Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Américo Villarreal: priista ¿purificado?

Si al candidato de Morena en Tamaulipas le da miedo debatir, entonces, ¿cómo enfrentará al crimen? Con la estrategia fallida de abrazos no balazos.
vie 20 mayo 2022 06:00 AM
Américo Villarreal en campaña
El abanderado morenista rechazó participar en el debate de candidatos a la gubernatura.

La mediocridad es plato de todos los días en Morena y bueno, las campañas electorales son el espacio para que el partido oficialista se muestre tal y como es: mediocre y tramposo. Y es que como ya arrancaron las contiendas en los estados, pues los candidatos tienen que compartir sus propuestas, contrastar ideas y debatir de cara a la ciudadanía, peeeero como en Morena les molesta eso de andar rindiendo cuentas y escuchar a la gente ¿para qué ir a los debates y plantear propuestas verdad? Para ellos lo único que importa es lo que dice el dedito de Palacio Nacional.

Publicidad

Y es que los representantes de la coalición “Juntos Hacemos Historia en Tamaulipas”, notificaron ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), que su flamante candidato, Américo Villarreal Anaya, no asistirá al segundo debate que se realizará el próximo domingo en Ciudad Victoria.

Y es que como se pintan solos para los pretextos –ya se imaginarán de quien aprenden–, justificaron su negativa de ir porque “fue notoria la falta de control de la metodología de cada uno de los segmentos temáticos, confundiendo el uso de los tiempos y la pertinencia de los derechos a réplica”. Imagínese, dijeron que “el manejo del cronómetro fue incorrecto en diversos segmentos, incluso ausente de las pantallas en algún momento y no visible para los candidatos”. No cabe duda de que el miedo no anda en burro, y para evitar otra exhibida, pues Américo no asistirá al debate.

¿Candidato huachicolero?

No es la primera vez que Villarreal entra en polémica, y es que aún le falta aclarar si su hijo recibió o no depósitos millonarios en Ámsterdam, por parte del “empresario” Sergio Carmona Angulo, relacionados con el crimen organizado y el robo de combustibles. Sí, leyó bien, ¡el huachicol!

Esos hijos de la 4T salieron tremendas fichitas.

Carmona Angulo fue asesinado en San Pedro Garza García, Nuevo León, el 22 de noviembre del 2021, mientras era investigado por la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Tamaulipas, y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) local, junto con su hermano César, por presunto contrabando de hidrocarburos y extorsiones a transportistas cometidos en la frontera con Estados Unidos.

Al empresario asesinado, dueño de Grupo Industrial Permart, de Grupo Industrial Joser y de Consultoría Reymar, se le relacionó no solo con Villarreal, ¡sino con legisladores y alcaldes morenistas! Actualmente, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) realiza investigaciones contra Villarreal; el alcalde de Ciudad Victoria, Eduardo Gattás Báez, y el diputado por Tamaulipas y presidente de la Comisión de Presupuesto, Erasmo González.

Publicidad

Parece que en Morena dicen que ya no hay huachicol, pero porque ya absorbieron el negocio.

De hecho, este mes de mayo, el diario local de Texas publicó documentos que presuntamente confirman depósitos por 20 millones de dólares a Américo Villarreal, por parte de empresas de Sergio Carmona.

Ante la situación, el dirigente del PAN, Marko Cortés, exigió a las fiscalías General de la República (FGR) y la de Delitos Electorales investigar y sancionar la relación Mario Delgado dirigente de Morena y su candidato a la gubernatura de Tamaulipas, Américo Villarreal, ya que se presume el probable uso del dinero del crimen organizado en la campaña de Morena en Tamaulipas y en el resto de los estados en contienda.

Incluso, el propio gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca denunció que por medio del contrabando de combustible por las aduanas fronterizas que el empresario Sergio Carmona llegó a controlar, financió a políticos de Morena, a lo que Mario Delgado ha llegado a tachar de una “guerra sucia” por las elecciones venideras del domingo 5 de junio

Priista ¿purificado?

Américo Villarreal Anaya nació en Ciudad Victoria el 23 de mayo de 1958. Su padre, Américo Villarreal Guerra, fue gobernador de Tamaulipas de 1987 a 1993. Fue militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde 1983 y tuvo varios cargos en gobiernos priistas, incluyendo el desgobierno de Tomás Yarrington. En 2016, fue purificado y se unió a las filas de Morena. Dos años después fue electo para ocupar un escaño en el Senado donde parece haber olvidado su juramento hipocrático y ha defendido la desaparición del Seguro Popular, la estrategia contra el covid de López-Gatell, negó el desabasto de medicamentos y dijo que los niños con cáncer que mueren -respire por favor- son una estadística.

“Abrazos no balazos”.

Sin importar los homicidios y el alto índice de inseguridad provocados la mayoría por miembros del crimen organizado, Américo Villareal sorprendió a todos al anunciar en su campaña que usará la política de López Obrador de “abrazos no balazos” como su estrategia de seguridad en Tamaulipas, poniendo en duda la efectividad de ésta.

De acuerdo con el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública al corte del 20 de abril, han habido 124 homicidios dolosos en Tamaulipas desde el inicio de este año: en enero se contabilizaron 40, mientras que en febrero hubieron 35 y en marzo 49.

Publicidad

Esto representa un incremento del 7% en comparación al 2021. Tamaulipas actualmente está en el lugar número 16 de México en la comisión de homicidios dolosos; el año pasado ocupaba la posición 17.

En resumen, si le da miedo debatir, imagínense el miedo que le dará enfrentar a la delincuencia. Y no es por echar la sal, pero Tamaulipas tuvo unos años negros por la inseguridad y todos debemos recordar que sin Seguridad no hay desarrollo, crecimiento, no hay nada.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
Publicidad