Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Redim pide reducir disponibilidad de armas en México

La Red por los Derechos de la Infancia considera que el tiroteo de este viernes está relacionado con la disponibilidad de armas; hasta 2017, 404 menores pugnaban una condena por portación de armas.
vie 10 enero 2020 02:35 PM
Si un niño
recurre a la violencia como forma de resolver problemas reales o si tiene una perspectiva maniquea del mundo cuando no está jugando, los padres de familia tienen que buscar ayuda.

En un contexto de guerra contra el narco, iniciada hace 13 años y que a su vez permite el fácil acceso a las armas, un niño de 11 años abrió fuego dentro de su colegio en Coahuila, causando la muerte a una profesora y heridas a otro maestro y cinco compañeros, para luego quitarse la vida.

“La víctima de un contexto violento se convirtió en victimario”, refirió este viernes Juan Martínez Pérez, presidente de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), en un mensaje que dirigió tras el tiroteo ocurrido en el Colegio Cervantes, en Torreón.

Publicidad

"Este pequeño de 11 años nació en un país en guerra; nuestra sociedad reproduce esta dinámica armada y claramente se tiene el mensaje de que las cosas se resuelven con violencia”, explicó el activista.

Este hecho está directamente vinculado con la disponibilidad de armas.
Juan Martínez Pérez, Redim

A esto se suma el hecho de que, igual que en todos los países en guerra, en México hay una amplia y fácil disponibilidad de armas.

“El que este pequeño tuviera acceso a armas nos habla de la impresionante cantidad de armas, que podemos mencionar, circulan por millones, ya sea porque las familias buscan protegerse en este entorno de violencia o porque están dentro del crimen organizado”, puntualizó Martínez Pérez.

De acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), hasta 2017 había 404 menores de edad pugnando una condena por portación ilegal de armas.

Conoce más: Menor dispara a maestra en Torreón; gobierno señala influencia de videojuego

País en guerra

El director de Redim recordó que en 2006, el entonces presidente Felipe Calderón decidió confrontar al crimen a través de la militarización, y que, pese a los señalamientos internacionales, la administración de Enrique Peña Nieto continuó esa estrategia.

"Ahora, en esta administración se reforzó incluso con una Guardia Nacional", dijo.

El resultado de esta guerra es que cada día, alrededor de 3.6 menores mueren en hechos violentos y siete son desaparecidos, de acuerdo con la organización.

Publicidad

De 2007 (cuando inició en forma la guerra contra el narco) a 2018, 14,700 menores de 18 años fueron asesinados en México, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los mismos datos dan cuenta de que la población más vulnerable son los niños de entre 10 y 14 años de edad, y los adolescentes de 16 a 17 años.

También puedes leer: Violencia alcanza a niños por la "fragilidad del Estado": Redim

La alerta de la CNDH

En noviembre de 2019, la CNDH puntualizó que la actual situación de violencia es consecuencia de problemáticas estructurales que resultan "desvastadoras" para los menores.

Muestra de ello, indicó el organismo en un informe, es que los asesinatos de menores de edad casi se han triplicado, y alrededor de 30,000 de ellos engrosan las filas del crimen organizado.

La Comisión Nacional detectó entonces las distintas formas de violencia (estructural, cultural y directa) a las que están expuestos los menores en México en su entorno social:

  • Víctimas de homicidio.
  • Involucramiento en actividades delictivas.
  • Privación de la libertad.
  • Trata.
  • Desplazamiento forzado.
  • Orfandad.
Publicidad

Respecto a la población infantil que es captada por el crimen organizado, la CNDH detalló que los más pequeños trabajan como vigilantes o "informadores" en diversas actividades; a partir de los 12 años se les emplea para cuidar casas de seguridad; y los más grandes, de 16 años en adelante, se ocupan del traslado de la droga y comienzan a ser contratados como sicarios.

Además, de acuerdo con el organismo nacional, en 2017 había una población total de 5,659 niños, niñas y adolescentes pugnando una condena por ilícitos como:

  • Robo (2,137 menores detenido).
  • Homicidio (950).
  • Lesiones (512).
  • Portación ilegal de armas (404).
  • Posesión ilegal de drogas (403).
  • Secuestro (301).
  • Comercio ilegal de drogas (226).

Recomendamos: El crimen mata cada vez a más menores y tiene en sus filas a casi 30,000

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad