Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

García Luna, el alfil de Felipe Calderón

La captura de García Luna no es una 'vendetta' política, se trata de un juicio real donde el calderonismo podría desvanecerse por completo, asegura Caleb Ordóñez.
mié 11 diciembre 2019 05:00 AM
Garcia-luna-y-felipe-calderon.jpg
Cercanía. En 2012, casi al final del sexenio, Genaro García Luna se mantenía como hombre fuerte de Felipe Calderón.

El cerebro tiene un termostato interno, ubicado en el hipotálamo, esa glándula ordena al cuerpo moverse para generar calor. Ante el peligro y el nerviosismo, nuestro organismo segrega adrenalina, esto hace que la frecuencia cardiaca aumente y entonces se provoca un temblor en el cuerpo.

Todo esto probablemente sintió el expresidente Felipe Calderón ante la detención de su amigo y excolaborador Genaro García Luna.

García Luna fue el secretario de Seguridad Pública durante desde el 2006 al 2012. Era prácticamente un “ministro de guerra”, de aquella fallida embestida contra algunos cárteles de la droga y que causaron la muerte de decenas de miles de mexicanos. Sin embargo, los inicios de su polémica carrera política se remontan a un sexenio anterior.

Publicidad

Aunque había estudiado la carrera de ingeniero mecánico, García se dejó a un lado los planos para convertirse en un experto en seguridad e inteligencia. Estudió en Estados Unidos, Israel, Japón, Francia y otros países sobresaliendo a tal grado de haber sido candidato a la presidencia de La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

En el sexenio de Vicente Fox, había sido nombrado como titular de la Agencia Federal de Investigación (AFI). En septiembre del 2005, su jefe Ramón Martín Huerta perdió la vida luego de que el helicóptero donde volaba se desplomó, hasta la fecha no se sabe cuáles fueron las causas. En lugar de aparecer en los funerales, García Luna convocó a una rueda de prensa para dar detalles del rescate del entrenador de futbol (en ese entonces del Cruz Azul) Rubén Omar Romano. Fue entonces que las sospechas comenzaron alrededor de García, quien en un semblante siempre serio y rígido, mostraba el talante de un funcionario que no “se doblaba ante nada”.

Recomendamos:

"Conspiración para distribuir cocaína", uno de los delitos contra García Luna

Felipe Calderón ganaría pírricamente en 2006 y entonces nombraría a García Luna su mano derecha en la estrategia que tenía para dar “un golpe” a los cárteles de la droga en el país. García era nombrado secretario de Seguridad Pública y tendría a su cargo aplacar y combatir sin recato a los capos mexicanos más peligrosos.

Después de seis largo y cruentos años, la guerra con estrategia fallida continuaba. El nuevo presidente era Enrique Peña Nieto y Genaro García buscaba ser colocado por el ejecutivo como asesor, sin embargo fue el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong se manifestó en contra rotundamente, por lo cual García Luna se iría a vivir a los Estados Unidos.

Publicidad

Los pecados de García Luna

Luego de la extradición del entonces capo más grande de México, Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera y su juicio en Nueva York, unas palabras del testigo –también narcotraficante de alto renombre– Jesús "El Rey" Zambada retumbó en la política nacional al acusar directamente a Genaro García Luna de haber recibido millones de dólares como soborno para la protección del Cártel de Sinaloa. Zambada hablaba de por lo menos 10 millones de dólares; sin embargo, el cártel de los hermanos Beltrán Leyva le habrían entregado más de 50 millones, por lo que se generó una investigación por parte del gobierno norteamericano, la cual remató con la captura de García Luna, el pasado 10 de diciembre.

El exfuncionario es acusado de cuatro delitos. El primero: “Conspiración Internacional para distribuir internacionalmente cocaína”; el segundo: “Conspiración para distribuir y poseer premeditadamente cocaína”. El tercero: “Conspiración para importar cocaína” y, por último, el haber mentido ante los agentes del Servicio de Aduanas e Inmigración de los Estados Unidos cuando se le preguntó si estuvo implicado o que haya participado en hechos posiblemente constitutivos de algún delito.

Más del tema: "Siempre estaré en favor de la ley", dice Calderón tras arresto de García Luna

Su juicio tendrá como sede la misma sede del que tuviera ‘el Chapo’ Guzmán, justo en la ciudad de Nueva York y se espera una cobertura similar, pues podrían relucir nombres de políticos mexicanos de primer nivel y su relación con los distintos grupos delincuenciales.

Publicidad

Arenas movedizas

Durante los pasados meses, se ha movido impetuosamente el tema de la relación con los Estados Unidos, esto ha generado extrañas coincidencias.

Desde la llegada de Evo Morales el 12 de noviembre, como refugiado político, la Casa Blanca intensificó sus amagues al gobierno de López Obrador; primero, haciendo más lenta la negociación del tratado de comercio y, después, con una “bomba” del presidente Donald Trump, asegurando que veía con buenos ojos el hecho de clasificar como terrorismo a los narcotraficantes mexicanos.

Aunque tensa e inequitativa, la negociación entre países logró que Donald Trump decidiera dar marcha atrás, por el momento, a la designación como terroristas a los cárteles. Ese mismo día supimos que Evo Morales salía del país con rumbo a Cuba y aunque algunos aseguran que su viaje es temporal, el “timming” respecto a los sucesos crea el sospechosísimo acuerdo bilateral.

Lee también: La FGR confirma que investiga a García Luna y que solicitará su extradición

Sin duda alguna, la reunión del pasado martes, en la firma del protocolo modificatorio del T-MEC por parte de México, Estados Unidos y Canadá es una de las mejores noticias que puede tener la 4T, han sido duros meses de negociaciones donde finalmente parece que el mayor beneficiado podría ser nuestro país.

Esta noticia se da el mismo día que trasciende a detención de Genaro García Luna, un recio opositor al actual presidente mexicano.

Si este embrollo de situaciones tiene en la mira a alguien, es justamente el expresidente Felipe Calderón Hinojosa. Éste último publicó en su cuenta personal de twitter: “Estoy conociendo por redes sociales la versión del presunto arresto de Genaro García Luna. Desconozco detalles y estoy pendiente de la información que confirme el hecho, como de los cargos que, en su caso, se le imputen. Mi postura será siempre en favor de la justicia y la ley”.

A pesar de que Calderón busca desmarcarse del caído personaje, pareciera ser muy tarde ante un panorama desolador que se tendrá que presentar inevitablemente en un juicio donde su nombre aparecerá, sí o sí.

Te puede interesar:

'El Rey' Zambada asegura haber pagado sobornos a García Luna y Gabriel Regino

Sería casi imposible creer que si hubo una participación directa con los cárteles, García Luna participara en completa independencia o que el presidente no tuviera al menos, cierta información de los movimientos turbios que ocurrían en la política más importante de su gobierno. Si García Luna era un “alfil” en el tablero, Calderón fungía como el “rey”.

Las acusaciones contra Genaro García se han detallado una a una, desde la primera fuga de 'el Chapo', su enriquecimiento inexplicable e incluso la amenaza directa de “aniquilar” periodistas, como es el caso de Anabel Hernández.

Esto ya no se trata de vendettas políticas, sino de un juicio donde el calderonismo podría desvanecerse por completo. Esto no es una pesadilla, sino una realidad legal, en la que muchos tendrán que pagar las facturas que deben por su actuar. Es un golpe contra la impunidad del más alto nivel.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad