Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

AMLO, el nuevo promotor del Teletón

Aunque Andrés Manuel López Obrador fue un crítico de esta iniciativa de Televisa y organizaciones civiles, hoy rectifica sus juicios sobre ella; ¿lo seguirán sus adeptos?, pregunta Caleb Ordóñez.
mié 04 diciembre 2019 06:00 AM
Teletón
Los organizadores del Teletón se preparan para realizar la edición de 2019.

Según el último censo que se realizó en 2010, en México habitan 205,004 niños con discapacidad motriz. El Teletón mexicano ha sido una herramienta invaluable, durante los últimos años, para beneficiar a los niños que sufren tanto de discapacidad como de autismo y de cáncer.

Los centros Teletón o CRIT ayudan actualmente a más de 24,000 niños. Sin embargo, hay una lista de espera de más de 12,000 infantes que buscan ser rehabilitados en uno de estos vanguardistas edificios. Aunque el Teletón es el sistema privado de rehabilitación infantil más grande del mundo, aún falta mucho para lograr ayudar a la inmensa cantidad de niños que hoy requieren de su ayuda.

Publicidad

Desde los inicios del esfuerzo que han llevado acabo diversos medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil para impulsar al Teletón, se han dicho decenas de comentarios negativos. Uno de los aspectos más polémicos que criticaron duramente los políticos de izquierda fue que las empresas “evadían impuestos con el Teletón”.

Ante esto, la fundación explicó que todas las donaciones se depositan en una cuenta del banco Citibanamex y que cada comprobante es expedido, el SAT puede verificar esa referencia. En otras palabras, nadie más se beneficia de la deducción, sino solo el que hace el donativo, las personas que depositan en el banco directamente. Los donantes se benefician de la deducción de impuestos, pues se contribuye a una actividad que procura el bien común, por lo que no hay evasión fiscal de ninguna índole.

“No al Teletón”

Quizá una de las críticas más sonadas y repetidas fue la que hacía Andrés Manuel López Obrador, como líder de la oposición, el 9 de diciembre de 2014. El entonces candidato perdedor de las elecciones presidenciales de 2012 utilizaría su teléfono BlackBerry para denostar a la organización, señalando que “Ni con todos los Teletones del mundo podría Televisa compensar el grave daño causado al pueblo de México como parte de la mafia del poder”.

Publicidad

Hoy en día, la mentalidad de AMLO con respecto al Teletón y a Televisa ha cambiado drásticamente. La semana pasada, en este espacio de Zona Libre , escribía sobre cómo el presidente se ha acercado a la fundación a tal grado de que trascendió que será el invitado más importante en la transmisión del próximo 14 de diciembre.

Sin embargo, este martes 3 de diciembre López Obrador fue mucho más allá, pues en su rueda de prensa mañanera reconoció que hay un acuerdo con los CRIT para que se otorguen becas de tratamientos y terapias para niños y adolescentes con discapacidad.

Te puede interesar: AMLO plantea un acuerdo para usar los centros Teletón

El presidente no titubeó en decir: “Independientemente de si nos gusta o no, si consideramos que fue bueno, fue malo, fue auténtico o falso, lo que hay en el país son las clínicas del Teletón. Son las que tienen más cobertura, que no descarto la posibilidad de utilizar esas clínicas mediante un acuerdo para que las instalaciones sean más utilizadas, porque tienen muchas limitaciones por falta de recursos”.

Esto tiene un trasfondo en una conversación que tuvo el presidente de la Fundación Teletón, Fernando Landeros, quien aseguró que el pasado Día del Amor y la Amistad, el 14 de febrero, se reunió con el presidente para hacerlo reflexionar sobre la necesidad de apoyar en los estados de la República a los centros que fueron abandonados por los gobiernos. Ante los datos que le mostraron, un reflexivo AMLO dijo que era necesario el apoyo del gobierno federal, ante la imperante necesidad que tienen los niños por utilizar los CRIT.

Publicidad

Ciertamente, el daño que causaron las constantes críticas al Teletón sí hicieron mella en la recolección permanente que requiere hacer como organización. En alguna ocasión, el polémico defensor de la “4T” John Ackerman pidió, a través de su columna en el periódico La Jornada, no donar al Teletón: “En vez de donar nuestro mínimo ahorro al financiamiento del circo mediático del Teletón, sería de mayor provecho canalizar estos mismos recursos hacia nuevas iniciativas de autogestión informativa en comunidades, barrios, escuelas y centros de trabajo”. Como Ackerman, decenas de hoy diputados, senadores o funcionarios arremetieron duramente.

Una oportunidad para todos

Los defensores más radicales de López Obrador han guardado silencio ante esta nueva relación entre el gobierno federal y la fundación. Bien señala el periodista Pascal Beltrán Del Río: “Qué difícil es ser simpatizante del nuevo oficialismo: tener que desdecirse de todo lo que afirmaron sobre el Teletón”.

Nos guste o no, el presidente logra poner de moda cada día diferentes tópicos. En esta ocasión, la rectificación y el cambio drástico de su retórica sobre el Teletón son sumamente positivos. Porque en México la participación ciudadana y el apoyo a las causas justas son raquíticos. Se estima que menos de 3% de la ciudadanía aporta dinero o trabajo en una organización sin fines de lucro.

Sin duda, es más sencillo demeritar el trabajo de los que sí participan activamente o criticar por temas de financiamiento.

El presidente demuestra que la reflexión en temas tan sensibles como la discapacidad, el cáncer y el autismo infantil no puede ni debe ser regateada, mucho menos censurada por intereses políticos o mezquinos.

Hoy tiene la izquierda mexicana una oportunidad para reivindicar sus palabras, que en nada ayudaron al fortalecimiento de instituciones tan positivas y necesarias como el Teletón. Porque, al final de cuentas, este es el país en el que nos toca vivir, no solo es un espacio de terreno, sino una patria, que aunque plural y enorme, tiene la necesidad de reunirnos para sumar, apoyar y beneficiar a otros.

Urge enfocar nuestra mente social en construir y rectificar a tiempo sobre juicios equivocados. El primer paso lo da el presidente, pues sus palabras son en todo caso una disculpa pública. ¿Lo acompañarán sus adeptos en esta renovada faceta?

__________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad