Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México ensangrentado: violencia e ineptitud

En las últimas semanas no hay día que no exista una noticia relacionada con crímenes y muerte en todo el país; es decir, hay una crisis evidente, asegura Jorge Sánchez Tello.
vie 08 noviembre 2019 06:15 AM
Violencia
Este 2019 será el año más violento en la historia del país, superando los 30 mil homicidios dolosos.

En México, gracias a la democracia, las personas hemos elegido gobiernos de diferentes partidos políticos, unos se van y otros van llegando en los últimos 20 años. Sin embargo, el panorama de violencia poco a cambiado y hasta ha aumentado.

Las últimas semanas no hay día que no exista una noticia relacionada con crímenes y muerte en todo el país. Es decir, hay una crisis evidente de inseguridad en México y al gobierno del presidente López Obrador le corresponde solucionarla, no se le puede pedir ni más ni menos que a los otros gobiernos además de que él se propuso en pacificar al país pero hasta el momento no hay resultados claros.

Publicidad

México se encuentra ensangrentado porque hay mucha violencia y muerte por parte del crimen organizado y la ineptitud de nuestros gobernantes para tener un país en paz. ¿De qué le sirve al gobierno tener instituciones y un Estado si no lo usa para tener un México en paz? La ineptitud en todas sus formas le está saliendo muy caro al país, desde una mayor inseguridad hasta corrupción.

Lo que ha ocurrido a la familia LeBaron es algo inaceptable, pero casos similares se presentan todos los días en el país, algo está haciendo muy mal este gobierno que no aplica el poder del Estado para lograr una mayor pacificación al país, no se trata de hacer una guerra si no simplemente lo que le marca la Ley al presidente de México; es decir, hacer valer la Constitución.

Más del tema: Chihuahua vive semana violenta; se reportan 27 muertos

Tan lacerante como la corrupción, tan dañina como la impunidad, tan dispendioso como el narcotráfico y tan frustrante como la derrota de la Selección Nacional en un Mundial, es ese mal endémico que padecemos desde hace muchos años y que no tiene otro nombre que el de ineptitud.

Cientos, miles de millones de pesos se desperdician anualmente por la ineptitud; las más de las veces ocurren enfrente de nuestros ojos todos los días y en cualquier rincón de nuestro México; lo vemos en las calles que se abren y se cierran una y otra vez y otra; en las costosas remodelaciones periódicas de muchas oficinas públicas; en la repavimentación de calles del centro en muchas ciudades de nuestra república; es tal la frivolidad en la que todos hemos caído, que como ciudadanos permitimos –indiferentes o inconscientes– que los gobernadores y presidentes municipales en todo el país gasten millones de pesos solo en pintura para adecuar el color emblemático de su partido en todos los edificios públicos de su territorio.

Publicidad

A la ineptitud, seguramente, la encontraremos detrás de los cargamentos de armas que entran en el territorio nacional y que sin duda contribuyen a la ola de violencia que –al parecer inevitablemente– se está apoderando de nuestro país, de nuestras instituciones, de nuestra tranquilidad.

Hemos aprendido por tristes experiencias que en México la ineptitud es hija de la corrupción por parte de madre y del poco –muy poco- entendimiento de gobernantes mediocres por parte de padre.

La corrupción e ineptitud de algunos funcionarios públicos a lo largo de la historia de nuestro país, lo mismo que el uso del poder público para obtener beneficios privados, es un enorme lastre con el que tenemos que cargar todos los días y que deriva en una importante pérdida de bienestar y en que la economía mexicana experimente un crecimiento notoriamente mediocre.

Lee también: ¿Vamos bien en seguridad como dice el presidente? Esto dicen los datos

Es urgente la construcción de una cultura de rendición de cuentas que permita la transparencia, abierta y pública del desempeño gubernamental. Lo demás vendrá por añadidura.

En México, es alarmante la ineptitud y corrupción que hay en las policías y funcionarios públicos que en lugar de proteger al ciudadano protegen a los criminales. En nuestro país hay millones de personas buenas y no se debe permitir que gane el mal y la violencia por la ineptitud de nuestros gobernantes.

¿Estaremos a tiempo de perder el Estado que no aplica la Ley? Es una reflexión que debe hacer el presidente López Obrador porque los enemigos de México es el crimen, no los ciudadanos que lo sufren todos los días, es tiempo de que se aplique la Ley.

__________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad