Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Las formas de la trata de personas

Lamentablemente, la falta de experiencia y necesidad son condiciones de vulnerabilidad que llevan a las víctimas a caer con tratantes que los mantienen bajo amenaza.
sáb 30 julio 2022 11:59 PM
Trata de personas
Las víctimas de explotación sexual son, fundamentalmente, mujeres menores de edad, de entre 11 y 17 años.

Niñas víctimas de explotación sexual, niños que mendigan en los cruces de las calles, migrantes y adolescentes utilizados en actividades delictivas, hombres y mujeres que trabajan en condiciones similares a la esclavitud.

Estos son solo algunos ejemplos de las 11 modalidades que contempla La Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas.

Publicidad

Entre enero de 2021 y junio de 2022, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México ha recibido reportes de siete de ella a través de su Línea y Chat Nacional contra la Trata de Personas (LNCTP), 800 5533 000.

En primer lugar se ubica la modalidad de prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, con un 55.5%; el 20.4% corresponde a trabajos o servicios forzosos, 13.9% a explotación laboral, 3.6% a mendicidad forzosa, 3.6% a utilización de menores de 18 años en actividades delictivas, 1.5% a matrimonio forzoso y 1.5% a adopción ilegal de menores de 18 años.

Los otros cuatro, de los que no hay reportes en la LNCTP, son condición de siervo, esclavitud, tráfico de órganos y experimentación biomédica ilícita.

Las víctimas de explotación sexual son, fundamentalmente, mujeres menores de edad, de entre 11 y 17 años quienes, a raíz de la pandemia y el consecuente incremento en el uso de internet y redes sociales, son enganchadas a través del mundo digital.

Los tratantes las contactan por alguna plataforma, se hacen amigos y crean una relación virtual hasta convencerlas de que se vean en persona ya sea para formalizar su relación o para ofrecerles “una mejor vida” lejos de sus hogares. Ya enganchadas, las obligan a tener relaciones sexuales pagadas con diversas personas contra su voluntad.

Por otra parte, las personas sometidas a trabajos o servicios forzosos y a explotación laboral son, en el 53% de los casos, menores de 17 años y, en su mayoría, hombres que son reclutados en su mayoría vía Facebook con ofertas de trabajo falsas, salarios y condiciones de trabajo atractivos… tan atractivos que no pueden ser verdad.

 

Lamentablemente, la falta de experiencia y necesidad son condiciones de vulnerabilidad que llevan a las víctimas a caer con tratantes que les mantienen bajo amenaza, en condiciones sanitarias e inhumanas, con trabajos de sol a sol por muy poca paga.

De acuerdo con el “2º Reporte anual. Trata de Personas. Riesgos tras la Pandemia. Enero 2021-Junio 2022”, elaborado por el Consejo Ciudadano en el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas que se conmemora el 30 de julio, las ofertas de empleo con fines de explotación laboral se presentaron mayormente en Baja California y Sonora e iban dirigidas a trabajadores de maquilas y cosecha, así como a quienes se dedican a la elaboración de objetos decorativos y venta de alimentos.

En el caso de la mendicidad forzosa, el análisis de los datos de la LNCTP revela que las principales víctimas son las y los niños de entre cuatro y seis años, y quienes los obligan a realizar esta actividad son sus propios familiares. Lo mismo pasa con los matrimonios forzosos: todos son acordados por quienes tendrían que proteger.

La utilización de menores de 18 años en actividades delictivas, sobre todo por parte del crimen organizado, se ha convertido también en una problemática creciente en el contexto de la desaceleración económica provocada por la pandemia.

La velocidad de adaptación de redes delincuenciales a dinámicas que combinan lo virtual con lo presencial obliga a incentivar, con inteligencia y asertividad, una ecología de la seguridad donde autoridades, organismos como el Consejo Ciudadano y la ciudadanía ponen manos a la obra para prevenir y combatir esta forma moderna de esclavitud.

____________________

Notas del editor:

El autor es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México ( @elconsejomx ).

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad