Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Nuevo mapa político

No hay un ganador absoluto, sino diferentes lecturas de los resultados, lo que sí es claro es el mensaje ciudadano en las urnas, los malos gobiernos y las decisiones perjudiciales se castigan.
mié 09 junio 2021 12:01 AM
nuevo mapa politico.jpg
Las votaciones dejaron un nuevo mapa político.

Aunque todavía no tenemos resultados definitivos, pues en la gran mayoría de los estados los cómputos finales aún no se llevan a cabo y tanto a nivel federal como local faltan por realizar las asignaciones de diputaciones de representación proporcional y las regidurías que por este principio se distribuyen, en un primer vistazo es posible advertir tres cosas: (i) la ciudadanía entendimos la importancia que tiene esta elección y salimos a votar masivamente, aunque el 48% del electorado no lo hizo, la participación fue alta en comparación con otras elecciones intermedias, (ii) la pluralidad se impuso, a diferencia de 2018 en donde los amplios triunfos de Morena fueron la noticia, ahora vimos elecciones competidas, alternancia y pluralidad política tanto en la conformación de la Cámara de Diputados como en las gubernaturas, y (iii) tenemos una autoridad electoral, el Instituto Nacional Electoral capaz de organizar elecciones de gran calidad y bajo contextos de polarización y violencia sumamente complicados, debemos reconocer que el INE es una pieza fundamental de nuestra democracia.

Es difícil señalar un ganador absoluto o un perdedor total dentro de las elecciones, pero trataré de dar algunas conclusiones respecto de los resultados preliminares que tenemos hasta ahora:

Publicidad

1. En la Cámara de Diputados ningún partido político por sí solo tendrá mayoría absoluta (50+1), aunque Morena, PRI, PAN y PVEM contarán con más escaños de los que obtuvieron en 2018, ninguno supera las 251 diputaciones. La coalición Morena, PT y PVEM en conjunto tendrán 276 diputaciones, lo que representa mayoría absoluta, mientras que la coalición PAN-PRI-PRD tendrá 201 curules, ni siquiera sumando las de Movimiento Ciudadano tendrán mayoría absoluta.

2. Aunque a nivel federa Morena sigue siendo el partido mayoritario, no puede pasar desapercibido que tuvo 4 millones de votos menos que en la elección de diputados de 2018, una cantidad significativa. Tampoco podemos considerar que el PRI o el PAN crecieron, pues también tuvieron una menor votación que en 2018, el PAN 1.5 millones menos.

3. El grueso de la elección se jugaba en lo local, ahí Morena ganó, pues al final tendrá 10 gubernaturas, y aunque meses atrás se esperaba que obtuviera 14 de las 15 en juego, al final la competencia fue mucho mayor de la esperada.

4. En lo local me parece que el PRI fue el gran perdedor, pues de las 8 gubernaturas que defendía, no retuvo ninguna, tampoco ganó alguna nueva, por lo que ahora el PRI pasó a tener únicamente 4 gubernaturas. Aunque el PAN obtuvo 2 gubernaturas, una de ellas la de Querétaro por un muy amplio margen, aunque tampoco me parece ser ganador, pues en realidad defendía 4 entidades y solo retuvo la mitad, por lo que su balance también es negativo.

Publicidad

5. Si podemos hablar de un ganador de la elección habría que considerar al Partido Verde, pues supo aprovecharse de la coalición, en su ya conocida estrategia de aliarse al partido mayoritaria, para obtener resultados destacados: una gubernatura y más diputaciones que nunca en su historia. El Verde tendrá una posición importante para negociar en el legislativo, aunque no esperemos sorpresas, sin duda comprometerá sus votos al mejor postor.

6. Movimiento Ciudadano también tuvo un resultado muy positivo, aunque obtuvo 2 diputaciones menos que en 2018, tuvo un millón de votos más que en 2018. Además el resultado en Nuevo León es muy importante, su segunda gubernatura, y ganó presencia en todas las entidades federativas, a pesar de ser el único partido político que contendió sin aliados en todas las elecciones. Llama la atención el resultado de MC en Jalisco, donde a pesar del desgaste natural por ser gobierno obtuvo triunfos importantes y abrumadores, además de la mayoría en el Congreso local.

7. Los partidos de reciente creación pasaron sin pena ni gloria, ninguno consiguió el mínimo de votos para conservar su registro. En el caso del PRD y el PT las coaliciones que conformaron los rescataron de perder el registro, pero sin duda estos dos partidos tienen vida artificial.

Al final de cuentas, parece que la ciudadanía sabe que tiene en su poder la posibilidad de la alternancia y entiende la importancia del balance de poderes a través de la pluralidad política tanto en los gobiernos como en los legislativos. Considero que no hay un ganador absoluto, sino diferentes lecturas de los resultados, lo que sí es claro es el mensaje ciudadano en las urnas, los malos gobiernos y las decisiones perjudiciales se castigan.

Ahora, falta ver qué tanto se judicializa la elección, pues seguramente varios buscarán ganar en la mesa lo que no lograron en las urnas.

_________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad