Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | La reforma para transformar el Poder Judicial

Hoy más que nunca el Poder Judicial de la Federación debe mantenerse independiente y ajeno a toda presión política que trate de interferir en su actuación.
mar 08 septiembre 2020 06:20 AM
Las autoridades indican que a los trabajadores mexicanos se les pagaba en pesos.  (Foto: Getty Images)
La reforma del Poder Judicial en puerta debe ser garantista.

Sir Francis Bacon dijo: “El juez debe tener en la mano el libro de la ley y el entendimiento en el corazón”. La apertura democrática y la alternancia en México devinieron en la evolución y mejoras prácticamente en todos los sectores de la política en México, por la exigencia de los ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil, quienes requirieron más información y mejores resultados de las instituciones públicas y gubernamentales.

La justicia en nuestro país es uno de los grandes pendientes en la agenda gubernamental, por lo que todas las partes involucradas deben de realizar las transformaciones necesarias, el sistema de justicia es un entramado que liga de manera férrea e indisoluble a los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Publicidad

A lo largo de los años, el Poder Judicial de la Federación representado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha tenido diversos presidentes responsables de la organización, operación y administración del mismo, personajes disímbolos entre sí y que no siempre han sabido reconocer el trascendente papel que el Poder Judicial juega en la consolidación de la democracia y la justicia en un país como México, que carece de un estado fuerte de derecho y que la mayoría de la gente percibe a las instituciones de procuración y administración de justicia como corruptas y al servicio de intereses oscuros y capitalistas.

La llegada de Arturo Fernando Zaldívar Lelo de Larrea, como ministro presidente de la Suprema Corte y titular del Poder Judicial de la Federación, ha venido a marcar un parteaguas en la administración de justicia en México, ya que desde que asumió el cargo en 2019, ha impulsado una transformación de la justicia federal, buscando la modernización de la función jurisdiccional con la implementación de los juicios en línea, la profesionalización de los servidores públicos e imbuirlos de un mayor sentido humano para recuperar la confianza de la ciudadanía.

Es evidente que aún quedan muchos pendientes en la materia, como la corrupción, el nepotismo, el acoso sexual, nuevos perfiles de jueces y juezas para fortalecer la carrera judicial y mejorar los estándares de la defensoría pública federal conocida como defensoría de oficio, para no privar a nadie del derecho a la defensa sin importar sus condiciones socioeconómicas.

La tarea de un juez es compleja y pocas veces bien entendida: juzgar a otra persona difícilmente está desprovista de la subjetividad que es característica idónea a todo juzgador, ¿por qué?, porque los jueces y juezas son seres humanos sujetos a las pasiones que envuelven a los seres humanos; en este sentido sólo la ética, la profesionalización, la pasión por el servicio, la lealtad institucional pueden formar juzgadores que dicten fallos apegados a legalidad, pero siempre con un alto sentido de humanidad y respeto a los derechos humanos de víctimas e imputados.

Publicidad

Son tiempos de cambio, pero también de agitación política, hoy más que nunca el Poder Judicial de la Federación debe mantenerse independiente y ajeno a toda presión política que trate de interferir en su actuación, el incentivo más grande que debe darse a un juez o jueza, es la seguridad que al emitir un fallo en determinado sentido, obviamente apegado a derecho, no será recriminado, investigado o amenazado con su destitución por no satisfacer intereses políticos o más aún a la opinión popular.

Las iniciativas de reforma al aparato jurisdiccional ya están en la Cámara de Diputados, dicho proyecto elaborado por y para el Poder Judicial abre nuevas esperanzas en que por fin se alcance la renovación de la trascendente tarea que desempeñan los tribunales federales y los ciudadanos puedan recuperar la confianza en sus juzgadores, hombres y mujeres comprometidos con su labor, que rutinariamente deciden la vida de millones de mexicanos a través de las resoluciones que emiten sin esperar mayor retribución que la satisfacción de deber cumplido.

México vive una grave crisis de seguridad pública, los mexicanos necesitan que sus juzgadores entiendan su sufrimiento y su anhelo de encontrar justicia a través de la función jurisdiccional, no puede imperar el tecnicismo sobre el garantismo, que lo único que provocará es la re-victimización del ciudadano. La fórmula que ha funcionado en otras partes del mundo y debemos lanzar en nuestro país es el trabajo conjunto entre policías, ministerios públicos y jueces, para que cada uno dentro de su ámbito de actuación y facultades cumpla con su papel y recuperemos la justicia que México merece.

Publicidad

_______________

Nota del editor: el autor ha laborado en dependencias de la Administración Pública; Secretaría de la Defensa Nacional, Centro de Investigación y Seguridad Nacional y Policía Federal. Es maestro en Ciencias Penales, profesor universitario, especialista en inteligencia y procesos de seguridad. Licenciado en Derecho, expositor y capacitador de diversos destacados diplomados en Juicios Orales, Mercadotecnia Política, entre otros. Actualmente se desempeña en el sector privado, cómo socio consultor en Consultoría “CMC Análisis e Inteligencia Empresarial”, empresa enfocada en la realización de auditorías y diagnósticos en seguridad, capacitación a cuerpos policiacos, diseño de equipos de seguridad patrimonial, investigaciones, entre otras.

Twiter: @RCelayaG

__________________

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad