Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reforma eléctrica, electoral y la Guardia Nacional polarizarán Congreso en 2022

Además de la eléctrica, diputados y senadores esperan reformas constitucionales del presidente, mientras acumulan casi 700 iniciativas recientes y pendientes de dictamen.
jue 06 enero 2022 06:00 AM
(Imagen del pleno en la Cámara de Diputados)
En la Cámara de Diputados el parlamento abierto para discutir la iniciativa presidencial de reforma eléctrica arrancará el 17 de enero.

La polarización no abandonará al Congreso este 2022, pues se avizora que dominen la discusión la contrareforma eléctrica presidencial, la incorporación de la Guardia Nacional al Ejército, una eventual reforma electoral y la regulación del uso de la cannabis, como principales asuntos.

Aunque por ahora no se vislumbra un periodo extraordinario de sesiones del Congreso, los temas legislativos destacarán desde enero, al iniciar en la Cámara de Diputados, el parlamento abierto para discutir la iniciativa presidencial de reforma eléctrica.

Publicidad

Se espera que al menos 80 ponentes, entre expertos, académicos, activistas medioambientales, empresarios, participen en 19 foros, a realizarse del 17 de enero al 15 de febrero de 2022, para desahogar cinco temáticas generales.

Esa es la prioridad de Morena, pues la iniciativa fue enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de octubre del año pasado. Incluso, se intentó acelerar una aprobación exprés en diciembre, pero el rechazo del PRI a fijar postura hasta que concluya el parlamento abierto, pospuso el debate legislativo.

Podría ser tras los foros que el tricolor fije su postura y con ello, el futuro de la contrarreforma eléctrica, pues cuando menos 56 de sus 71 votos en San Lázaro son indispensables para que Morena y sus aliados del Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde (PVEM) –que suman 278– logren la mayoría calificada de 334 votos

Se espera que al menos 80 ponentes, entre expertos, académicos, activistas medioambientales, empresarios, participen en 19 foros, a realizarse del 17 de enero al 15 de febrero de 2022, para desahogar cinco temáticas generales.

Esa es la prioridad de Morena, pues la iniciativa fue enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de octubre del año pasado. Incluso, se intentó acelerar una aprobación exprés en diciembre, pero el rechazo del PRI a fijar postura hasta que concluya el parlamento abierto, pospuso el debate legislativo.

Podría ser tras los foros que el tricolor fije su postura –si no es que hasta después de las elecciones de junio, como ha amagado– y con ello se decidirá el futuro de la contrarreforma eléctrica.

Esto es porque cuando menos 56 de sus 71 votos en San Lázaro son indispensables para que Morena y sus aliados del Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde (PVEM) –que suman 278– logren la mayoría calificada de 334 votos para su aprobación, debido a que se trata de una reforma a la Constitución.

En el 2022 “creo que la confrontación más importante se va a dar en torno a la reforma eléctrica por la falta de una mayoría calificada en la 4T”, considera Sergio Bárcena, director de Buró Parlamentario y Profesor-investigador del Tecnológico de Monterrey.

Los diputados presentaron casi 700 iniciativas en el primer periodo ordinario, recibieron en herencia 324 minutas aprobadas en el Senado en la pasada Legislatura y que aún no han sido analizadas, más una decena más que les fueron turnadas en el último trimestre.

Se suma a esa carga un rezago de 518 pendientes que le obligan a crear nuevas leyes o realizar reformas a normas existentes para hacerlas congruentes con enmiendas constitucionales, o porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) las declaró inconstitucionales.

Entre ellas destaca como uno de los pendientes más antiguos la Ley reglamentaria de la reforma al artículo 134 constitucional en materia de propaganda gubernamental. Esa legislación debe desprenderse de la reforma electoral de 2008, y 13 años después sigue sin legislarse.

La ausencia de esa norma ha sido suplida con resoluciones de órganos y tribunales electorales pues los límites y formatos de la propaganda gubernamental es fuente de disputa política cada elección.

 

Las prioridades del presidente

En conferencia mañanera del 15 de junio de 2021 el presidente López Obrador marcó la agenda legislativa de prácticamente su segundo trienio de mandato.

Ahí anunció la reforma eléctrica, pero también el envío de otras dos iniciativas de cambio constitucional que hoy están en ciernes: una para adscribir la Guardia Nacional al mando militar y otra, para una reforma electoral.

Esos tres temas son las prioridades de Morena en el Senado y la Cámara de Diputados, donde legisladores de ese partido han expuesto propuestas, pero están en espera de lo que les mande el Ejecutivo.

En el caso de la Guardia Nacional, López Obrador detalló que se propondrá que la Guardia Nacional sea parte de la Secretaría de la Defensa Nacional como existe la Fuerza Aérea, para que esta no se corrompa.

En tanto, sobre la inminente reforma electoral expuso que buscaría abaratar los costos de los comicios y eliminar a los legisladores plurinominales, a lo que ha agregado la conveniencia de renovar completos a los órganos y tribunales electorales.

El pasado 29 de diciembre, en su conferencia, reiteró que enviará una iniciativa en ese sentido. “Todavía no tenemos los detalles. Sí se está trabajando y lo que queremos es (...) que sean verdaderos demócratas los responsables de organizar las elecciones, gente de inobjetable honestidad (…) mujeres, hombres íntegros, rectos, incapaces de mentir, de torcer la ley, honestos, no corruptos”.

Pese a la definición de esos tres temas del interés presidencial, el politólogo del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y también experto en temas legislativos Fernando Dworak considera que es posible que se busque polarizar en esos asuntos, se concreten o no cambios legales.

“No estoy seguro de que el presidente tenga interés en que se apruebe la reforma eléctrica o electoral. Tal vez sólo se tenga la intención de generar la atención mediática hacia su figura para afianzar su popularidad; si no es para aprobar esas reformas, sí para lograr otros objetivos”.

Por ejemplo, recuerda, en 2023 concluirán su encargo cuatro consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) “y si el presidente se ve fortalecido puede presionar, si no para una reforma electoral a su modo, sí para tener al menos dos o los tres consejeros a renovar”.

Bárcena, de Buró Parlamentario, considera que la Coalición gobernante dará prioridad en estos primeros meses al proceso de revocación de mandato y eso “va a dar pie al intento de reforma electoral” que podría estar a discusión hasta el segundo periodo ordinario, en septiembre.

Entonces –estima– estarán a debate la regulación de financiamiento público, la austeridad, el voto electrónico, la neutralidad de los funcionarios públicos en lo que la 4T ha puesto énfasis, y ajustes a las facultades y obligaciones del INE.

Cannabis, ¿ahora sí?

Otro pendiente desde hace ya dos años es el de la regulación de la cannabis. En el ínter ha habido resoluciones judiciales y pronunciamientos de la Suprema Corte, el más reciente del pasado 28 de junio, en que declaró la inconstitucionalidad de enmiendas a la Ley General de Salud y eliminó la prohibición para que la Secretaría de Salud emita autorizaciones para realizar las actividades relacionadas con el autoconsumo de marihuana con fines lúdicos.

La Corte ordenó al Congreso establecer un nuevo marco jurídico respecto a ese derecho de autoconsumo recreativo a fin de generar seguridad jurídica a los usuarios y a terceras personas.

En este tema, es el Senado de la República el que lleva mano y ya tiene listo un proyecto de iniciativa de ley para la regulación.

El senador Miguel Ángel Mancera, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) asegura que ya hay acuerdos suficientes como para que salga en el periodo ordinario de febrero, y a diferencia de otros intentos, ahora se regulará por separado lo que tiene que ver con el cannabis para uso lúdico y el cáñamo y sus usos industriales.

La primera regulación se propone para su uso recreativo, pero los temas de gramaje y tratamiento penal y administrativo serán aún ultimados en las semanas por venir, de modo que en el periodo ordinario que comienza en febrero podría ser uno de los temas más importantes a legislar.

Nuevas polémicas en puerta

Otra materia en el que la SCJN marcó, en sentencias del 7, 19 y 21 de septiembre la ruta a seguir para legislar, se refiere a la “autonomía reproductiva”, es decir, el derecho de las mujeres a decidir sobre la propia maternidad, al declarar la inconstitucionalidad de la prohibición total del aborto, la invalidez de la objeción de conciencia médica y la negativa a dar personalidad jurídica al embrión.

Los legisladores deberán asumir esos criterios. El 23 de noviembre en Comisiones de la Cámara de Diputados se aprobó el dictamen de 50 iniciativas que involucran reformas a 28 artículos constitucionales en materia de “igualdad sustantiva y género” que fue trabajado en parlamento abierto en la anterior legislatura.

Pero ante el rechazo de organizaciones religiosas, todas las bancadas en la Jucopo acordaron meter freno y posponer el tema para aclarar los argumentos vertidos en redes sociales que advertían daño a las familias, las mujeres y los niños con lo el dictamen.

En México se hace historia al declarar inconstitucional castigar el aborto

En la agenda del periodo ordinario próximo se espera que prosperen las enmiendas, con apoyo de todos los partidos, y el PAN sólo en algunas partes.

De acuerdo a los grupos en contra, los senadores pretenden legalizar la “ideología de género” y rechazan términos como la “educación sexual integral” o la “autonomía reproductiva”, que señalan como legalización del aborto, además de que se oponen a modificar la definición del matrimonio como la unión entre una mujer y un hombre.

 

Los nombramientos y minutas

En el caso del Senado también está en falta en cuanto a designaciones. Desde noviembre y diciembre se debió de someter al pleno, la propuesta para cubrir magistraturas vacantes en 18 tribunales electorales locales, donde deberá votar por mayoría calificada por 21 magistrados y magistradas.

De entre ellos destaca el pendiente de designar en el Tribunal Electoral de Tamaulipas, donde hay una vacante y este 2021 hay elecciones de gobernador.

Asunto aparte son las minutas que las dos cámaras recibieron de su colegisladora. Al menos las aprobadas en el periodo ordinario reciente se esperan de pronta votación y entrada en vigor.

En San Lázaro, se tienen las minutas que fueron remitidas por el Senado la de la Ley de Vías Generales de Comunicación para castigar con cárcel de hasta 7 años el bloqueo de casetas, y con prisión y multas de hasta 44,810 pesos a quien bloquee vías generales de comunicación.

Los diputados deberán analizar también la minuta de reformas a la Ley General para el Control del Tabaco, que prohíben consumir o tener encendido cualquier producto con tabaco en espacios 100% libres de humo o lugares cerrados, y además impide publicitar o patrocinar esos productos.

Estas son algunas otras que deberán atender en Diputados:

  • Reformas y modificaciones a la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, por las que se propone crear el Estado Mayor Conjunto de la Defensa Nacional, “para optimizar la cadena de mando” pues será el órgano técnico operativo, colaborador inmediato en la planeación y coordinación de los asuntos relacionados con la Defensa Nacional.
  • La nueva Ley General de Movilidad y Seguridad Vial.
  • Reformas y adiciones a la Ley General de Salud en materia de atención a la salud mental y adicciones, que los senadores ya avalaron.


Algunas de las que deben atender los senadores:

  • Reformas a la Ley de Instituciones de Seguros y de Fianzas y de la Ley sobre el Contrato de Seguro en las que se prohíbe la negativa de servicio por razones de origen étnico, nacional, religión, preferencias sexuales o discapacidad.
  • Reforma el artículo 11 de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad en materia del derecho al trabajo digno.

Así con todos estos temas los legisladores podrían ocuparse, en lo que esperan las iniciativas presidenciales prioritarias, que, como ha ocurrido hasta ahora, han avalado prácticamente sin cambios.

Publicidad
Publicidad