Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Violencia contra las mujeres: tema coyuntural o prioridad

Es fundamental que las mujeres dejemos de ser consideradas un tema coyuntural y nos convirtamos en eje central de las políticas públicas del país, asegura Wendy Figueroa.
sáb 30 noviembre 2019 09:22 AM
violencia-de-genero.jpg
Demanda. Cientos de mujeres realizaron un performance en el Zócalo replicando la solicitud de fin a la violencia contra las mujeres.

Ningún gobierno mexicano ha estado exento de encontrar fechas y situaciones que se convierten en la oportunidad perfecta para buscar un posicionamiento político, y el pasado 25 de noviembre no fue la excepción. Diversas propuestas gubernamentales generaron la esperanza de que por fin los derechos humanos de todas las mujeres serán respetados. Sin embargo, no podemos dejar de analizar la realidad y exigir que cada propuesta sea planteada desde un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género. Las estrategias y planes presentados se quedan en acciones incompletas, dando la sensación de ser espejismos o simulación.

El 21 de noviembre tras las exigencias de la sociedad civil, feministas, académicas y activistas, la jefa de Gobierno de la CDMX declaró la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres , sin duda una acción afirmativa y necesaria ante la deuda que se tiene desde hace tiempo con las capitalinas. No obstante, el organismo que puede decretar la AVG es CONAVIM, la jefa de Gobierno solo puede solicitarla. Recordemos que ya hubo un caso similar en el EDOMEX cuyos resultados no fueron los esperados. Ese mismo día, el presidente de México firmó el acuerdo por la igualdad, su “política feminista", en donde propone mostrar su voluntad política para erradicar uno de los grandes problemas del país: las violencias machistas ¿Se puede transformar un país con “voluntad política”?

Publicidad

Mientras el presidente aseguró este #25N que habrá cero tolerancia a las agresiones contra las mujeres, los datos reflejaban que 2 mil 833 mujeres han sido asesinadas de enero a septiembre 2019 (SESNSP). El discurso está alejado de los hechos, un caso claro es la Estrategia Nacional de Protección Integral para Mujeres, Niñas, Niños y Adolescentes”, planteada por SEGOB, en donde aún no existen rutas de actuación claras, ni presupuesto específico.

Cuando se volvió a presentar este #25N, por enésima ocasión, lo que quedó claro de todo lo expuesto porque nunca se hicieron especificaciones es que la primera instancia de contacto para las mujeres sería la policía, la cual según SEGOB será capacitada. Situación grave si recordamos todas los casos de violencias sexuales, machistas e institucionales contra las mujeres, en donde el agresor/es son justamente policías.

Lee también: #ColumnaInvitada | Rumbo al 2020: retos y retrocesos en DDHH de mujeres

¿Capacitar a la policía? Una buena intención y un largo proceso alejado a la realidad que demanda acciones concretas e inmediatas ante los altos índices de feminicidios que colocan a México en el vergonzoso 2do lugar de Latinoamérica (CEPAL). Lo anterior es tan inadmisible como las palabras de la titular de la CNDH respecto a la marcha del 25N, quien comparó a feministas con violadores, declaración que me abstendré de replicar por lo aberrante que significa. ¿Acaso la transformación de la que tanto habla el presidente no tendría que empezar por aquellas personas que se encuentran en cargos públicos y con la responsabilidad de defender y proteger los derechos humanos?

Durante la recién marcha un gran número de policías protegían los monumentos del “vandalismo” e incluso los envolvieron con plástico. Sueño con un país que haga lo mismo para proteger nuestros derechos humanos, mientras se criminalizan las exigencias a favor de nuestro derecho a vivir, una mujer es asesinada cada dos horas y media en nuestro país (SESNSP).

Publicidad

Ojalá las autoridades reaccionaran con esa rapidez cuando una de nosotras está en riesgo, cuando denunciamos actos de violencias, un 40% de las víctimas de feminicidio denunciaron y el estado mexicano ha sido incapaz de protegerlas.

Asimismo, el Ejecutivo ha reiterado que para su gobierno es prioridad dar atención a las mujeres y garantizar su bienestar; y aunque el PEF2020 tuvo un incremento en lo general del 55% en el Anexo 13, existen diversos retos y programas que no contribuyen a eliminar la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres, como es el caso de Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida y Microcréditos para el Bienestar, que representan más del 50% del incremento que se tuvo en este anexo (recibirán 36 mil millones de pesos).

Recomendamos: Las marchas deben seguir hasta que nos dejen de matar: Catalina Ruiz-Navarro

Por ejemplo, en Sembrando Vida se plantea generar bienestar social de las y los sujetos agrarios e impulsar su participación efectiva, sin embargo, sólo el 23% de las mujeres rurales tienen derecho a las tierras; otro caso es el de Jóvenes Construyendo el futuro, que busca capacitar a jóvenes/as en el mundo laboral, aunque persista una desigualdad salarial y de oportunidades, en donde las mujeres ganan 34% menos que sus compañeros varones (OIT).

Suponer que impulsar programas de apoyo con un modelo “integral”, en donde las mujeres sean beneficiarias, es una estrategia de política pública que tiene como finalidad la igualdad de género es un error. Esas acciones sólo perpetúan las desigualdades y reflejan las prioridades del actual gobierno, en donde se privilegian programas insignia de la 4T y no la salud, seguridad y protección integral de todas las mujeres.

Publicidad

La esperanza de una cuarta transformación en materia de género sigue pendiente. Urge diseñar e implementar políticas efectivas en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, la academia, los medios de comunicación y todas las instancias que conforman el Sistema para prevenir, atender, sancionar y eliminar las violencias contra las mujeres, con el principal objetivo de impactar realmente en las vidas de todas las mujeres y su acceso a la igualdad sustantiva.

Es fundamental que las mujeres dejemos de ser consideradas un tema coyuntural y nos convirtamos en eje central de las políticas públicas del país. ¡Pasemos de la simulación a la acción y políticas de Estado con presupuesto que promueva los derechos humanos de las mujeres!

_________________

Nota del editor: la autora es Directora general de la Red Nacional de Refugios A.C. Un espacio compuesto por más de 60 organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad