Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | El teatro legislativo de Morena y Alito

Parece ser “Alito” seguirá en la batalla, ya no solo legal y en su partido, sino ahora también legislativa.
lun 01 agosto 2022 06:01 AM
alejandro moreno
En términos políticos, parece poco probable que, desde la JUCOPO, que preside otro priista, Rubén Moreira, se dé de baja a “Alito” como presidente de la comisión, señala Julio Téllez del Río.

Primer acto: integrantes del Grupo Parlamentario de Morena anuncian que mientras el presidente del PRI y diputado federal Alejandro Moreno “Alito”, sea presidente de la Comisión de Gobernación y Población de la Cámara de Diputados, no acudirán a las sesiones del órgano.

Segundo acto: “Alito” convoca a la sexta reunión de junta directiva de la comisión para el pasado viernes 29 de julio. Tercer acto: un diputado de Morena asiste (virtualmente) a la sesión y, con ello, se declara la existencia del cuórum necesario.

Publicidad

Cuarto acto: el coordinador de la bancada morenista solicita la baja del diputado asistente de la comisión.

En el Reglamento de la Cámara de Diputados (artículo 8, fracción III) se establece como obligación de los diputados y diputadas “asistir puntualmente a las convocatorias a sesiones y reuniones, del Pleno, de los órganos directivos y de las comisiones o comités a los que pertenezca”. En el mismo reglamento también se menciona que los integrantes de la Cámara de Diputados deben “adecuar todas sus conductas a los ordenamientos respectivos” (fracción XIV), así como “acatar las disposiciones y procedimientos del Código de Ética” (fracción XX).

“Alito” alega lo primero: que los integrantes del Grupo Parlamentario de Morena, y aliados, deben de asistir a las reuniones convocadas por él.

Por su parte, los morenistas reclaman, incluso formalmente ante la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), que el también Presiente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI debe ser separado del cargo en la comisión por las investigaciones penales que se tienen en su contra.

Lo cierto es que, en términos políticos, parece poco probable que, desde la JUCOPO, que preside otro priista, Rubén Moreira, se dé de baja a “Alito” como presidente de la comisión; al mismo tiempo, parece muy probable que los y las morenistas persistirán en su boicot contra el campechano.

Para que se declare quórum en las reuniones de comisiones se requiere de la asistencia de la mitad más uno de los integrantes. En el caso de la sesión mencionada anteriormente, únicamente se convocó a junta directiva del órgano. Es decir: presidente y secretarios. En total hay 14 secretarios y secretarias. Por lo que, sumando al presidente, se necesitan de ocho asistencias.

Además de “Alito”, estaban presentes tres diputados del PAN, uno del PRI, uno del PRD y uno de MC. Faltaba una persona para que los trabajos pudieran empezar.

Y al final se tuvo esa asistencia porque el diputado Vicente Onofre, de Morena, se conectó de forma remota. La sesión quedó instalada, se aprobó el acta de la sesión anterior y se formuló el orden del día para la siguiente sesión. “Alito” festejó: “¿no que no tronabas, pistolita”, dijo al clausurar el encuentro, aproximadamente 10 minutos después de su inicio (programado a las 10:00 horas).

 

La baja de Onofre de la Comisión de Gobernación y Población no tardó. El documento, enviado por el Secretario Ejecutivo de la JUCOPO al Presidente de la Mesa Directiva de la San Lázaro, Sergio Gutiérrez Luna (Morena), fue entregado a las 10:45 horas del mismo viernes. A las 18:30 horas el propio diputado presidente anunciaba , desde su cuenta de Twitter, “ha quedado la baja” (sic). Esta, cabe mencionar, obedeció a una solicitud del Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, quien, por cierto, también ese día y vía un tuit , le dijo “no cantes victoria antes de tiempo” a “Alito”.

Grilla política aparte, es importante tener en cuenta lo fundamental que resulta que los trabajos de una comisión legislativa continúen, particularmente tan relevante como Gobernación y Población. Sin sesiones no hay dictámenes; sin dictámenes los cambios legales o puntos de acuerdo no pueden ser votados en el pleno.

La victoria de “Alito” este viernes no le garantiza que en el futuro pueda superar más boicots morenistas. Incluso si lograra nuevas declaratorias de cuórum, la comisión está conformada por una mayoría oficialista: entre Morena, PT y el PVEM tienen 21 de los 38 integrantes (55%).

Parece ser “Alito” seguirá en la batalla, ya no solo legal y en su partido, sino ahora también legislativa. La bancada morenista seguirá fomentando la disciplina partidista al sancionar el aparente disenso. Y, mientras tanto, los asuntos turnados a la comisión seguirán atorados.

Nota del editor: Julio Téllez del Río es integrante de Buró Parlamentario. Síguelo en Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

 
Publicidad
Publicidad