Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con 90 políticos asesinados, en 2021, las campañas más violentas desde 2000

Los homicidios, secuestros, amenazas, fueron algunas de 782 agresiones que se perpetraron contra políticos y candidatos en el actual proceso electoral.
sáb 05 junio 2021 11:59 PM
Alma-MC
Alma Barragán, candidata del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Moroleón, fue una de los 89 candidatos que fueron asesinados en el actual proceso electoral.

Con 90 asesinatos y 693 agresiones contra políticos y candidatos, el proceso electoral de 2021 es el más violento de los últimos 20 años, ello a pesar de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador implementó un protocolo para blindar de amenazas del “crimen organizado” y de “cuello blanco” a candidatos a puestos de elección popular.

Expertos consultados por Expansión Política advierten que no funcionó el mecanismo que ideó el gobierno federal para proteger a los 21,000 candidatos a puestos de elección popular y así lo demuestra que, en la recta final de la campaña, arreció la violencia contra los candidatos.

Publicidad

El asesinato de René Tovar, quien competía por el municipio de Cazones, Veracruz, se agrega a los recientes homicidios de Alma Barragán, candidata del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Moroleón; el de Cipriano Villanueva, aspirante a regidor por Chiapas Unido, en Acapetahua, Chiapas; el secuestro de Marilú Martínez Núñez, candidata a la alcaldía de Cutzamala de Pinzón, Guerrero, y el ataque a la casa del candidato del PRI a diputado federal, Antonio Domínguez Aragón.

“No sirvió mucho, fue una respuesta burocrática ante una demanda colectiva: violencia, amenaza, acoso por distintos grupos. Es una respuesta burocrática a una problemática de alcance nacional, virulenta y compleja”, asegura Carlos Rodríguez Ulloa, integrante del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia.

De acuerdo con el Quinto Informe de Violencia Política con México, realizado por la consultora Etellek, desde el 7 de septiembre y hasta el pasado 31 de mayo, se registraron 782 agresiones contra 737 víctimas.

Publicidad

De las 737 víctimas, 518 (70%) eran aspirantes a puestos de elección popular a alguno de los cargos en disputa este 6 de junio.

Rubén Salazar, director de Etellek, explicó que es durante el periodo de campañas es donde más agresiones contra políticos se registran y así fue en el actual proceso electoral.

En los últimos días, prácticamente en cada jornada se reportaron secuestros, ataques a balazos, agresiones o asesinatos de candidatos.

Hasta el 2 de junio, las elecciones de este 2021 se colocan como las segundas más violentas desde el año 2000, en cuanto al número de homicidios, pero en cuanto agresiones, se ubican en el primer sitio.

El proceso de 2018-2019 registraba un total de 152 homicidios, mientras que el actual suma 90, agregando el del candidato veracurzano asesinado la noche del viernes. En agresiones, hasta ahora se han reportado 782, lo que representa 1% más a las registradas en el proceso electoral anterior, que fueron 774.

Publicidad

El director de Etellek, Rubén Salazar explica que la violencia suele presentarse en procesos electorales federales como los de este año, en los que además de las 15 gubernaturas, estará en disputa la Cámara de Diputados, 30 Congresos locales y alrededor de 2,000 presidencias municipales.

La violencia se hace presente en fenómenos federales concurrentes, en las elecciones locales intermedias que ha habido un solo candidato asesinado tanto lo que fue el 2019, ni el 2020".
Rubén Salazar, director de Etellek.

Falló el diagnostico

Desde Zacatecas, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno ofrecería protección a candidatos a puestos de elección popular para evitar que fuera el “partido del crimen organizado” el que impusiera candidatos.

En una conferencia matutina, la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, detalló que el protocolo de protección para candidatos consistía en instalar mesas de trabajo y reforzar la seguridad en estados y municipios de alto riesgo.

Día a día, el gobierno federal mantenía un monitoreo de hechos relevantes de amenazas contra candidatos a puestos de elección popular. Cuando el caso lo ameritaba, se les brindó protección a través de elementos de seguridad.

El pasado 21 de mayo, el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, informó que 190 elementos de ese cuerpo de seguridad, brindaba protección a 57 candidatos a puestos de elección popular.

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que esos actos de violencia buscaban atemorizar a los ciudadanos para que no salieran a votar el 6 de junio, por lo que llamó a los mexicanos a salir a las urnas.

“Es una situación lamentable porque se da en medio del proceso electoral, estamos en vísperas de las elecciones y sí es gente que quiere generar inestabilidad, sin duda es delincuencia organizada”, comentó en su conferencia del 26 de mayo pasado .

Rubén Salazar considera que es errónea la lectura que el presidente López Obrador le dio a la causa de la violencia contra los políticos.

“Lo que dijo el presidente de que con la delincuencia organizada se dice que es el narcotráfico, pero no hay una estadística que lo pueda validar y tampoco hay una estadística ministerial, sentencias donde la autoridad compruebe que tal cantidad de políticos fueron asesinados por los cárteles”, comentó.

Para el especialista en seguridad Carlos Rodríguez Ulloa el protocolo que implementó el gobierno federal fue superado por la violencia organizada.

La violencia política es un síntoma de que las instituciones de la seguridad y procuración de justicia están limitadas”.
Carlos Rodríguez Ulloa, integrante del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia.

Destaca que pra resguardar la seguridad de los ciudadanos, en el país se desplegaron 3,300 elementos de las fuerzas armadas, una cifra que considera insuficiente para un país con más de 110 millones de personas.

Publicidad
Publicidad