Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | ¿A quién enviará Biden a México?

La comunicadora Meghan McCain o el exsenador Jeff Flake suenan como embajadores; más allá de la persona se elegirá a quien participe en negociaciones y que meta las manos cuando sea necesario.
jue 18 febrero 2021 12:02 AM
(Obligatorio)
Jeff Flake, exsenador republicano.

Aunque muchos lo duden, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, esperaba la llamada de López Obrador entre los países aliados para felicitarle por su presidencia, desde que se conoció su contundente triunfo a unos días de la elección del pasado noviembre de 2020. Cuando se le notificó que el presidente mexicano no saludaría su triunfo hasta que fuera “totalmente legal”, las embajadas de ambas naciones sufrieron una ruptura como pocas veces se había vivido.

Publicidad

Para demostrar que algo se habían roto, fue la exembajadora mexicana en EEUU Martha Bárcena Coqui quien puso su renuncia en la mesa el 21 de diciembre.

Hoy sabemos de su propia voz que “hubo presiones en un escenario político impredecible”. Mucho se ha comentado sobre la buena relación que mantuvo AMLO con Donald Trump, hasta el último día como presidente de la nación más poderosa del mundo.

Algo sucedió en esa amistad y la caída del magnate, que orilló a Bárcena Coqui no solo a dejar la embajada, sino renunciar a toda una carrera en el servicio exterior, luego de 43 años de trayectoria en la diplomacia mexicana, habiendo sido la primera embajadora de la historia en la nación norteamericana.

Antes de irse, la veracruzana hizo una lista de logros. Dejó claro que “Nadie me ha regalado puesto alguno en mi carrera diplomática, ni por amiguismo, ni por nepotismo, ni por pertenecer a grupos de poder”. Una despedida que despertó en su momento la duda, entre los expertos, si el mensaje podría traducirse en un “no me voy por mis errores, sino por las presiones entre la Casa Blanca y el Palacio Nacional”.

Publicidad

Todavía no sacaba sus cosas de la oficina, cuando ya ungían a su sucesor desde una rueda de prensa mañanera; todo estaba listo para que Esteban Moctezuma tomara su puesto y comenzara a negociar con el Partido Demócrata la nueva relación entre los países.

El 16 de febrero Moctezuma se despedía de su labor en el gabinete de la 4T como secretario de Educación, para integrarse de lleno en su encomienda, previo a su ratificación del Senado. Una misión compleja, pero que pocas personas dentro del equipo del presidente podían encabezar. Moctezuma tiene las credenciales y el currículum suficiente para hacer un buen papel, finalmente es uno de los hombres más preparados y conciliadores en el grupo de confianza de Obrador.

Un negociador que sí trabaje

Los candidatos son personajes que tienen buena reputación en el partido del elefante. Se trata de la hija del excandidato a la presidencia John McCain, la comunicóloga Meghan McCain.

McCain es una estrella de la televisión que a pesar de sus fuertes raíces conservadoras, apoyó a Biden e incluso motivó a los habitantes de Arizona, de donde su padre fue senador, a no votar por Trump.

Si Meghan fuera enviada a México, sería su primer puesto de primer nivel, pero también esto le significaría una catapulta a un escenario político importante. También su madre Cindy es mencionada para la embajada de Reino Unido.

Publicidad

Pero quizá la carta más fuerte es el exsenador republicano Jeff Flake, también del Estado de Arizona.

Además de apoyar a Biden, al pedir a sus compañeros de partido alejarse cada vez más de Trump. Flake fue determinante en negociaciones para sacar adelante el T-Mec, refiriéndose a México como el “mejor aliado y amigo de Estados Unidos”.

El mensaje de enviar a un Republicano a México tiene muchas aristas, entre las más importantes dejar en claro que la era Trump ya terminó. Que Biden sabe negociar y habla por todo su país, no solo por sus partidarios.

También se podría señalar como un guiño o una señal amistosa a López Obrador, quien se ha identificado con la forma de trabajar de los conservadores republicanos.

Sin embargo, debe saber el canciller Marcelo Ebrard que si el exembajador Christopher Landau era de cierta manera inoperante o sin interés de inmiscuirse en temas del país. En esta ocasión, la presidencia de Estados Unidos enviará a alguien que participe en negociaciones y que meterá las manos cuando sea necesario. Pues así es la forma que ha trabajado Joe Biden por décadas como experto en relaciones exteriores.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad