Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México vuelve a récords de contagios, pero con un escenario de menor riesgo

A diferencia de enero de 2021, cuando en México se registró la segunda ola de COVID-19, en 2022 los hospitales no presentan saturación y las cifras de personas fallecidas son menores.
lun 10 enero 2022 11:59 PM
(Largas filas para realizarse la prueba de Covid-19 en todo el territorio nacional)
Aun cuando las filas para pruebas de COVID se han incrementado, las hospitalizaciones no.

Los hospitales saturados y las largas filas de espera para conseguir tanques de oxígeno que se observaron a principios del año pasado, cuando México vivía su segunda ola de contagios de COVID-19, no se comparan con la menor ocupación hospitalaria actual ni con el menor número de fallecimientos registrados diariamente, pese a que los casos positivos registrados en el arranque de 2022 son mayores.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal (SSa), a principios de 2021 se registraba una ocupación hospitalaria de alrededor de 50%, tomando en cuenta que ya se habían reconvertido unidades médicas y se mantenían abiertas algunas unidades temporales. En contraste, aunque en este inicio de año se reportan largas filas de personas que quieren hacerse pruebas de detección, se mantiene una ocupación hospitalaria de entre 15% y 19% en camas generales y de entre 11% y 12% en camas con ventilador.

Publicidad

“(En) la foto actual, vemos que hay crecimiento en algunas zonas geográficas, pero todavía no parecería que va a ser de manera alarmante como fue en las olas anteriores”, dice Héctor Valle Mesto, presidente ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud).

México alcanza récord de contagios, pero hay un escenario de menor riesgo

El experto señala en entrevista que, aunque la variante Ómicron del virus SARS-CoV-2 parece ser mucho más contagiosa, también es mucho menos dañina o agresiva y por eso para las personas vacunadas representa una menor posibilidad de que se desarrolle enfermedad grave. Por ello, cuando se compara la situación actual con otras previas, “hay mucho menos hospitalización con la variante nueva que con las variantes anteriores”.

De mediados de diciembre de 2020 a los primeros días de enero de 2021, la hospitalización de camas generales estuvo entre 44% y 55%, en tanto que la de camas con ventilador llegó hasta el 46%. Más aún, en algunas entidades el panorama fue más serio: la Ciudad de México, por ejemplo, superaba el 90% de ocupación.

Para ese entonces, solo el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) había incrementado en 39% su capacidad hospitalaria con más de 6,000 camas y puso en marcha la Operación Chapultepec, para trasladar a personal de salud de otros estados a las localidades donde se requerían más.

Actualmente, las autoridades sanitarias han mencionado que están pendientes por si se requiere una nueva reconversión. En tanto, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) envió un oficio a directores de hospitales para pedirles que se prepararan para un incremento en los ingresos hospitalarios y en las bajas por incapacidad del personal de salud.

 

Andreu Comas, integrante del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoViGen-Mex), epidemiólogo e investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, señala que, aunque la circulación actualmente es mayor, gracias a la vacunación y a que gran parte de las personas más vulnerables ya falleció, la mortalidad y la hospitalización son menores en esta ola.

“La mortalidad y hospitalización van de la mano en la primera y en la segunda ola y se empezaron a desfasar en la tercera ola, y van a ir mucho más desfasadas en la cuarta ola. Ahorita, ya desgraciadamente la mayoría de los vulnerables ya se nos murieron y tenemos gente más resistente a la infección”, expone.

AMLO mortalidad covid
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que la mortalidad es menor, pese a que ha reconocido que hay más contagios que en otras olas.

A diferencia de los incrementos diarios de fallecimientos de hace un año, que se contaban incluso por miles, actualmente, del 1 al 7 de enero no superaron los 200 por día. Sin embargo, las infecciones registradas diariamente son mayores. Por ejemplo, el 6 de enero de 2021, se reportaron 13,345 casos nuevos, y el jueves pasado, 25,821.

La variante Ómicron puede contagiar hasta a 11 personas, a diferencia del virus SARS-CoV-2 original, que podía infectar a entre tres y cinco personas. Además, los síntomas se presentan entre 48 y 72 horas después del contacto con el coronavirus, cuando antes era entre cinco y siete días.

“La variante Ómicron tiene una gran capacidad de reinfectar e, incluso, se dice que viene por buena parte de los que faltan (de contagiarse), así que va a infectar a muchos”, explicó recientemente el encargado federal de enfrentar la epidemia de influenza AH1N1 de 2009 en México, el médico Alejandro Macías, a través de su canal de YouTube.

 

Pero aunque la evidencia —hasta ahora— y las autoridades confían en que esta variante puede causar una enfermedad menos grave, los expertos piden no confiarse y mantener las medidas sanitarias, aunado a que llaman a las personas a que, de sentir síntomas, se aíslen hasta no confirmar un resultado negativo, para así no saturar los hospitales.

“Aunque se complique poco porcentaje de estos (casos), eso puede colapsar a los servicios de salud”, señaló Macías, en tanto que Comas sostiene que hay un pendiente con adultos mayores y niños, quienes siguen siendo grupos vulnerables. Los últimos aún no han sido vacunados y ambos pueden sufrir el impacto del COVID largo.

“Vamos a tener mucha enfermedad leve, pero desgraciadamente esa enfermedad leve nos va a llevar a que tengamos muchas personas con COVID largo”, dice el investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

“México no ha hecho ningún cambio, desde el principio de la pandemia no ha modificado la política y esto es preocupante, porque esto nos va a llevar a una infección masiva, con grandes secuelas importantes”, advierte Comas.

Publicidad
Publicidad