Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ruiz Massieu: "Sabemos que militarizar no es la solución para el país”

La senadora del PRI considera que la prórroga a la Guardia Nacional no mejorará la situación de inseguridad que hay en el país, pues en el pasado ya se ha demostrado que la militarización no funciona.
mié 21 septiembre 2022 06:00 AM
Claudia Ruiz Massieu
Para la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, la decisión de prolongar las tareas de seguridad de la Guardia Nacional, se podría dar en 2024, como un “corte de caja” a la estrategia de seguridad del presidente López Obrador y dentro del debate por la búsqueda de la Presidencia de la República.

La bancada de senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) está bajo escrutinio ciudadano y como oposición responsable tiene que plantearse votar desde el Senado con todo el grupo en contra de que se normalice la militarización, advierte Claudia Ruiz Massieu.

Parea la senadora del PRI, expone que la prórroga por sí misma no va cambiar nada ni va a mejorar la situación de inseguridad que hoy aqueja al país, por lo que dijo se debe abrir un debate serio sobre la estrategia.

"No va a solucionar nada y, por el contrario, si las cosas siguen como están y solamente se prorroga la presencia de las Fuerzas Armadas en estas tareas, estaremos pateando el bote y en el 2028 vamos a estar igual o peor porque habremos dejado de hacer la tarea”, advierte la legisladora en entrevista con Expansión Política.

Publicidad

Ruiz Massieu, integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, recuerda que la posibilidad de que las Fuerzas Armadas coadyuven complementariamente en la tarea de seguridad pública con corporaciones civiles lleva décadas.

“No ha dado los resultados que esperamos. Creo que estamos en el momento de plantear nuevas alternativas, pero hoy (pareciera ser) que no es algo que sea urgente”, señala.

Para la senadora del PRI lo que hoy está en juego es la posibilidad de hacer una análisis serio para dar un viraje a una estrategia que sí funcione.

“En tres años de operación de la Guardia Nacional han crecido los delitos, la violencia, la impunidad, ha habido más quejas por violaciones a derechos humanos humanos. La situación no mejora y entonces es obligado un ajuste a la estrategia y discutir cuáles pueden ser las soluciones. No hay un diagnóstico serio ni autocrítico… conocemos bien los errores del pasado y sabemos que militarizar no es la solución para el país”, subraya.

La exsecretaria de Relaciones Exteriores en el gobierno de Enrique Peña Nieto, considera que tanto la iniciativa que presentó su compañera de partido, la diputada del PRI, Yolanda De la Torre, y la minuta enviada por la Cámara de Diputados al Senado "es pobre", pues no justifica la extensión del tiempo en que la fuerza militar participe en tareas de seguridad.

“Sin un diagnóstico objetivo de los resultados que ha tenido la Guardia Nacional y de su prospectiva y cuál es el sistema de seguridad nacional que necesitamos y cómo fortalecer a las policías civiles, no cambiará la situación", sostiene.

La priista apunta además que la propuesta de “control” de la Guardia Nacional a través de la rendición de informes no funciona, y el hecho es que está obligada a rendir un informe anual al Senado sobre cómo ha sido la participación de las fuerzas armadas de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, y la realidad es que esos documentos no aportan datos.

“Tienen muy poca información de calidad y es justamente parte del problema, no tenemos informes reales, información fina para poder hacer una valoración de la Guardia Nacional. Es natural que una institución en desarrollo tarda tiempo en consolidarse pero necesitamos tener información y conocer la realidad para poder tomar decisiones”, lo que no se ha proporcionado a los senadores, advierte.

 

Corte de caja para el 2024

Para Ruiz Massieu no hay prisa para decidir la ampliación del plazo de la Guardia Nacional en la Sedena y sugiere que eso podría resolverse en 2024, como un “corte de caja” del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, e incluso con la participación de quienes busquen la Presidencia de la República, pues tras las elecciones de ese año a alguno le corresponderá plantear una estrategia de seguridad.

“Yo creo que este es un debate que tenemos que tener los mexicanos y deben participar todas las fuerzas políticas y eventualmente también quienes están participando como candidatos y candidatas en el proceso electoral del 2024”, asegura.

Para la también exsecretaria general del PRI, la decisión se debe tomar tiempo, análisis, alternativas en la mesa y como parte de un planteamiento integral respecto a la estrategia de seguridad.

“Si en el 2024 después de un diagnóstico, de poner alternativas, de plantear cosas, de ver por qué se tiene que prorrogar esta participación de las Fuerzas Armadas, pues que se tome en su momento la decisión", indica.

 

La importancia del voto priista

Aunque la mayoría de la bancada del PRI en el Senado adelantó su rechazo a la minuta de la reforma constitucional para ampliar hasta 2028 la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, la legisladora confía en que la mayoría de los priistas y el resto de la oposición se sostendrá en contra este miércoles, durante la votación en el pleno.

Al tratarse de una reforma constitucional se requiere de una mayoría calificada de los senadores presentes. En caso de asistir la totalidad de los 128 legisladores se necesitarán 85 votos para que sea aprobada la minuta, es decir, de 11 a 12 votos adicionales a los que tiene Morena y sus aliados del Partido del Trabajo (PT), Verde (PVEM) y Encuentro Social (PES), que juntos suman 75, como bloque de la llamada "cuarta transformación".

De la bancada del PRI son 13 senadores, y nueve de ellos ya garantizaron explícitamente su voto en contra. Una senadora no lo expuso con claridad y tres no estuvieron presentes en la conferencia de prensa donde hicieron el anuncio.

Por su parte, los 40 senadores de Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Grupo Plural van en contra. Aunque este martes, el senador Raúl Paz, dejó la bancada del PAN para sumarse a Morena.

Este marte las presiones para influir en los votos de algunos senadores vinieron de gobernadores como el de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, quien pidió al los legisladores de su estado votar a favor de extender las funciones de la Guardia Nacional.

Incluso, el exgobernador del PRI en Sinaloa y hoy embajador de México en España, Quirino Ordaz, hizo público su deseo de que el senador del PRI por esa entidad, Mario Zamora, vote en favor de la reforma.

Publicidad
Publicidad