Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Crisis de Agua: Nuevo León refuerza programas para garantizar el líquido

El gobernador Samuel García expuso que su antecesor, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, dejó dos de tres presas secas, lo que se suma a la falta de lluvias.
jue 09 junio 2022 04:52 PM
Agua-Monterrey-Nuevo Leon-1
Nuevo León tiene un Plan Maestro para garantizar el agua hasta el 2050. Conoce más.

“Que nunca más vuelva a haber crisis en Nuevo León”, es la frase con la que el gobernador de la entidad, Samuel García (MC), se ha movilizado en la entidad para resolver un problema que ha afectado a la población de la entidad, por lo menos, en los últimos seis meses.

Desde febrero que se emitió la Declaratoria de Emergencia, se han implementado medidas que van desde cortes de agua, atención de fugas, reducción de horarios escolares y hasta un proyecto de infraestructura llamado El Cuchillo II, con el que se prevé traer cinco metros cúbicos por segundo adicionales para abastecer a la zona metropolitana de Monterrey.

Publicidad

¿Qué está pasando en Nuevo León con el agua?

El gobierno de Nuevo León informó que la declaratoria de emergencia se hizo en febrero pasado porque el porcentaje de agua almacenada en las presas es menor a 64%, en tanto que las presas La Boca, Cerro Prieto y El Cuchillo cuentan en conjunto con 44% de volumen, porcentaje que las coloca en una “etapa de sequía extrema”.

“No ha llovido en cuatro años y El Bronco (el exgobernador Jaime Rodríguez Calderón) se acabó las presas”, afirmó el gobernador García en conferencia de prensa el 8 de junio, a cuatro meses de que se publicó la declaratoria en el Periódico Oficial de Nuevo León .

El documento señala que desde hace varios años “Nuevo León sufre un estrés hídrico”. Detalla que en 2020, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) catalogó a la región donde se encuentra Nuevo León con un 74% y con un grado de presión “alto” en el consumo de agua. A esto se suma el cambio climático, que se estima un aumento de temperatura y menos precipitaciones. Además, se prevé un incremento de la población a quien se la debe garantizar agua, que para el año 2050 se estima entre 22 y 24 metros cúbicos por segundo de agua.

¿Qué medidas se tomaron desde el gobierno de Nuevo León?

Desde noviembre de 2021 se había implementado la fase uno de las medidas, entre ellas la rehabilitación, incorporación y perforación de más de 100 pozos y la reparación de fugas; en diciembre, se implementaron bombas flotantes en la Presa Cierro Prieto.

A partir de 2022, comenzó el programa de atención con pipas y tanques cisterna, la instalación de 16 garzas (puntos de despacho), instalación de nuevos equipos de bombeo y de reductores de presión, bombardeo de nubes para estimular lluvias y desde marzo se implementó el Plan Agua para Todos, que consiste en el corte de agua.

 

¿Cuáles son los principales programas?

Las medidas para resolver el problema van desde respuestas inmediatas hasta proyectos a largo plazo, planteados en el Plan Maestro para garantizar el agua de Nuevo León hasta el 2050.

Desde el 4 de junio el Plan Agua para Todos se modificó para que diario haya agua de 4:00 a 10:00 de la mañana, con lo que se garantiza el líquido a la población de la Zona Metropolitana de Monterrey, e implica además la suspensión del programa que dividía el área metropolitana en siete zonas, donde solo un día a la semana se reducía la presión del agua.

También se está llevando un plan para reparación de fugas, con lo que se han recuperado 1,018 litros por segundo; se instalaron reductores de presión para identificar zonas donde más se consume agua; se aplican multas y sanciones para quienes la desperdicien y se da abastecimiento a través de pipas.

“Se está dando prioridad a hospitales, centros de salud, hospicios, lugares críticos que deban tener por la protección de vida humana, abastecimiento garantizado, en segundo nivel, escuelas, se les está llevando para poder tener mayor cantidad de agua posible”, explicó el gobernador Samuel García, quien recordó que incluso se redujeron los horarios escolares para que los estudiantes cuenten con el líquido en su estancia.

 

También se han bombardeado nubes para incentivar las lluvias, las cuales se espera que el próximo 16 de junio comiencen a llegar y así recuperar algo del agua en las presas. Para esto, el gobierno estatal adquirió un avión de 70 millones de pesos.

Entre las obras de infraestructura se prevé el proyecto Cuchillo II, con el que se busca aportar cinco metros cúbicos por segundo adicionales para abastecer a la zona metropolitana de Monterrey y hacer frente a la crisis hídrica que enfrenta el estado.

El gobernador explicó que El Cuchillo II estaba programado para ejecutarse desde 1996 , aunado a que se tiene un convenio que permite a Nuevo León disponer el doble de agua.

 

Planes a mediano y largo plazo

Asimismo, en la fase dos, de 2022 a 2027 se prevé construir 132 pozos de baja profundidad, rehabilitar los que ya existen, construir tres subsistemas de 20 pozos en la Huesteca y la zona de Santa Ana-San Roque, la construcción de cuatro plantas de tratamiento de aguas residuales y de La Presa Libertad, con capacidad de 220 millones de metros cúbicos.

En la tercera fase, de 2027 a 2050, se prevé contar con la Presa Vicente Guerrero, ubicada en Tamaulipas, con una dimensión tres veces más grande que El Cuchillo y que por su ubicación es viable llevar agua hacia Nuevo León; la construcción de una obra de toma sobre la corriente del Río Pánuco, la cual sería conducida por bombeo hasta Monterrey mediante un acueducto de 500 km, y la propuesta binacional que implicaría la construcción de una planta desaladora en Texas, que después se podría trasvasar hasta Nuevo León.

Publicidad
Publicidad