Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

730 pases de lista, así es la vida de Rosario Robles en Santa Martha

La exfuncionaria federal viste de color beige, no usa joyas, no tiene televisión ni refri; ha pasado lista todos los días durante 12 meses en espera de poder seguir su proceso en libertad.
jue 13 agosto 2020 11:58 PM

Rosario Robles cumple 12 meses en prisión. En este tiempo, se ha dedicado sobre todo a la lectura, realiza ejercicio, practica yoga y hace el aseo del espacio en el que se encuentra confinada.

Desde hace un año, el 13 de agosto de 2019 fue ingresada al Penal de Santa Martha, en Iztapalapa, en esa fecha se le dictó prisión preventiva como medida cautelar después de que se presentó voluntariamente a declarar. Un fallo del juez Felipe Delgadillo Padierna, sobrino de Dolores Padierna, mantiene a Robles en ese penal, lo que para sus abogados y para ella es una medida injusta, pues se aplica a un delito que no amerita prisión preventiva, que es el de “ejercicio indebido de la función pública” en el caso conocido como "LaEstafa Maestra".

Publicidad

Una prueba del Ministerio Público, una licencia con un domicilio diferente al reconocido por Robles, es lo que la mantiene en esa cárcel. A esa credencial la propia Robles la llama “la fake licencia”.

Se sabe que la exfuncionaria federal permaneció primero en la zona de ingresos y clasificación del penal, pero desde mediados de abril de 2020 fue trasladada al Dormitorio B de medidas cautelares, debido a que la zona de clasificación se habilitó como espacio para pruebas COVID.

Durante un tiempo, estuvo compartiendo su cuarto con la dueña y directora del Colegio Rebsamen, “Miss Mónica”.

Robles, viste color beige, como el resto de sus compañeras; no usa aretes, ni reloj y no tiene privilegios, relatan quienes la han visto; no tiene televisión y es algo que no extraña, pues quienes la conocen mencionan que no es afecta a ver TV. Un detalle sobre su vida al interior es que ella personalmente limpia su cuarto todos los días.

Publicidad

Se sabe que, además de dar seguimiento a sus procesos judiciales, dio lectura puntual al proceso de inhabilitación que le siguió la Secretaría de la Función Pública, también se sabe que lee mucho y que esta actividad le permitió acercarse a la meditación, disciplina que ahora practica.

Su hija, sus hermanos y sus abogados son sus principales visitas; en este año ha recibido a periodistas como Héctor de Mauleón y Francisco Garfias, quienes publicaron sendos encuentros con la exsecretaria.

Garfias dio a conocer que uno de los excompañeros del gabinete de Enrique Peña, el exrector de la UNAM y exsecretario de Salud, José Narro Robles, la ha visitado.

Para diciembre del año pasado, Robles había bajado siete kilos. Primero se ajustó a los horarios de visita, que eran los días martes y jueves y los sábados y domingos, con un máximo de tres personas a la vez. Algo que cambió desde marzo de este año con las medidas sanitarias para evitar el contagio de coronavirus.

En esas visitas familiares, llega a recibir comida y puede aprovecharla al día siguiente pues no tiene acceso a refrigerador; los otros días recibe la comida del penal.

Publicidad

Uno de los momentos más difíciles para Robles fue el 20 de septiembre de 2019, cuando su hija Mariana Moguel se casó y no pudo acompañarla.

No recuerdo un solo momento desde que naciste que no haya estado presente en los momentos más importantes de tu vida. Quiero decirte que hoy también te acompaño a través de estas líneas con todo mi corazón y todo mi amor”.
Rosario Robles en carta dada a conocer por la periodista Adela Micha.

Recibe a sus abogados cada que lo consideran necesario; cuando charla con ellos lo hace en un espacio separado por un cristal, no es como en las películas en las que hablan por teléfono ya que los conversatorios de Santa Martha tienen un acrílico con perforaciones.

Su caso está estancado, sus abogados han presentado recurso tras recurso. Incluso, en diciembre pasado, presentó una denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos contra el Ministerio Público, pero tampoco por esa vía logró respuesta favorable.

A unas horas de que se cumpliera un año del encarcelamiento de Robles, el Fiscal General, Alejandro Gertz Manero, a quien la exfuncionaria ha escrito media docena de cartas, se refirió directamente a su proceso, el cual comparó con el que se sigue a Emilio Lozoya. Entre las diferencias que encontró el Fiscal está la palabra "cooperación", quizá una luz que signifique negociación como la vía para que los abogados de la acusada puedan sacarla de la cárcel.

Robles sumará esta noche 730 pases de lista, como cada día, uno en la mañana y otro en la noche, a la espera de que se acepte un recurso legal que le permita seguir su proceso en libertad.

______________________

Nota del editor: el autor es jefe de información en Expansión Política.

Las opiniones en este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad