Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | La quiebra del país

Tenemos frente a nosotros un plan perfectamente instrumentado por la 4T para lograr que se lleve al país a una situación de una crisis multi-factorial.
mié 02 febrero 2022 06:30 PM
Crisis económica
Indicadores de alerta en México, considera el autor.

Sin importar el permanente impulso del engaño sistemático que cada día se lanza al colectivo nacional, es necesario despejar las nubes matutinas para saber lo que realmente está sucediendo en todo el país. Y tristemente no queda duda, el gobierno federal ha decidido destruir los cimientos de los edificios institucionales que tanto trabajo ha costado generar. Está en curso un proceso de demolición que hemos venido describiendo en varias entregas. Sin embargo, ahora hemos detectado nuevas aristas del proceso que encubre la auto-designada 4T.

Publicidad

Lo que ahora estamos viendo es un proceso en el cual la pretensión del Presidente y su equipo es que la huella de su presencia sea indeleble, pero no por la magnitud de las obras y progreso (que pudieron haber acumulado al gozar de un bono democrático y un control legislativo sin precedentes recientes), sino más bien porque están encargándose de que en todo lo que toquen el retroceso sea de tal magnitud que el camino de regreso sea casi imposible. La perversidad es manifiesta e inequívoca y abarca muchas disciplinas, como pasaremos a demostrar.

En materia de salud se han encargado de asegurar que la escasez de medicinas se convierta en una constante al deshacer el sistema de compras y distribución. Eliminaron el Seguro Popular a cambio de nada. El resultado, un sistema de salud incapaz de atender a la población.

En protección al ambiente se ha optado por romper ecosistemas, desforestar miles de hectáreas, impulsar inversiones en hidrocarburos, aumentar el uso de combustóleo, eliminar estudios de impacto ambiental, desproteger áreas sensibles, y en general un desprecio por la sustentabilidad, por lo que se pone el riesgo la vida de muchas generaciones de mexicanos en el futuro cercano y mediato.

En materia económica a través de eliminar certidumbre, ahuyentar inversiones, desconocer procedimientos legales, violentar obligaciones contractuales, denostar empresarios, y atentar contra el buen funcionamiento del mercado, estamos cayendo en una situación de estanflación que amenaza con que el acumulado de todo el sexenio pueda ser un crecimiento negativo del PIB nacional.

Publicidad

En materia de seguridad se optó por erradicar a la Policía Federal, quitar los apoyos en capacitación y adiestramiento a fuerzas civiles estatales y municipales, y optar por entregar por completo las tareas respectivas a las fuerzas armadas, incluso engañando a todos con la historia de que la Guardia Nacional sería una institución de corte y mando civil, para entender que es otra unidad de filas castrenses y mando militar.

En materia electoral se ha optado por atacar sistemáticamente al árbitro institucional, lo que ha incluido el reducir su presupuesto, criticar su funcionamiento, desprestigiar a sus consejeros, y en general tratar de poner en tela de juicio su neutralidad y eficacia. El énfasis es el de cuestionar a quien se anticipa no va a funcionar como un espejo de la voluntad presidencial porque no puede ser así.

En cuanto a militarismo se ha decidido involucrar a las fuerzas armadas en básicamente todas las tareas civiles que se puedan imaginar para embargar esas actividades y asumir que los integrantes castrenses van a perpetuar y blindar esas decisiones (al hacerlos “dueños” de las mismas) para no ser materia de modificación en sucesivos gobiernos.

En forma destacada en cuestión de delincuencia organizada se ha optado por no solamente no atacarla, sino consentirla, permitir su funcionamiento, pactar sus actividades, e incluso optar por involucrarlos en las definiciones de candidaturas a elección popular, y dejarles zonas geográficas enteras en que ellos ejercen todas las funciones estatales, incluyendo cobro del derecho de piso y resolución de controversias.

Es así que tenemos un plan perfectamente instrumentado por la 4T para lograr que se lleve al país a una situación de una crisis multi-factorial de tal dimensión que la pauperización sea de tal tamaño, que la población se vuelva tan vulnerable que sea un botín electoral dependiente de los programas sociales. Estamos hablando de una perversidad y mala fe que hasta los más críticos se negaban a aceptar. Es literalmente demencial.

Publicidad

Pero dentro de este escenario dantesco, hay que destacar que la estrategia ya es evidente, y se ha propiciado un gran despertar ciudadano para que enormes sectores sociales que dieron su apoyo en 2018 ahora cuestionen seriamente lo que pasa en el país. Es ese creciente impulso de diversos grupos ciudadanos que da pauta para lanzar una señal importante de esperanza para impulsar la lucha necesaria para evitar la quiebra del país. Y ¿saben qué? lo estamos logrando y lo vamos a consolidar con una candidatura de unidad en 2024 de una fórmula electoral con un fuerte componente ciudadano que genere la base de solución que tantos piden y sueñan. El país sobrevivirá la debacle actual. Lo reconstruiremos para beneficio de todos. No tengo la menor duda.

____________________

Notas del editor:

Juan Francisco Torres Landa es Miembro Directivo de UNE.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad