Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Nancy Sánchez Arredondo: amor y traición

La nueva senadora Nancy Sánchez, a pesar de jurar amor y compromiso por el PRI, no tuvo recato y ni disimulo en bailar al son de Morena y anunció su incorporación a la bancada de Ricardo Monreal.
vie 31 julio 2020 06:00 AM
elpersonaje_30jul.jpg
La senadora Nancy Sánchez en campaña con el PRI.

El Personaje de esta semana es una mujer que saltó a la política nacional en las últimas semanas y no por convicción, sino por situación.

Me refiero a quien militó por más de 30 años en un partido y ahora, súbitamente, llega al Senado: la expriista Nancy Sánchez Arredondo, perooo ¡no a la bancada del tricolor, sino a la de Morena!

Tras la polémica salida de Vanessa Rubio del Senado que, por cierto, estuvo llena de especulaciones y dobles lecturas, se materializó lo que internos y extraños temían, que su suplente, Nancy Sánchez, volteara bandera y se fuera con Morena en la Cámara alta.

Parece que ni para armar las listas de plurinominales tuvieron tino, tanto José Antonio Meade como Aurelio Nuño. Y esto sucede en medio del huracán Hannah... con la ola que está por desatar el caso Lozoya. Muchos se quejaron, pues dijeron: si Meade la puso, ¿por qué no hace que se quede? Ella llegó a esa posición en la lista pluri por él.

La nueva senadora, a pesar de jurar amor y compromiso por el PRI –al que le debe su escaño– no tuvo recato y ni disimulo en bailar al son de Morena y anunció su incorporación al Grupo Parlamentario que coordina Ricardo Monreal.

Pero seamos claros, todos vieron venir esta traición ya que Sánchez trabajaba, ni más ni menos, que en el gobierno del popular gobernador Jaime Bonilla. “¡Dime con quién andas y te diré quien eres!”.

Publicidad

Peeero dicen mis fuentes que no la llevaba taaan bien en dicho gobierno por lo que la senaduría le cayó como anillo al dedo y, de esta manera, reactiva sus viejas aspiraciones de ser gobernadora de Baja California.

Dicen que el secretario de Gobierno (expriista también), Amador Rodríguez Lozano, la tenía al margen, que ni subsecretaria la hizo y hasta la sacó de su oficina y casi, casi despachaba en el pasillo en un edificio alterno.

Ahora, con su nuevo cargo, Sánchez estrena oficina nueva y regresa a las grandes ligas pero ahora como morenista. No cabe duda de que para algunos la lealtad es cuestión de intereses y prebendas.

#QuéPasóCon... la Ley Bonilla?

Publicidad

Viejo-nuevo amor

La ahora senadora tiene un nuevo amor y se llama Morena, pero dejó atrás un viejo amor y no se trata del PRI, me refiero a Manuel Ramos Rubio, su exesposo, a quien le heredó su hueso, perdón, su cargo en el gobierno de Baja California, la Unidad de Enlace y Seguimiento Interinstitucional de la Secretaría General de Gobierno (SGG).

Ramos Rubio, saltimbanqui profesional, fue diputado local en dos ocasiones en el Congreso del estado, candidato a presidente municipal en 1995, regidor del Ayuntamiento en dos ocasiones y síndico municipal.

Nancy llega al Senado convencida de que es la candidata natural a la gubernatura de Baja California. Pero después de la Ley Bonilla y cada ocurrencia del gobernador favorito del presidente, más le vale tomar distancia y a ver si no le salen que siempre no. Que le pregunte al senador exemecista, José Enriquez ( acá le contamos la historia ), a quien también le prometieron la gubernatura de Durango a cambio de su filiación al Grupo Parlamentario de Morena.

¡A ver si como pichan cachan o igual... ni los dejan batear!

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad