Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los Aysa: entre la cobardía y la impunidad

La absolución de los pecados, cuando no viene con candidatura, incluye premio en el exterior.
vie 29 abril 2022 05:05 AM
senado-aysa
Carlos Miguel Aysa González rindió protesta como embajador de México en la República Dominicana.

De tal padre, tal hijo.

La llamada 4T nos ha demostrado que cuando pensamos que las cosas no pueden estar peor, ellos pueden empeorarlas. Para ellos siempre se puede ser más oportunista o cínico.

Publicidad

Y es que, aunque los resultados y logros les faltan, los conversos sobran. Y dicen que conforme lleguemos al final del sexenio la fila bautismal se hará más larga. ¿Cómo no?, si la absolución de los pecados, cuando no viene con candidatura, incluye premio en el exterior.

Si no me creen pregúntenle a los Aysa, que han demostrado que la impunidad bien vale sumisión. Y que los principios, cuando no convienen a los intereses, son desechables.

Esta semana en el Senado se aprobó el nombramiento de Carlos Aysa González como embajador de nuestro país en República Dominicana con 64 votos a favor y 44 en contra. Peeero antes de esto, déjenme recordarles el espectáculo de su hijo, Carlos Aysa Damas, y exdiputado del PRI, no solo se dobló (ahora que Trump puso de moda el término) y votó a favor de la retrógrada reforma eléctrica de López Obrador sino que hasta se pasó al Grupo Parlamentario de Morena. Todo para asegurar el retiro dorado de su papá en Santo Domingo.

Así, con embajada y diputación en la mayoría, a los Aysa no parece importarles mucho su expulsión del PRI. Total, cuando el regalo se les acabe, seguro regresan a administrar sus negocios hoteleros.

 

Carlos Aysa González fue gobernador sustituto de Campeche en 2019 tras la salida de Alito Moreno, de quien fuera Secretario de General de Gobierno, para ir a dirigir el CEN del PRI. Su militancia priista y cercanía con los grupos de poder en Campeche lo llevaron a tener una carrera en la administración pública. Pero su militancia y su carrera parecieron importarle poco a la hora de entregar el estado.

Y es que, el nuevo Embajador, por un lado gobernaba en “representación” del PRI de Alito, y por el otro planchaba su futuro. No solo jugó a favor de Layda Sansores, en contra del candidato de su partido, también comenzó la persecución contra el candidato de MC, Eliseo Fernández, caballo negro en la contienda, que sigue con la nueva gobernadora. Y eso por no hablar de que Don Carlos nunca ocultó sus simpatías y apoyo al presidente.

No cabe duda, eso es ver por el futuro… propio.

Ahora viajará con pasaporte diplomático y disfrutará de las playas dominicanas a costa del erario que toooooodos pagamos.

La política exterior prostituida.

Queda claro que la llamada 4T premia el sometimiento y la inacción. Si no, pregúntenle al ocurrente senador César Cravioto que, como si de dulces se tratara, ofreció embajadas a los gobernadores que “se comporten bien”. Ahora, sería bueno que nos digan si las embajadas vienen con pacto de impunidad.

 

Los nombramientos para las representaciones diplomáticas han sido botín para comprar lealtades, premiar traidores y someter a cobardes. Si no son para los amigos y amigas de la familia, son para los recientes conversos al morenismo. Para la llamada 4T parece que la Política Exterior es moneda de cambio. Esperemos que los que quedan no caigan.

Tanto el PRI como el PAN votaron en contra e incluso quienes forman parte de la mesa directiva se bajaron del pleno para no toparse con él. Bien dijo el senador Germán Martínez: “Es una prostitución de la política exterior”.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
Publicidad