Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las elecciones de hoy en seis estados: un laboratorio rumbo a 2024

Morena solo puede ganar al no tener ninguna gubernatura en juego, en tanto que el PAN defiende cuatro de ocho que ocupa y el PRI, dos de cuatro, observan politólogos.
dom 05 junio 2022 06:00 PM
(Instalación de casillas electorales en Hidalgo, Tizayuca)
Morenistas "presidenciables" acudieron a actos proselitistas en estados en los que este domingo se efectúan elecciones, en un preámbulo de los comicios de 2024.

Este domingo, Morena, que no tiene ninguna gubernatura en juego, será el gran ganador de los comicios aun cuando no alcance el “6 de 6” ofrecido por Mario Delgado, su dirigente nacional; en tanto que para la oposición, la jornada electoral será un laboratorio para medir estrategias rumbo a 2024.

Esa es la conclusión de politólogos consultados sobre las elecciones de hoy, en las que la oposición defenderá ante la ola guinda la mitad de los estados que aún gobierna: Acción Nacional (PAN) cuatro de sus ocho gubernaturas y el Revolucionario Institucional (PRI), dos de las cuatro que le quedan.

Publicidad

Ambos partidos ya han ocupado la presidencia de la República, pero desde entonces van a menos, luego de que Morena arrasara en 2018 con el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

De entonces a la fecha, el morenismo y sus aliados han ganado 18 entidades perdidas, sobre todo por el PRI, y a la oposición en conjunto le quedan 14, de las cuales hoy buscan retener seis: Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Oaxaca y Quintana Roo.

Juntas, esas seis entidades reúnen 11 millones 701,191 votantes potenciales y para ello se instalarán 21,040 casillas en la culminación de procesos cuyas campañas estuvieron dominadas por acusaciones mutuas –entre candidatos y partidos– de coacción del voto, vínculos con grupos criminales y delitos de enriquecimiento o desvíos.

En el ínter, funcionarios y gobernantes morenistas (la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; el secretario de Gobernación, Adán Augusto, y el canciller Marcelo Ebrard) se desplazaron en apoyo a candidatos, aunque en horarios inhábiles y con la mirada en 2024, ya fuera con el pretexto del proceso de revocación de mandato –el 10 de abril–, la reforma eléctrica –el 17 de abril– o las elecciones de este 5 de junio.

La oposición, en tanto, estuvo en riesgo de fractura, pues muy al inicio se acusó a los gobernadores priistas de Oaxaca, Alejandro Murat, e Hidalgo, Omar Fayad, de entregarle ”la plaza” a Morena.

La coalición que integran el PAN, el PRI y el PRD va en cuatro entidades. Juntos Hacemos Historia, la alianza de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Verde (PVEM) se formó para contender en cinco estados.

 

En solitario va el PAN en Oaxaca , el PRI en Quintana Roo, el PT en Aguascalientes –aunque al final declinó por el morenismo– y el PVEM en Hidalgo. El opositor Movimiento Ciudadano (MC) también competirá solo, pero esta vez no pinta.

Así llegó el día de las elecciónes después de unas 130 quejas electorales y 113 medidas cautelares dictadas por autoridades a ciudadanos y partidos por presuntas violaciones a las leyes.

2022: el laboratorio político-electoral

Los resultados serán un indicio de cómo vendrá 2024, valoran Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE, hoy INE) y director de la consultora Integralia; Luis Medina Torres, politólogo, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) e integrante de la Sociedad Mexicana de Estudios Electorales (Somee) y Eduardo Huchim, analista electoral y exconsejero del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF, hoy IECM).

Pero advierten que las conclusiones no son definitivas porque las dinámicas de procesos locales y federales son distintas, y porque la coyuntura económica y social de 2024 aún puede variar.

Medina Torres expone que los procesos de hoy si bien son importantes en términos de población gobernada, en realidad son simbólicos.

Para la oposición les servirán como una suerte de laboratorio con rumbo a 2024. Y lo que está bajo análisis serán dos cosas: “Lo primero que (estará) en juego será ver si las estructuras territoriales panistas y priistas todavía existen y todavía tienen soporte”.

 

Esto porque el PAN busca retener los gobiernos de Aguascalientes, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo (aquí sin el PRI) y por ello buscó reactivar su capacidad y estructura electoral.

El PRI buscó revivir sus estructuras en Hidalgo y Oaxaca, pero las encuestas con las que cerraron las campañas anticiparon éxito opositor en Aguascalientes, competencia cerrada con Morena en Durango y derrota probable en las demás.

De 19 que tenía… al PRI solo le quedan 4 gubernaturas en México. ¿O menos?

Lo segundo que está en juego –indica Medina- será saber si funcionará una alianza “con alto nivel de pragmatismo” como la conformada por PAN, PRI y PRD “y si es aceptada o no por parte de los votantes”.

Medina abunda que los procesos “servirán para saber si esta alianza tiene aceptación o no, porque habrá militantes panistas, priistas o perredistas históricos que tal vez no estén de acuerdo en ir sumados. Vamos a ver si eso les termina afectando o no. Y efectivamente es un experimento saber hasta dónde eso a los electores le sienta bien y les parece adecuado o no”.

Considera que eso “podría prefigurar lo que va ocurrir el próximo año en las elecciones del Estado de México y Coahuila y seguramente apunte a cuál sería un proyecto de una eventual coalición opositora amplia en 2024”.

En cualquier escenario Morena triunfa

Respecto a lo que se juega Morena, Medina establece que le servirá en términos simbólicos; es decir, poderse presentar como el partido que le ganó al PAN en algunas entidades y al PRI en Hidalgo, por ejemplo, donde nunca ha habido transición, pero “es un asunto más simbólico”.

Lo primero que (estará) en juego será ver si las estructuras territoriales panistas y priistas todavía existen".
Luis Medina Torres, politólogo de la UAM

 

Eso sí –considera– no habrá el “6 de 6” que tanto anunció el líder nacional de Morena, Mario Delgado, pues Morena no le podrá arrebatar Aguascalientes al panismo.

De hecho, el slogan del candidato morenista en ese estado surgió a raíz de que se divulgara a principios del año un audio en el que presuntamente el líder del PAN, Marko Cortés, admitía el posible triunfo solo en esa entidad.

Huchim May indica, sin embargo: “El gran ganador será Morena por la clara razón de que no tiene ninguna gubernatura en juego. En cambio, los otros sí tienen seis sujetas a refrendo o no, así que la oposición tiene mucho que perder y Morena tiene las de ganar por razones naturales”.

El exconsejero Ugalde remata: “El ganador neto de la elección se perfila para ser Morena pues de 16 gubernaturas hoy –además de las dos de sus aliados, Morelos de Encuentro Social (PES) y San Luis Potosí del PVEM– pasaría a tener 20 o 21".

Para Medina y Ugalde, Morena también resultó favorecido porque estas campañas permitieron promover a sus prospectos presidenciales, pero también ven que el costo de ello será alto, al menos, en el proselitismo del secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

"A Sheinbaum le permitió placearse fuera de la ciudad (donde) es poco conocida y le gana Ebrard, pero en el caso de López Hernández, ¿con qué margen de maniobra se va a sentar (ahora) como interlocutor de los partidos?... Nadie lo va a tomar en serio”, dice Medina, catedrático de la UAM.

Movimiento Ciudadano, ¿la tercera vía en las elecciones 2021? | Decisión 2021

"(Que el secretario de Gobernación haya acudido a hacer campañas) sí preocupa porque no es su papel, este debiera ser el de ser vínculo del gobierno con otros poderes públicos y con los partidos políticos”, advierte Ugalde, para quien lo más grave sería la repetición de esa conducta en el proceso presidencial de 2024.

El PRI: el gran perdedor

“Pareciera que quien va a resultar el gran perdedor será el PRI y esos malos resultados son previsibles por lo que indican las encuestas, pero además por las revelaciones que arrojan los audios de ´Alito´”, dice Eduardo Huchim.

El analista alude a las grabaciones difundidas el martes 31, un día antes del cierre de campañas, por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, en las que presuntamente se escucha al líder priista Alejandro Moreno mientras diseña estrategias de lavado de dinero.

“Incluso pudiéramos estar viendo los últimos días de Moreno como presidente nacional del PRI y eso podría acentuar la derrota priista este domingo", prevé.

Para Ugalde, por el contrario, es poco probable que este tema afecte las elecciones. “Ya están prácticamente definidas y dependen de los candidatos, de los temas locales y este tema, aunque sea escandaloso, no creo que impacte en el resultado”, expone.

Sobre los impactos de estas grabaciones en el liderazgo priista establece que todo dependerá de cómo evoluciona el tema de las presuntas irregularidades y si pesan o no en el interior del PRI.

El ganador neto de la elección se perfila para ser Morena".
Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del IFE (hoy INE)

¿Morena es imparable en la carrera a 2024?

Los tres analistas consideran que, resultado de las elecciones de este domingo, puede hablarse de que Morena quedará mucho mejor perfilado que los demás, pero eso es solo por ahora porque todavía falta mucho tramo en el camino de la próxima elección presidencial.

Si los pronósticos se confirman, la oposición aún unida tendrá este domingo malos resultados, lo que beneficia a Morena en su carrera presidencial, pero eso dependerá de la coyuntura de los años por venir, coinciden.

AMLO ve a muchos morenistas con posibilidad de ser presidentes | #EnSegundos

“Morena es imparable, pero al día de hoy. Sin embargo, las cosas pueden cambiar en 2024. Si Morena escoge buen candidato o candidata y hace una buena campaña, es difícil que se le pueda arrebatar la presidencia, pero eso está condicionado a que pueda aprovechar el impulso que todavía tiene ese partido a la sombra del presidente Andrés Manuel López Obrador”, expone el exconsejero del IEDF.

Huchim añade que la oposición queda mal posicionada pues “no puede hablarse de que haya sido una coalición exitosa” porque la suma de partidos, según las encuestas, no significará la suma automática de votos.

Alianza va por México.jpeg
Lanzamiento de la alianza Va por México.

"Cuando los partidos se vinculan en una coalición tan forzada ideológicamente como estas, los votantes no se suman automáticamente. Yo creo que la oposición tendrá que revisar su estrategia, si es que alguna tiene, porque parece que lo único que los une es la aversión, el rechazo a la cuarta transformación”, expresa el exconsejero electoral.

"Eso no significa que no pueden cambiar las cosas pero hasta ahora no puede hablar ser que haya sido una coalición exitosa", expresa Huchim.

Ugalde no estima que Morena, aun victorioso en cuatro y hasta cinco entidades, pueda ser considerado como el claro vencedor de 2024. “Estas elecciones incrementan las probabilidades de Morena de retener la presidencia, pero falta mucho", ataja.

De igual modo, Medina Torres precisa que para el análisis de lo que puede pasar en 2024 debe analizarse el histórico de votaciones.

“Y yo lo que veo es que hay un alto nivel de 'desalineamiento' electoral; es decir, los votantes no tienen una clara lealtad ya definida. La forma más fácil de observarlo son los resultados federales para integrar la Cámara de Diputados en 2018 y los de 2021, que no se repitieron”, apunta.

Los politólogos consultados coinciden que de uno a otro proceso, Morena perdió espacios, aunque mantuvo distritos, pero eso habla de que son las circunstancias –los candidatos, los partidos, la situación económica– las que hacen variar el voto.

"Pero –ataja– eso no quiere decir que haya un nuevo alineamiento con otros partidos, por lo que aún no hay definiciones firmes".

La oposición tendrá que revisar su estrategia, si es que alguna tiene".
Eduardo Huchim, exconsejero electoral

Además quedan las últimas batallas: la gubernatura del Estado de México en 2023, y la reforma electoral, que puede o no concretarse y variar el escenario.

“Yo lo que veo es el mantenimiento de este desalineamiento, los electores están mirando y yéndose cada vez con partidos políticos diferentes”, indica el analista.

Publicidad
Publicidad