Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mochila segura, un debate sobre la violencia y la privacidad de los menores

Mientras algunos padres manifiestan estar a favor de este tipo de operativos, la CNDH y organizaciones como Redim alertan de las fallas y riesgos de estas medidas.
dom 09 febrero 2020 07:00 AM
mochila segura
Oficiales de la policía federal con perros rastreadores visitan una escuela como parte de la operación llamada "Mochila segura", organizada por las autoridades locales después de los hechos ocurridos en Torreón.

Hace un mes, un tiroteo en una escuela privada de Coahuila puso sobre la mesa la posibilidad de implementar, una vez más, el programa Mochila Segura, que rechazan organizaciones civiles y al mismo tiempo apoyan algunos padres de familia.

La polémica sobre este operativo se remonta a 2001. Ese año, el ingreso de armas a escuelas prendió las alertas cuando un estudiante de 15 años se disparó frente a dos de sus compañeras en la Escuela Secundaria Diurna 163 “Francisco Javier Mina”, en la alcaldía Iztapalapa.

Ahora, el tema vuelve a ser debate tras lo ocurrido en el Colegio Cervantes, donde un menor de 11 años de edad hirió a seis personas, mató a su maestra y luego se quitó la vida.

Expansión Política reunió testimonios de madres y padres, quienes hablaron con la condición de reservar su información y la de sus hijos. Ellos se dijeron a favor de que esta medida se implemente en las escuelas con tal de evitar una tragedia como la ocurrida el 10 de enero en Torreón.

“Al final se trata de la seguridad de tus hijos”

“¿Cómo puede un niño tener acceso a drogas o armas? Eso es lo realmente complicado, yo prefiero que revisen la mochila”, expresó Tania, una madre que tiene a su hijo en una escuela del Estado de México, en la que no se ha puesto en marcha el plan Mochila Segura, algo que ella considera que debería ser obligatorio.

“Creo que este programa ayudaría a la prevención de accidentes en las escuelas. A lo mejor no es lo más correcto, pero es necesario”.

mochila segura
Las revisiones a las mochilas de niños y jóvenes estudiantes no son nada nuevo, este tipo de operativos datan desde hace casi dos décadas.

Para Rafael, un padre de familia que vive en Guanajuato, este operativo es necesario para la seguridad de los menores. Las revisiones en la escuela a la que asiste su hijo se pusieron en práctica desde hace un año, al menos una vez a la semana, y se realizan por parte de una comitiva de padres de familia.

“En el plantel prohibieron hasta sacapuntas, tijeras o cuadernos de espiral porque hubo un par de incidentes de niños que terminaron en el hospital. Quizás son medidas un poco exageradas, pero necesarias. Yo estoy cómodo, porque al final solo se trata de la seguridad de tus hijos”, comenta.

Fernando, un padre de familia que tiene inscrita a su hija en una escuela en la Ciudad de México, dice que el programa se implementó desde hace dos años, y también está a cargo de madres y padres de familia.

“Son medidas que no evitan en un 100% el riesgo de que un incidente pueda ocurrir, pero sí lo reducen. Si bien lo que ocurrió en Torreón tiene otros factores de fondo (como el contexto familiar del menor), nunca está de más supervisar lo que nuestros hijos llevan a la escuela”.

Te puede interesar: SEP y CNDH evaluarán implementar “Mochila Segura” tras ataque en Torreón

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, señaló el pasado 13 de enero que plantearía que sean los padres de familia quienes revisen las mochilas de sus hijos en las instalaciones del plantel y buscaría establecer protocolos de acción para que profesores y alumnos sepan cómo se enfrentan a una situación de esta naturaleza. “Los protocolos pueden salvar vidas”, expresó.

Publicidad

¿Cuáles son los inicios del operativo?

La primera vez que se implementó la revisión de mochilas fue en 2001, tras lo ocurrido en la secundaria Francisco Javier Mina, en Iztapalapa.

Meses después, el operativo se extendió a otras alcaldías de la Ciudad de México, en ese momento gobernada por Andrés Manuel López Obrador.

En el arranque participaron funcionarios de las procuradurías de Justicia federal y local, integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y de la Secretaría de Educación Pública (SEP), al igual que padres de familia y académicos.

mochila segura 2001
En 20021, el gobierno del entonces Distrito Federal implementó por primera vez el operativo 'Mochila segura'.

En 2002, el operativo Mochila Segura pasó a ser implementado fuera de la CDMX, a partir de que el entonces presidente Vicente Fox y su secretario de Educación, Reyes Tamez, anunciaron el programa "Escuela Segura, Sendero Seguro".

El programa constaba de tres componentes:

  • Mochila Segura, que implica la revisión por parte de los padres de familia de las pertenencias de los estudiantes.
  • Sendero Seguro, que reforzaba la vigilancia de las calles aledañas al plantel.
  • Entorno Seguro, que buscaba mejorar el contexto escolar con mayor iluminación, retiro de ambulantes y vigilancia de personas sospechosas.
Publicidad

Cinco años después, con la llegada de Felipe Calderón al gobierno, se presentó la estrategia de seguridad Limpiemos México, que planteaba tres objetivos: erradicar la drogadicción y la delincuencia de las escuelas; recuperar los espacios públicos para que vuelvan a ser territorio familiar, y combatir las adicciones y reforzar los programas de prevención.

Este programa contó con recursos específicos por más de 1,085 millones de pesos durante cuatro años (2009-2012) y estaba enfocado a escuelas de educación básica ubicadas en los 150 municipios a nivel nacional con mayores índices delictivos.

En el año 2015, el gobierno de Enrique Peña Nieto eliminó este programa como parte de los recortes al ejercicio presupuestal.

mochila segura
En 2015, como parte de los recortes al ejercicio presupuestal, el gobierno federal eliminó el programa Escuela Segura, creado durante la administración del expresidente Felipe Calderón.

Sin embargo para 2017, luego de que se registró el tiroteo en el Colegio Americano de Monterrey, la SEP reactivó el operativo, que de acuerdo con el entonces secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, ayudaba “a inhibir la existencia de armas en los planteles escolares”.

La Redim, en contra del 'Mochilla Segura'

Juan Martín Pérez García, director de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim) en México, consideró que el operativo Mochila Segura “representa el fracaso de las personas adultas y de las autoridades porque basamos nuestras relaciones con niñas y niños bajo el principio de la desconfianza".

“Hay que reconocer que detrás de esto hay un negocio: te regalan miedo para venderte seguridad, hay que dejar claro que Mochila Segura es un distractor de recursos y nos aleja del verdadero debate: las graves omisiones del Estado Mexicano para frenar la violencia contra la niñez y adolescencia”, refirió en un comunicado tras lo ocurrido en Torreón.

Recomendamos: Beatriz Gutiérrez: "mochila segura no hasta la escuela, sino desde casa"

La Redim alerta que este tipo de operativos genera incertidumbre y riesgos a la integridad de niños y adolescentes, además violentan el derecho a la educación, privacidad, discriminación y presunción de inocencia, por ello, destaca que este tipo de operativos no representan una solución.

¿Qué dicen la CNDH y la SCJN?

En noviembre de 2019, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) acordó revisar la implementación del programa Mochila Segura a fin de analizar la obligación del Estado mexicano de satisfacer el derecho a la educación de calidad con elementos mínimos de seguridad.

El proyecto, propuesto por la ministra Norma Lucía Piña Hernández, plantea ponderar el principio del interés superior del menor y sus derechos a la intimidad, privacidad y presunción de inocencia.

“Se trata de revisar si los derechos a la educación e integridad de los estudiantes justifican la revisión de sus pertenencias o, en su caso, bajo qué estándares se pudiera realizar esta acción”, acordó la Primera Sala.

¿Y cómo vamos en el control de armas?

La Redim ha señalado que la principal causa de que se cometan actos como el del Colegio Cervantes de Torreón es el fácil acceso a las armas en un país que sigue bajo un contexto de guerra.

El tipo de pistolas que fueron usadas en el tiroteo del pasado 10 de enero –de calibres .25 y .40– son las que más decomisan las autoridades mexicanas: solo de diciembre de 2018 a agosto de 2019, 807 armas cortas fueron aseguradas en el país, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

En noviembre de 2019, el gobierno mexicano presumió “cifras históricas” sobre el aseguramiento de las armas más utilizadas por la delincuencia organizada: 7,432 del tipo Browning M2, calibre .50, Fusil Barrett, AR-15 y AK-47. El 70% de este armamento, según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), proviene de Estados Unidos.

El año pasado, la SSPC registró 24,420 homicidios dolosos y 12,302 lesiones dolosas por arma de fuego; mientras que por actos de omisión o negligencia (culposo), la dependencia dio cuenta de 71 homicidios y 477 lesiones.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad