Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Adriana Dávila: “En la interna del PAN, hay una simulación espantosa”

La exaspirante a la dirigencia nacional panista denuncia que en la interna albiazul se puso a trabajar el aparato del CEN para lograr que Marko Cortés repita al frente del partido.
jue 23 septiembre 2021 06:00 AM
Adriana Dávila
Adriana Dávila ha sido senadora y diputada federal, así como funcionaria en Hacienda y en la Conagua.

Adriana Dávila, exsenadora, exdiputada y ahora exaspirante a la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), denuncia diversas irregularidades en la contienda interna de su partido a realizarse –tentativamentre– el 24 de octubre, en la que a partir de este jueves Marko Cortés será calificado como el único militante que consiguió las firmas suficientes para poder competir.

De entrada, habla de un padrón inflado y del uso de recursos en favor de un candidato único que, asegura, parece emular el viejo estilo priista, pero ahora con la versión de un “Jolopo panista”.

Publicidad

Denuncia proceso viciado

Para Adriana Dávila, la elección interna del partido en el que milita y conoce desde hace 26 años, es una simulación que tuvo un nacimiento viciado de origen.

“Uno de los requisitos para registrarnos era recabar 27,000 firmas. Obviamente, el aparato estuvo a todo lo que dio, pero a algunos militantes que me dieron su firma, les hablaron para agradecerles que le dieran la firma a Marko”, dice la exlegisladora.

En su opinión, el proceso interno ha sido una “simulación espantosa” en la que solo tenía dos opciones: registrarnos y simular que se juntó con las firmas solicitadas y repetir con ello la historia de las dos elecciones pasadas o bien, decir la verdad: Solo obtuve 19,615 firmas de apoyo.

“Yo tomé la decisión de optar por la segunda opción. No puedes enfrentar la mentira con otra mentira. Esto me parece que no abona a un partido que se dice democrático”, establece.

Por irregularidades como un padrón inflado y uso irregular de recursos, Dávila ya presentó las respectivas denuncias ante la Comisión Organizadora Nacional de la Elección del Comité Ejecutivo Nacional (Conecen) y el Instituto Nacional Electoral (INE). Además, alista una tercera denuncia ante el Instituo Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Y es que Cortés Mendoza informó el 1 de septiembre en redes sociales de su separación del cargo para buscar la reelección en el blanquiazul para el periodo 2021-2024. Sin embargo, la renuncia fue efectiva prácticamente hasta el 4 de septiembre, denuncia. Entonces, en 14 días recabó 110 mil firmas.

"¡Por Dios, haciendo cuentas son casi 8,000 firmas diarias!", critica Dávila Fernández.

“¡Dime quién, en su sano juicio, puede recabar tantas firmas en un día! De verdad, piensa que somos idiotas. ¡Es patético!”, enfatiza.

Publicidad

La aplanadora azul en 2021

El 14 de septiembre, Marko Cortés se presentó en la sede nacional del blanquiazul con 32 cajas que daban cuenta de las firmas que recabó de la militancia de todo el país en apoyo a su candidatura, entre ellas, los gobernadores de Yucatán, Mauricio Vila, y Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Además de los mandatarios de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; Durango, José Rosas Aispuro; Chihuahua, Maru Campos; electo de Querétaro, Mauricio Kuri, y saliente de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis.

Entre las firmas, Cortés sumó el respaldo del expresidente Vicente Fox, así como de militantes, senadores, diputados federales y locales, alcaldes electos y líderes sociales como Gustavo de Hoyos, con lo que superó las 27 mil requeridas en la respectiva Convocatoria.

Dávila reunió 19, 615 firmas de apoyo a su candidatura, el 7.25% de las solicitadas y el exdiputado federal Gerardo Priego, otro de los contendientes ni siquiera se presentó ante la comisión para cumplir con ese requisito, aunque también denunció irregularidades en el proceso interno.

¿Cómo han sido las anteriores elecciones internas del PAN?

En la elección del 17 de agosto de 2015, el entonces aspirante a la dirigencia nacional albiazul, Ricardo Anaya, registró cerca de 235,000 firmas contra las 47,701 de su adversario y exgobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Al final, el otrora “joven maravilla”, Ricardo Anaya Cortés, obtuvo 193,944 votos, que representan el 81.91% del total, contra 37,953 de Corral Jurado; es decir, el 16.03%.

El 13 de noviembre del 2018, el candidato Marko Cortés se impuso con el 79% de la votación, mientras que Manuel Gómez Morín obtuvo el 21% de los 181,834 votos registrados, de un padrón de más de 280,000 militantes.

"¿El PAN cuenta con un padrón de militantes confiable?", –se le pregunta. "Por supuesto que no, no sólo no hay un padrón en el que podemos confiar, sino que tampoco hay un proceso confiable", asegura

Este jueves 23 de septiembre, la Conecen que preside Gonzalo Altamirano Dimas, tras cotejar las firmas de apoyo y los requisitos solicitados en la convocatoria panista, deberá dar a conocer las “candidaturas válidas”. A partir de entonces de consejo nacional determinará si va a un proceso electoral con un candidato o inicia un proceso para calificar a Cortés como dirigente.

En caso de una elección, entre el 24 y el 23 de octubre se desarrollará la campaña interna, y el 24 de octubre se llevará a cabo la elección

Publicidad

Jolopo azul

En 2018, tras su triunfo electoral interno y durante su primer discurso como dirigente nacional panista electo, Cortés Mendoza ofreció “unir al partido en la dirección correcta".

Empero, atrás quedó esa promesa porque para Dávila, la dirección que ha tomado el blanquiazul va en sentido opuesto a la democracia interna con la que nació, de ahí que llama a retomar la ética pública.

“Es la primera vez en una contienda en la que no hay otro participante porque no había intención de quienes controlan los órganos del partido de que hubiera una contienda democrática”, fustiga.

Además, considera que la candidatura única le permitirá a Marko Cortés “no tener que decir que los resultados de la elección del (5 de junio) de este año no fueron los adecuados y que la elección de estos tres años como presidente del partido no fueron los que la gente esperaba”.

Acusa que hay descontento en la militancia por la forma en la que “están controlando al partido”, por las irregularidades que ya ha denunciado ante la Conecen. Pero lamenta que ésta “no respondió una sola de las denuncias y señalamientos”.

La exaspirante ha pedido copia de las firmas que entregó Marko Cortés para saber si cumplió los requisitos o hubo simulación.

"La falsificación de firmas o el uso del aparato partidista es lo que lo hace estar en la contienda", denuncia.

Destaca que, de confirmarse que se hizo uso del aparato partidista para favorecerlo, Cortés será recordado el 24 de octubre como el "Jolopo" panista, en alusión a la elección presidencial de 1976, cuando José López Portillo ganó la presidencia de la República sin que mediara contrincante alguno.

Más irregularidades

“Queremos saber (con nombre y apellido) quiénes son las 110 mil firmas que registró Marko Cortés, por ello, vamos a presentar ante el INAI una denuncia por uso indebido del padrón de militantes, porque tienen teléfonos y les llamaron a través de un Call Center”, explica.

“No me extraña, pero no podemos normalizar esas irregularidades”, agrega, luego de que, a través de sus redes sociales, varios militantes denunciaron que recibieron llamadas telefónicas para agradecerles su firma de apoyo en favor de Marko, “a pesar de que nunca lo hicieron”.

Tal es el caso del video que difundió Rocío Teyssier, quien se identificó como militante del PAN en Veracruz y recibió dos llamadas para agradecer su apoyo a Cortés Mendoza, cuando su firma fue para Dávila Fernández.

"Mi nombre es Rocío Teyssier, soy militante del PAN, de aquí de Orizaba, Veracruz. Quería comentarles que el día de hoy recibí dos llamadas: una de Xalapa y otro con un número de la CDMX, donde agradecían mi firma a favor de nuestro compañero Marko Cortés”.

“En ambos casos, a las dos personas que me llamaron les hice saber que yo no firmé por Marko Cortés, que mi firma es para Adriana Dávila. Entonces que, si estaba yo en alguna lista de ellos, que hicieran favor de rectificar”, se escucha en el video.

Ni renuncio ni busco “chamba”

Al dejar claro que, su lucha por democratizar al PAN la hará como militante, Adriana Dávila asegura que “no le deseo en lo absoluto que el partido tenga derrotas; sin embargo, lamento muchísimo que bajo estos mecanismos sigamos los mismos caminos que ya vimos en el 21 (tras los resultados de las elecciones del 5 de junio)”.

Además, agrega que “Gonzalo (Altamirano) ya se había inclinado por Marco, así como tres diputadas que están en la comisión (…). No hubo ni siquiera la mínima posibilidad de simular. Ni siquiera cuidaron las formas”.

Sobre su posible renuncia al partido, dice que “no les voy a regalar mi ausencia. Jamás. Nunca. Eso es lo que han de esperar, que me vaya. No les voy a dar el gusto”.

-¿Cuál será tu papel en el PAN?

-Haré todo lo posible porque desde los estados se empuje la democracia interna por el partido y que ojalá eso anime a otros militantes de otros partidos a hacer lo mismo por sus propios partidos porque lo que estamos pasando en el PAN, lamentablemente, es el reflejo de lo que estamos viviendo en otros partidos.

“Vi a Martha Tagle intentar hacer lo propio en su partido (Movimiento Ciudadano) y no fue posible. También vi a Ivonne Ortega hacer lo mismo (en el PRI) y no fue posible. Yo estoy tratando de hacer lo mismo", recalcó.

Entonces, exclamó: “Hay mujeres que nos hemos atrevido a hacer esto (a impulsar la democratización interna en los partidos políticos) y yo estoy haciendo y haré todo lo que esté a mi alcance. Yo sigo siendo militante".

-¿Aceptarás alguna cartera?

-No. Diría Maquío, ¡Si no estoy buscando chamba!

Dávila asegura que dará la lucha al interior del partido para lograr que retorne a sus orígenes democráticos y advierte que no quitará el dedo del renglón para que se transparente el padrón de afiliados.

Publicidad
Publicidad