lavado de dinero y nexos con el narcotráfico el general Salvador Cienfuegos no actuó solo, es difícil que durante su proceso penal en Estados Unidos el exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena) revele nombres de más militares y hasta exfuncionarios implicados, y ello responde a una cuestión de “honor y disciplina”.

Así lo considera el historiador Marcelino Juárez, experto en temas del Ejercito mexicano, quien expone que el de Cienfuegos no es el único caso polémico que se ha registrado en las Fuerzas Armadas. En una revisión histórica que realizó, confirma que otros militares de alto rango se han visto involucrados en problemas con la justicia.

Publicidad

“El poder corrompe. Los militares que se han visto involucrados en casos con la ley fue por la ambición, por el poder, y han hecho a un lado los valores como la moral y el civismo que es lo que caracteriza al Ejército mexicano, y se han corrompido”, asegura.

Juárez Romero, quien participó en 2014 en el Congreso Nacional de Historia Militar de México, explica que todo apunta a que hay otros militares involucrados en el caso del secretario de la Defensa Salvador Cienfuegos, a quien se le acusa de haber brindado protección a Juan Francisco Patrón Sánchez, el 'H2'.

“Si se empieza a profundizar en la investigación, seguramente aparecerán más involucrados como los comandantes o jefes de zonas militares principalmente de la zona norte del país”, destaca.

#QuéPasóCon la captura de Salvador Cienfuegos?

Sin embargo, explica que, por su disciplina, difícilmente los militares revelan los nombres y cargos de sus cómplices, así que bajo ningún escenario se prevé que busque algún beneficio legal con la justicia estadounidense a cambio de señalar cómplices.

Como militares, tienen un código de ética, su honor está, ante todo, por lo que no va a mencionar nombres, no va a nombrar a otros personajes que pudieran estar involucrados con él".
Marcelino Juárez, historiador.

Publicidad

Un vínculo extraño

Para Arturo Alvarado Mendoza, sociólogo especializado en crimen y delincuencia organizada de El Colegio de México (El Colmex) , el ejército no ha sido históricamente una institución impoluta , y expone que el caso de general Cienfuegos también llama la atención porque no estaba vinculado con uno de los cárteles más poderosos de México.

“Por lo que se refiere al tema del narcotráfico si uno rasca más en la historia, se va a dar cuenta que los militares tienen muchos años involucrados en esto, y hay muchas historias alrededor del involucramiento”, destaca en entrevista.

El experto de El Colmex coincide con Marcelino Juárez respecto a que es muy difícil que Cienfuegos haya actuado solo, por lo que considera que “hay una red involucrada” que puede salir a relucir en el juicio.

Las autoridades judiciales de Estados Unidos acusan a Cienfuegos de los delitos de tráfico de drogas y colusión con el cártel del capo Juan Francisco Patrón Sánchez, ‘H-2’, cercano a los hermanos Beltrán Leyva y quien operaba en Nayarit.

Apenas el lunes 2 de noviembre, el secretario de la Defensa durante el gobierno de Enrique Peña Nieto fue traslado a Nueva York para enfrentar cargos por narcotráfico, de los que será defendido por Edward V. Sapone y Michael Vitaliano , abogados que han tenido como a clientes a integrantes de la secta NXIVM y empresarios acusados de corrupción.

En su comparecencia del pasado 5 de noviembre, el general Cienfuegos Zepeda se declaró no culpable de los delitos que se le imputan.

Publicidad

Los otros militares

Marcelino Juárez Romero explica que en la historia de México existen otros militares que también han sido detenidos en territorio estadounidense.

En el siglo XIX, el general Jesús González Ortega fue enviado por Benito Juárez a Estados Unidos con el pretexto de “realizar estudios militares”, sin embargo, en territorio estadounidense fue detenido a petición de Juárez, quien lo acusó de traición y abandono del servicio activo en el Ejército en plena guerra.

“En la Revolución, podríamos citar infinidad de casos de generales de alto rango, de divisionarios, que también han sido acusados de sedición, de rebelión y que han optado por exiliarse en Estados Unidos y que han sido detenidos por autoridades norteamericanas”, compartió.

Victoriano Huerta es otro militar que fue detenido en Estados Unidos y que fue acusado de conspirar junto con una “potencia beligerante”, Alemania. Fue enviado a una prisión en Fort Bliss, donde murió el 12 de enero de 1916.

También menciona el caso de los generales Francisco R. Manzo, Fausto Topete y José Gonzalo Escobar, quienes –en 1929– encabezaron una rebelión contra el gobierno del presidente Portes Gil, lo que les causó ser perseguidos por autoridades mexicanas y su huida a Estados Unidos, donde tuvieron que enfrentar a la justicia.

Hay un caso muy parecido a lo que acontece con Salvador Cienfuegos, recuerda, el del general Francisco Javier Aguilar González, a quien se le puede considerar uno de los primeros narcotraficantes mexicanos.

“Encabezó una red criminal, una red de narcotráfico a finales de los años 1930. El caso de Francisco Javier Aguilar González es similar a lo que estamos atestiguando en 2020. Él tenía a varios generales involucrados en el cártel de narcotráfico entre ellos Gonzalo Santos, Maximino Ávila Camacho, y Donato Bravo Izquierdo”, destacó.

La imagen del Ejército

Para el historiador, si bien existen diversos casos de militares involucrados en actos deshonestos, éstos no deben afectar el prestigio y la credibilidad del Ejército Mexicano porque por décadas han sido pilar del Estado mexicano.

“No por estos casos excepcionales se debe perder la confianza y credibilidad en las Fuerzas Armadas que han demostrado en ser eficaces”, apunta.

Gerardo Rodríguez abunda que a pesar de las acusaciones conocidas contra el general Cienfuegos, las fuerzas armadas siguen siendo una de las instituciones en las que más confían los mexicanos.

“Un caso no destruye y no lastima de muerte la imagen que tenemos los mexicanos de las fuerzas armadas”, sostiene.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad