Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Más de una semana sin saber cómo llegó el cuerpo de un bebé a un penal de Puebla

La organización civil Reinserta reveló que el cuerpo del menor fue exhumado del panteón de Iztapalapa en la CDMX.
vie 21 enero 2022 06:35 PM
Lo que se sabe del hallazgo del cuerpo de un bebé en penal de Puebla
El penal de San Miguel, en Puebla, tiene una calificación de 6 en el diagnóstico de la CNDH sobre prisiones mexicanas que tiene una estimación del 0 al 10.

Hace más de una semana, la organización civil Reinserta dio a conocer el hallazgo del cadáver de un bebé en un contenedor de basura dentro de un penal en Puebla.

Las autoridades siguen sin esclarecer cómo llegó el cadáver al penal de Puebla y con qué fines. Esto es lo que se sabe del caso.

Publicidad

El hallazgo

Una persona privada de la libertad en el penal de San Miguel, en la ciudad de Puebla, encontró en los contenedores de material de plástico reciclable el cuerpo del bebé cubierto con cal y dentro de una bolsa.

En un inicio, Reinserta reportó que el bebé tenía tres meses de edad y que, según los documentos encontrados dentro de la bolsa, habría muerto solo cinco días antes de su hallazgo.

En un inicio se habló de un posible caso de homicidio cometido dentro del penal, pues el bebé —que se creía ingresó como parte de una visita familiar— presentaba indicios de haber sido sometido a una cirugía, además de que tenía huellas de "saturación en el abdomen".

¿Quién es el bebé y cómo entró al penal?

Saskia Niño de Rivera, directora de Reinserta, dio a conocer el 20 de enero que, según las investigaciones de la propia organización, el bebé habría sido robado de la Ciudad de México (CDMX), posiblemente de un hospital o de la morgue.

"Ya sabemos que se robaron al bebé encontrado en el penal de Puebla de la CDMX . Es importante que Ernestina Godoy (fiscal de la CDMX) informe cómo se pudieron haber robado un bebé de un hospital o morgue para que acabara en un basurero de Puebla", escribió la activista en su cuenta de Twitter.

La noche del viernes, Niño de Rivera aportó más información en otro tweet. Expuso que la organización que dirige contactó a la familia del bebé quien llevó por nombre Tadeo. El cuerpo del menor habría sido hurtado del panteón de Iztapalapa. Los padres acudieron a la fiscalía de Puebla para realizar el reconocimiento.

Hasta el cierre de esta nota, ni las autoridades de la CDMX ni las de Puebla habían emitido información oficial.

Las piezas del rompecabezas

En entrevista con Televisa , la activista detalló que el 12 de enero el bebé ingresó ya muerto al penal de Puebla en brazos de una mujer que se registró como visita, por lo que también se responsabiliza a las autoridades que permitieron la entrada sin la revisión pertinente.

"Probablemente (hubo) autoridades coludidas en el momento en que entra un bebé que no es registrado, y no es registrado porque ese día de visitas no quedó (constancia de que hubo un bebé)", mencionó.

Publicidad

Esta hipótesis se basa en el resto de la evidencia que contenía la bolsa donde el bebé fue arrojado, como una pulsera que se le coloca a los recién nacidos para su identificación, en la cual figuraban los apellidos, de acuerdo con la investigación de Reinserta.

Por lo anterior, se cree que el bebé fue usado con otros fines, posiblemente para ingresar droga al penal, pues tenía una incisión en el abdomen.

Pese a los indicios, las autoridades de la Ciudad de México han señalado que no hay reporte o denuncia por robo o extravío de ningún bebé en las fechas referidas, por lo que no han abierto una investigación al respecto.

"Las autoridades aseguran que no hay reporte. El que exista o no, no confirma ni niega la posibilidad. Están obligados a investigar", sentenció Niño de Rivera en su cuenta de Twitter.

¿Qué dicen las autoridades de Puebla?

Aunque el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, afirmó el 17 de enero que la fiscalía del estado ya investigaba los hechos, hasta ahora las autoridades no han informado sobre los avances.

"Es un hecho gravísimo que está en proceso de investigación y he estado en contacto permanente con la fiscalía (estatal) para conocer algunos detalles", dijo en un mensaje a medios.

Miguel Barbosa indicó que las investigaciones se realizarían con la "secrecía necesaria", pero mencionó que el bebé tenía solo seis días de nacido cuando murió, que su nacimiento no ocurrió dentro del penal y que tenía indicios de una cirugía de apéndice.

Publicidad

Este viernes, lejos de informar sobre el avance de las indagatorias, el gobernador de Puebla se lanzó contra la organización Reinserta y otros colectivos y activistas que están exigiendo el esclarecimiento de los hechos.

"Los activistas que se dedican para este asunto a protagonizar y a hacer aseveraciones sin sustento, qué va a pasar cuando se esclarezcan los hechos, (lo) que va a pasar muy pronto. Todos los que afirmaron cosas, todos, se van a callar, como de costumbre", declaró Miguel Barbosa en conferencia de prensa.

Al respecto, Saskia Niño de Rivero denunció en su cuenta de Twitter que el mandatario estatal lanzaba amenazas en contra de periodistas y activistas que siguen con la denuncia del caso.

"Los amagos no cambian la realidad: 11 días sin justicia para el bebé encontrado en el basurero de una cárcel bajo su responsabilidad. Es Inaceptable la IMPUNIDAD del caso, inaceptable que se amenace con tal facilidad", escribió la activista.

¿Qué pasa en el penal de San Miguel, en Puebla?

Las declaraciones del gobernador en contra de activistas se dan luego de que Reinserta y Saskia Niño de Rivera denunciaran que el penal de San Miguel, donde se halló el cuerpo del bebé, vive una situación de autogobierno y explotación sexual.

Se trata de un penal mixto, es decir, donde mujeres y hombres están privados de su libertad, y que en el diagnóstico de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre prisiones mexicanas tiene una calificación de 6.

A nivel estatal, sacó 5.94 en la supervisión penitenciaria de 2020 , lo que lo ubicó como el segundo peor evaluado.

"Es un penal en condiciones completamente inhumanas (...) donde predomina mucho la prostitución, metían a mujeres de fuera y a las propias internas las prostituían. Tiene un área donde hace peleas de perros, todo el mudo está coludido, si los custodios 'no se enteran' es porque son parte de esto", dijo Niño de Rivera en entrevista con Milenio .

La activista refirió que el nivel de autogobierno en el penal es tan alto que el bebé pudo ser ingresado sin registro, y si no hubiera sido por la persona que vació el contenedor de basura, nunca se hubiera sabido de esta situación.

Publicidad

La CNDH se deslinda

Aunque la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) condenó los hechos en torno al hallazgo del cadáver del bebé en el penal de Puebla, señaló que no iniciaría una investigación independiente a la que lleva la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Puebla.

"La CNDH aclara que no ha ejercido la facultad de atracción del caso ni realiza investigación alguna al respecto (...) Es respetuosa de las facultades y atribuciones de los organismos estatales de derechos humanos, así también lo es de la labor de las autoridades a las que corresponde la investigación de los hechos denunciados", indicó el 19 de enero en un comunicado.

Al respecto, Reinserta y otras organizaciones civiles lamentaron esta decisión y exhortaron a la CNDH a no desistir de la investigación de lo ocurrido, toda vez que la CEDH de Puebla inició de forma tardía el expediente, lo que pone en riesgo la imparcialidad y trascendencia del caso.

"Nos mostramos en desacuerdo respecto a esta nueva postura, y solicitamos a la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, no retractarse y reconsiderar esta acción", resaltó la organización en un comunicado.

Publicidad
Publicidad