Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Amigos y rivales

Lo que las notas sobre Santiago Nieto y Gertz Manero hacen es mostrar que estos dos archienemigos siguen con ganas de arañarse.
vie 10 diciembre 2021 11:00 AM
Gertz Manero y Santiago Nieto
La disputa entre los funcionarios sigue a debate.

“Aumentaron mis deudas, no mi patrimonio”, fue lo que en pocas palabras dijo el extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT, Santiago Nieto, a raíz de un artículo publicado en un periódico de circulación nacional que señala que a la Fiscalía General de la República llegó una denuncia anónima por enriquecimiento ilícito en su contra. La misma nota cuestiona cómo es que Santiago Nieto, con el salario que percibía como servidor público, pudo adquirir las propiedades de las que hoy es dueño.

El mismo día, pero en otro diario de circulación nacional, se publicó que la UIF cuenta con un expediente que documenta, entre otras cosas, que el fiscal Alejandro Gertz gastó entre el 2014 y el 2015 más de 109 millones de pesos en autos de lujo. La nota no señala si la UIF iniciará algún tipo de acción en contra de los bienes del actual fiscal o si le acusará de algo en particular. Sin embargo, lo que ambas notas hacen –además de mostrar que las coincidencias existen y que estos dos archienemigos siguen con ganas de arañarse– es que en ambos casos las faltas y delitos por los cuales se acusan están relacionados con corrupción.

Publicidad

El caso de Santiago Nieto es interesante no sólo porque levanta sospechas sobre a cuánto ascendían los ingresos del exdirector del UIF mientras era servidor público, sino también respecto de si declaró sus activos y sus pasivos adecuadamente.

De la revisión de las declaraciones patrimoniales del exfuncionario, las cuales pueden ser obtenidas a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, se desprende que en enero del 2019 Nieto percibió un ingreso mensual neto de $236,311 pesos, eso incluyó su sueldo como titular de la UIF por $131,311 pesos y otros ingresos. Declaró una casa de 555m2, con un valor de casi 6 y medio millones de pesos y deudas que ascendían a un poco más de 1 millón de pesos, correspondientes a una hipoteca y a un préstamo personal. Para mayo de ese mismo año, su salario como servidor público se incrementó a $140,738 pesos netos, declaró el mismo inmueble, no tener automóvil y sus adeudos se mantuvieron estables.

En su declaración patrimonial 2020, manifestó haber tenido un ingreso neto anual por un poco más de 2 millones y medio de pesos. Lo que corresponde, aproximadamente, a un ingreso mensual de 200 mil pesos, de los cuales 128 mil correspondieron a su sueldo como servidor público y el resto a otros ingresos. Sus propiedades se incrementaron a tres: la casa de 555 mts2, más otra casa de 121 mts2, con un valor de 1 millón 600 mil pesos que adquirió de Desarrollos Inmobiliarios Codeinmex S.A de C.V —empresa que hoy sabemos, gracias a otra investigación periodística, que el mismo año en el que le vendió la casa a Santiago, la empresa compró 3 mil 263 millones de pesos en dólares, movimiento que no le pareció raro ni al SAT ni a la UIF—, y un departamento de 116mts2, con un valor de más de 8 millones de pesos. Aún no tenía coche propio y sus deudas se incrementaron porque adquirió dos hipotecas más, una con el FOVISSSTE por un poco más de 1 millón y medio, y otra con HSBC por 7 millones de pesos.

En esta misma declaración, en la parte de “Inversiones”, Santiago Nieto manifestó haber adquirido varios seguros de vida en dólares más 120 mil pesos por un seguro de separación y 127 mil pesos correspondientes a una inversión en HSBC.

Publicidad

En la declaración 2021, manifestó haber ganado en el año inmediato anterior un poco menos de 3 millones y medio de pesos, casi un millón más que el año anterior. Al mes, sus ingresos netos ascendieron en promedio a 290 mil pesos, de los cuales 153 mil correspondieron a su salario como servidor público. El resto, es decir, 1 millón 200 mil pesos, provino de dar cursos ­–debieron haber sido unos cursos espectaculares. Y ¿cuántas horas dedicó a dar cursos? Porque hasta donde sabemos el lavado de dinero no dura de 9:00 a 6:00–. En inmuebles reportó los mismos 3 anteriores. Se compró un auto 2020, con un valor de más de medio millón de pesos. Sus adeudos, nuevamente al alza, manteniendo el que tenía con el FOVISSSTE, incrementando los de HSBC y adquiriendo uno nuevo con CIBANCO por un crédito automotriz. Hasta mayo del 2021 no se observa en la declaración patrimonial de Nieto la adquisición de ningún otro inmueble.

Entonces, efectivamente como dijo el extitular de UIF a través de su cuenta de Twitter “incrementaron sus deudas”, pero también su patrimonio. No sólo por el auto que se compró sino también por la casa que adquirió en San Ángel, la cual se dice que costó 24 millones de pesos y que parece adquirió a través de un "crédito hipotecario conjunto" con su ahora esposa. Otra cosa que llama la atención es ¿con qué y cómo pago su carísima e internacional boda? Porque de los datos de sus declaraciones patrimoniales no se desprenden grandes inversiones o ahorros.

Llama también la atención que, para adquirir créditos de cualquier especie incluidos los hipotecarios, los bancos no se la juegan con cualquiera, sino que buscan asegurarse de que a quien le prestan tendrá recursos para pagar. Y para adquirir un crédito hipotecario para una propiedad de 24 millones de pesos, se necesita contar con un ingreso mensual de aproximadamente 300 mil, para pagar una mensualidad de 200 mil pesos, por un periodo de 20 años [1] .

Por tanto, es probable que el Dr. Nieto con sus ingresos personales no hubiese podido adquirir un crédito hipotecario de esa magnitud, sin embargo, con el apoyo de su esposa es posible que sí. En el caso de Carla Astrid Humphrey no fue posible acceder a sus declaraciones patrimoniales ya que ella no autorizó hacerlas públicas. Una mala idea cuando eres novia, ahora esposa, del titular de la unidad gubernamental que se dedica a perseguir el lavado de dinero.

¿De lo narrado se desprende claramente un enriquecimiento ilícito? En realidad, no. Pero seguramente la Secretaría de la Función Pública igual la FGR ya están haciendo la respectiva investigación.

Publicidad

Del caso del fiscal Gertz, ni hablamos. No por otra cosa, sino porque sus declaraciones patrimoniales tampoco son públicas. Sin embargo, en el caso de él a diferencia del de Nieto, sabemos de antemano que a sus cuentas le sobrarán ceros pues proviene de una familia adinerada, lo cual no está mal. Lo que no está bien es que al encargado de procurar justicia en el país no le parezca importante mostrar cuánto tiene para que a nadie nos quede duda de que su dinero tiene un origen explicable y legal.

¿Qué falta? Falta que se haga pública la declaración de cierre o de terminación de Nieto. Falta que tanto él como Gertz expliquen el origen de sus riquezas. Falta que la Secretaría de la Función Pública revise nuevamente los formatos de declaraciones patrimoniales, porque son un trabalenguas que fomenta la opacidad. Falta que el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción ponga manos a la obra. Falta que en la mañanera el presidente exija que se inicien investigaciones administrativas y penales en ambos casos y sobretodo falta un mínimo de coherencia entre el discurso y la realidad.

_______________________________

[1] Simulador de crédito hipotecario Banco HSBC. Se seleccionó este banco debido a que los pasivos que obran en las declaraciones patrimoniales del extitular de la UIF pertenecen, en su mayoría, a créditos otorgados por el banco HSBC.

______________________________

Nota del editor:

La autora es directora ejecutiva de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción (ITAC) de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
Publicidad