Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¡Con el INE no!

Con el INE, no se deben hacer, ni cosas malas, ni cosas buenas que parezcan malas. Es una fibra demasiado sensible de la democracia mexicana, asegura Viri Ríos.
jue 14 noviembre 2019 06:00 AM
ine.jpeg
Institución electoral. Las reformas recientes al INE van en el sentido de debilitar a la institución, asegura Viri Ríos.

Se busca reformar al Instituto Nacional Electoral (INE) en formas que si bien podrían mejorarlo, se perciben como vendettas políticas. Aún concediendo que los legisladores pudieran tener buenas intenciones con la reforma , hacerlo no es aconsejable. Una reforma al INE solo abonará a crear un clima en donde existan más evidencias para llamar a Morena autoritario.

Con el INE, no se deben hacer, ni cosas malas, ni cosas buenas que parezcan malas. Es una fibra demasiado sensible de la democracia mexicana.

Publicidad

El INE, antes llamado Instituto Federal Electoral (IFE), surgió a partir de un problema muy similar al que se vive hoy en Bolivia con Evo Morales: un fraude electoral. En ambos países, mientras se contaban en vivo y en tiempo real los votos de la elección presidencial, se “cayó el sistema” de cómputo y, cuando se terminó el conteo, “milagrosamente” el partido en el poder había ganado mucha ventaja. En Bolivia, el beneficiado fue Evo Morales, en México fue Carlos Salinas.

6.19, esta es la calificación de México en democracia según este estudio

Ambos países reaccionaron de forma muy distinta. Mientras que en Bolivia, el fraude electoral de 2019 culminó en un golpe de estado, en el México de 1988, culminó en reformas constitucionales que eliminaron la Comisión Federal Electoral (CFE) y constituyeron el IFE.

Te puede interesar: Córdova advierte que quieren minar al INE para controlarlo

La CFE no funcionaba porque, entre otros aspectos, dependía directamente del presidente por medio de la Secretaría de Gobernación. El IFE, por su parte, operó hasta 1994 teniendo como presidente al secretario de Gobernación, y a partir de 1996 con un “consejero presidente” elegido por el congreso. El primero fue Alonso Lujambio.

El INE es una fibra muy sensible porque se considera que, su antecesor, el IFE fue instrumental para la democratización mexicana porque a partir de 1997, el PRI perdió la mayoría absoluta en el Congreso, y en 2000 la presidencia, algo que con las reglas del CFE quizá no habría sido posible.

Publicidad

Es posible que reformar al INE sea necesario. El INE cuesta muy caro y en algunos círculos se percibe como cooptado por intereses partidistas desde mucho antes que AMLO llegara al poder. También, se debe evitar que el INE se convierta en un actor político como pareció ser el caso durante la discusión de la Ley Bonilla.

A pesar de ello, y de que es justo tener una sana crítica ante el INE, me parece que no es aconsejable reformarlo por dos razones.

México y la corrupción | #QueAlguienMeExplique

Recomendamos: “Al presidente hay que apoyarlo, no someterse ante él”: Enrique Alfaro

Primero: la reforma plantea que la presidencia del INE cambie cada tres años, y esto se percibe como un ataque directo al presidente actual, Lorenzo Córdoba. Lorenzo ha sido crítico de algunas de las acciones de AMLO. Me parece importante que se permita a Lorenzo terminar su periodo a fin de que no se perciba como un asalto a su liderazgo.

Segundo: otra reforma planteada es la austeridad, y esto se percibe como una forma indirecta de quitarle capacidad de acción al INE. Si bien es cierto que las elecciones se han vuelto muy caras, ello se debe a la multiplicidad de candados que se han interpuesto. Lamentablemente, aún si caros, estos candados parecen necesarios para que no se incurra en una profunda desconfianza de los resultados electorales. El presupuesto de las campañas electorales sí debe reducirse, pero en formas que no afecten a Morena.

Aún si los legisladores tienen buenas intenciones con las reformas que plantean para el INE, es importante que éstas no se conviertan en acciones buenas que parezcan malas. Se deben tener consejeros que sean independientes y que le puedan decir que no a AMLO, y a su gobierno, por más poderoso que éste sea.

__________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autora.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad